Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
 
LaFamilia.info 
 

 

Foto: Freepik

 

"Necesitamos plantar un seto de protección alrededor de nuestro matrimonio, es decir, tomar decisiones ya, por adelantado, que mantengan la tentación lejos y hagan del matrimonio una prioridad", recomienda Jill Savage, asesora familiar y matrimonial, y fundadora de la web heartsathome.org.



La especialista sugiere las siguientes acciones que tienen como fin prevenir la infidelidad y proteger la relación conyugal:



1. Elegir sabiamente

 

Evita pasar tiempo innecesario con alguien del sexo opuesto, en especial si esa persona te genera algo de atracción. 

2. Compartir sabiamente

 

Si un día te das cuenta que estás compartiendo con alguien secretos e intimidades sobre tu vida o tu matrimonio, e incluso no se lo has contado a tu pareja, eso es una señal de alerta. Un lío emocional con alguien, incluso si no llega a ser sexual, también puede hacer mucho daño a la relación.

 

3. No ser inocente

 

La mayor parte de la gente que termina teniendo un "enredo amoroso" no quería tenerlo; la infidelidad empieza como una relación inocente que termina alcanzando una profundidad emocional que cruza la línea de la fidelidad.

4. Aumentar la inversión de tiempo en el hogar

 

Los matrimonios fuertes se logran pasando tiempo juntos, riendo juntos, jugando juntos. Si no tiene citas con su pareja, planee citas para los meses que vienen y haga que ésto sea una prioridad.

5. Prestar atención a lo que piensa

 

Si todo el día estás pensando en las fallas de tu cónyuge, en sus defectos y reproches, es fácil que cualquier otra persona pueda parecerte mejor y te atraiga. Haz una lista por escrito de los puntos fuertes que inicialmente te atrajeron de tu pareja, y refuerza esos puntos en la relación. 

6. No jugar a comparar

 

Todos tenemos malas costumbres, manías y errores. Es muy tramposo comparar a tu esposa o esposo con un nuevo conocido, porque al recién llegado no lo estamos viendo en el mundo real, en el mundo de compartir techo, cuidar niños a las 3 a.m., cuadrar cuentas, etc...

7. Buscar ayuda

 

Pedir ayuda es un signo de fortaleza, no de debilidad. Busca ayuda quien está dispuesto a presentar batalla. Un terapeuta familiar, un buen consejero, etc. te darán una perspectiva serena y valiosa para establecer nuevas estrategias para proteger, defender o reconstruir tu matrimonio.


 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme