J. Lozano / ReL - 10.01.2019

 

 Michael O´Brien, novelista canadiense

 

Michael O´Brien es considerado por muchos como el mejor novelista católico vivo. Cientos de miles de lectores han leído El Padre Elías, la obra con la que se consagró mundialmente, y otras más que se convirtieron en una profecía de lo que se está viviendo ahora, y que con su tinte apocalíptico alertan de los nuevos totalitarismos que se dan en la sociedad actual.

 

En Francia acaban de publicar Le journal de la peste, novela que publicó en 1999 y que en español se editó bajo el título de La última escapada, y que anticipaba la realidad actual de la imposición escolar de la ideología de género: un padre que lo deja todo y huye con sus hijos, perseguido como un peligroso criminal por no querer que sean adoctrinados en el colegio.

 

Una revolución que afecta a todas las esferas

 

En una entrevista en Famille Chretienne, Michael O´Brien habla de la decadencia de Occidente y afirma que “los signos de decadencia son legión. Uno puede ver los síntomas en todas las artes, y especialmente en la glorificación del arte degenerado, la industria del entretenimiento y el poder de los nuevos medios para controlar y reformatear la conciencia. Estamos viviendo una revolución cultural y, de hecho, una revolución que afecta a todas las esferas”.

 

El escritor canadiense alerta de que “estamos presenciando una revolución social y política impuesta a todas las naciones”. En primer lugar cita “la redefinición de la moralidad sexual, de la cual la revolución de género es un ejemplo obvio. Así como el surgimiento de una cultura de la muerte llamando bien al mal, y al asesinato de un niño en el vientre de su madre un gesto de compasión”.

 

En general las políticas de los dirigentes de los países occidentales como el caso de Trudeau en Canadá, país del escritor, Macron en Francia o Sánchez en España van contra los ideales cristianos. Ante esto, O´Brien cree que “cada vez que una idea va contra la vida y los Evangelios proviene de un espíritu del Anticristo. Pero hay que tener cuidado. No podemos rechazar esto o a aquel líder diciendo: ‘Este es el Anticristo’. Vivimos en medio de este espíritu que impregna todo el mundo occidental. En su primera epístola, el apóstol San Juan dice que un día vendrá el hombre de pecado, el verdadero Anticristo. Y muchos anticristos primitivos lo prefiguran.

 

Educar a los hijos

 

¿Qué deben hacer los católicos en el mundo de hoy? Ante esta pregunta, el autor de El Padre Elías lo tiene claro: “Hay que formar y proteger, sin duda con prudencia, a nuestros hijos. Pero, al mismo tiempo, nuestros corazones deben estar abiertos para amar a cada persona, incluso a nuestros enemigos. Sin compromiso, pero también sin miedo”.

 

Sin alejarse de lo que ocurre en su país, el gran laboratorio de la ideología de género, O´Brien afirma que en Canadá por ejemplo se produce “un ataque a la familia”, la eutanasia es completamente legal y ahora cualquiera puede ser “sacrificado” sólo por estar deprimido o ser enfermo mental. “Estoy convencido de que uno de los síntomas del totalitarismo es que algunos seres humanos son desechados”, sentencia.

 

*Publicado originalmente en ReL

 

 

Aceprensa - 10.01.2019

 

Foto: Cathopic 

 

Normalmente se espera que los abuelos reciban ayuda de sus hijos adultos si la necesitan. Pero en algunos países la tendencia se está invirtiendo. Son los abuelos los que prestan ayuda a los hijos adultos, y en no pocos casos hasta los sustituyen en sus responsabilidades paternas. En EE.UU. el 16% de los niños está a cargo de un abuelo, sin que sus padres vivan con ellos, según los últimos datos del censo publicados en The Guardian.

 

La tendencia ha experimentado un rápido aumento, ya que en el censo de 2000 la proporción de niños a cargo de abuelos era un 6%. Según las estadísticas más recientes, 2,9 millones de abuelos tienen a sus nietos viviendo con ellos, y son los responsables últimos de acompañarles al médico, supervisar sus deberes escolares, sus tareas domésticas y sus juegos.

 

En la actual generación, el 28% de los niños afroamericanos viven con un abuelo sin que esté presente ninguno de sus padres, mientras que entre los niños blancos el porcentaje asciende al 24%.

 

Con frecuencia estas familias sufren dificultades económicas, especialmente si solo cuentan con un abuelo. Mientras que el 17% de los niños que viven en un hogar a cargo de dos abuelos viven bajo el umbral de pobreza, esta situación afecta al 48% de los que están a cargo de una abuela sola. No es fácil llegar a fin de mes para una abuela sola, sobre todo si depende de una pensión. Por eso, abuelos que han ahorrado dinero para su jubilación, tienen que echar mano de su plan de pensiones o volver a trabajar para mantener a su nueva joven familia.

 

El aumento desde principios de los años 90 de las familias a cargo de abuelos se debe con frecuencia a la adicción de los padres a las drogas y a problemas de violencia doméstica. Las muertes por sobredosis de opiáceos o de cocaína, o la incapacidad para ocuparse de los hijos por la adicción, llevan a que los niños queden sin un adulto que se ocupe de ellos.

 

En estos casos, la mejor opción para los servicios sociales es poner a los niños a cargo de un familiar, generalmente los abuelos. La solución de los abuelos es mejor que la de una familia de acogida, según explica Donna Butss, de Generations United: “Los niños se sienten queridos, no pierden sus raíces, y es más probable que los hermanos permanezcan juntos. Hay más probabilidades de que los abuelos no abandonen a sus nietos y que superen los momentos difíciles de su educación”.

 

El hacerse cargo de los nietos no va acompañado necesariamente de una ayuda del Estado. En EE.UU. las ayudas son muy variables según los estados, y hay una llamativa escasez de apoyo material y moral a estos abuelos.

 

*Publicado originalmente por Aceprensa

 

 

ACI Prensa - 27.11.2018

 

 

Desde el 31 octubre de 2018 ya se han sumado más de 8 mil personas que dedican 10 minutos de su día para “hablar con Jesús por WhatsApp” a través de una nueva iniciativa de evangelización.

 

Se titula “10 minutos con Jesús” y consta de un grupo de Whatsapp en el que miles de personas de todo Latinoamérica reciben diariamente un audio con meditaciones de 10 minutos, en el que un sacerdote simula una conversación en voz alta con Jesús.

 

Muchos usuarios aseguran escuchar las meditaciones mientras se arreglan por las mañanas, preparan el desayuno, conducen o se dirigen a su centro de estudio o trabajo.

 

“El objetivo de estas meditaciones breves es el de llevar al oyente a conocer personalmente a Jesucristo, a conversar con Él, a asimilar su mensaje y ponerlo en práctica en su vida cotidiana. En cada meditación hay un encuentro con Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, que no espera a ser buscado, sino que sale a nuestro encuentro. De ese encuentro se desprende un diálogo amable, cercano. Eso es la oración, hablar con Dios de tú a tú”, indicó a través de un comunicado el P. Santiago Villa Botero, uno de los promotores de la iniciativa.

 

10 minutos con Jesús nació en España y se expandió rápidamente a Ecuador, Colombia, Argentina, Guatemala, México, Chile, Perú y Venezuela. La iniciativa surgió cuando una madre de diez hijos pidió al sacerdote del colegio en el que trabajaba, que grabara algunas meditaciones en audio para enviarlas a sus alumnos e hijos en las vacaciones. Al poco tiempo vio que la iniciativa se hacía viral y se conformó un grupo de sacerdotes amigos que empezó a crear las meditaciones. “Tuvo tanto éxito que en menos de una semana habían alcanzado más de tres mil personas que escuchaban las meditaciones”, indicó el P. Villa.

 

En la actualidad, la iniciativa cuenta con 33 grupos de WhatsApp con más de 8 mil personas. Además, las meditaciones pueden escucharse a través de Spotify, Telegram y Spreaker.

 

El P. Villa aseguró que las meditaciones están muy centradas en el Evangelio y tiene un lenguaje que se puede traducir a la vida diaria. “La vida de Jesús no es una cosa del pasado. En las conversaciones con Él se busca meterse en el evangelio como un personaje más”, indicó.

 

Nicolás, un joven escolar contó que siempre escucha las meditaciones mientras se dirige al colegio. “Es un lenguaje juvenil, veo que cada sacerdote tiene su propio estilo, y que hablan con Jesús de manera espontánea, sin un lenguaje demasiado retórico y clerical. La he compartido con muchos amigos y también les ha gustado”, narró.

 

Para empezar a escuchar las meditaciones ingresa a www.10minconjesus.net y presiona el link de “unirme por WhatsApp”.

 

Si deseas escuchar los audios en Spotify ingresa AQUÍ.

 

ACI/InfoCatólica - 11.12.2018

 

Foto: Rawpixel 

 

En una reciente encuesta a mujeres que habían abortado destacaron que la falta de recursos, apoyo e información fue determinante en su decisión.

 

En respuesta a una encuesta realizada por el sitio web FemCatholic, las mujeres consultadas dijeron que hay una falta de información práctica sobre el apoyo disponible para madres jóvenes. Además expresaron su temor al rechazo por parte de familiares y seres queridos.

 

Una encuestada dijo que lo que necesitaba urgentemente cuando se encontró con un embarazo inesperado, pero que no pudo encontrar, eran «recursos prácticos, consejos e información».

 

«¿Cómo puedo terminar mi carrera y ser madre? ¿Dónde viviré? ¿Podré quedarme en la residencia de estudiantes? ¿Hay otras madres con carreras prósperas que comenzaron con un embarazo no deseado y solteras?», escribió la entrevistada.

 

En muchos casos, la razón por la que las mujeres optaron por un aborto fue porque nadie les dijo que podían continuar con sus vidas y al mismo tiempo ser madre a una edad joven, indicaron.

 

La misma encuestada escribió que después del aborto, descubrió que había una vivienda especial y ayuda financiera en su universidad para estudiantes como ella y que podía haber terminado sus estudios.

 

«Me enferma pensar en ello. Si esa información hubiera estado disponible, hoy tendría un hijo de diez años», dijo.

 

FemCatholic se inspira en las «campañas efectivas e inteligentes para la promoción de la mujer» de san Juan Pablo II. El sitio web dice que la encuesta se realizó de forma anónima, con el objetivo de conseguir un apoyo más eficaz a las mujeres vulnerables que puedan estar pensando en abortar.

 

Falta de confianza, apoyo y miedos

 

Varias mujeres detallaron experiencias similares, asegurando que casi no encontraron recursos de apoyo. «Ni una sola persona a mi alrededor me dijo que estaría bien tener al bebé. Nadie mostró confianza en mí. Creía en las mentiras de que abortar era la decisión más responsable que debía tomar una joven en la universidad», escribió una mujer.

 

Otra dijo: «Todo inclinaba a elegir el aborto: la pobreza, estar soltera, estar en la escuela secundaria, no poder darle una buena vida a un niño. Es demasiado difícil, será rechazado, no tendrá ayuda. Vivirás del gobierno para siempre, nadie más te querrá».

 

Mientras que en todos los casos citados por FemCatholic, las mujeres eligieron el aborto, algunas escribieron sobre cómo sus propias experiencias han ayudado a otras mujeres a preferir la vida.

 

Muchas de las mujeres, y más de un hombre, también hablaron sobre el temor de la madre a que su familia la rechazaría cuando se descubriera que estaba embarazada. Varios describen el «terror» del rechazo por parte de los padres y la comunidad en general. 

 

Una colaboradora relató la experiencia de su hermana y dijo que, si bien su madre le dio una enseñanza firme en contra del sexo prematrimonial, esto solo empeoró su sensación de aislamiento y vergüenza cuando descubrió que estaba embarazada.

 

«Creo que necesitamos un cambio cultural en la forma en que hablamos sobre el sexo y el embarazo para que las mujeres en estos casos no se sientan tan excluidas y avergonzadas como para intentar deshacer la situación sin que nadie lo sepa», escribió.

 

Los resultados del aislamiento y el miedo son que las mujeres sienten que no tienen dónde acudir, escribió el colaborador. Otras personas dijeron que les preocupaba el estigma social o la presión para casarse con el padre, incluso si no querían hacerlo.

 

Al final, las respuestas concluyeron que hay muchas razones diferentes por las cuales una mujer podría sentir que debía elegir un aborto, pero que «todas están basadas en el temor extremo».

 

La encuesta también preguntó a las mujeres sobre el impacto duradero que el aborto había dejado en sus vidas. Muchas se refirieron a los problemas de salud física y mental que habían sufrido, incluido el daño a su matriz, los ataques de pánico y el dolor por sus hijos perdidos.

 

«Todavía pienso en mi hijo cada mes de junio, el día que hubiera nacido. Debería obtener ayuda. Solo rezo por ser sanada», escribió una mujer todavía afligida.

 

Si bien el dolor todavía era intenso para muchos, otras hablaron sobre el apoyo que habían recibido de esposos, familiares, sacerdotes y del ejemplo de figuras católicas.

 

«Me siento espiritualmente y físicamente sanada. La confesión y la unión a la Iglesia ayudaron enormemente. Lo que todavía duele es que extraño a mi hijo. ¡Pero ahora tengo más motivación para luchar por el Cielo para poder conocerlo!», escribió una mujer en respuesta a la encuesta.

 

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

 

ACI Prensa - 21.11.2018

 

Foto: Freepik - onlyyouqj

 

Un reciente estudio reveló que alrededor de la mitad de los países del mundo tienen una tasa de natalidad que está por debajo del nivel de reemplazo, con lo que la población total decrecerá sin inmigración.

 

Publicado en la edición de noviembre de The Lancet, el estudio revela información sobre la fertilidad por edad y sexo en 195 países del mundo entre 1950 y 2017.

 

Financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, el estudio mostró que las tasas de fertilidad han descendido en más del 49% y la media de hijos ha pasado de 4.7 en 1950 a 2.4 en 2017.

 

Para mantener la población, la media de hijos por mujer debería ser de 2.1.

 

El profesor Christopher Murray, director del Institute for Health Metrics and Evaluation en la Universidad de Washington, comentó el estudio con la BBC.

 

“Con las tendencias actuales habrá muy pocos niños y mucha gente por encima de 65 años, algo que es muy difícil de sostener en una sociedad global”, dijo Murray.

 

“Piense en todas las profundas consecuencias sociales y económicas de una sociedad estructurada de esa forma, con más abuelos que nietos”, continuó. “Pronto haremos la transición a un punto en el que las sociedades se enfrenten a una población en declive”, alertó el experto.

 

Murray destacó también que los países más desarrollados como Estados Unidos, Corea del Sur, Australia y buena parte de Europa tienen tasas de natalidad más bajas. Sin embargo, debido a la alta expectativa de vida y la inmigración, las poblaciones en esos países no han decrecido.

 

El estudio reveló que son tres los factores que han generado este descenso en las tasas de natalidad: más educación y trabajo para las mujeres, un descenso en las muertes de los bebés menores de cinco años; y el aumento de la disponibilidad de la anticoncepción.

 

Mary Rice Hanson, que trabaja en el Ethics and Public Policy Center, comentó que “nuestra cultura ve a nuestros hijos con un lente deformado, donde los niños representan pérdida y una carga: pérdida de la ‘libertad’, de la privacidad, de dinero, de la oportunidad de viajar, de la independencia e incluso del sexo”.

 

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme