Padres de familia | Formación de padres
Formación de padres

<< Regresar

La autoestima de los padres

La autoestima de algunos padres es a menudo baja, porque muchos juzgan su comportamiento y su tipo de familia por modelos que son mitos.

Es claro para nosotros, la Comunidad Educativa, que la educación moderna es de carácter integrador y humanizante. Este carácter asume entonces cambios profundos e innovadores para cada uno de los participantes en lo concerniente a las funciones que cada uno desempeña y en las características que cada uno posee

Es así como hemos trabajado en el desarrollo de la autoestima de nuestros alumnos y a su vez la mayoría de los padres se preocupan por la autoestima de sus hijos y están dispuestos a ejercer acciones para poder fomentarla.  Sin embargo, podría afirmarse de manera muy simple que si los padres no tienen una autoestima alta, sus hijos tampoco la tendrán.

Elementos que desfavorecen la alta autoestima en los padres

Enfrentarse a la realidad de la vida familiar resulta ser más compleja por cuanto es bastante difícil diferenciar entre lo que es necesario hacer, lo que se hace y lo que se quiere hacer.

Muchos padres creen que la vida familiar era mejor en el pasado.  Esta idea refleja la ausencia de cambios fundamentales al interior de ella y ser consecuentes con los cambios en la familia moderna. La realidad es que la gente no suele ser sincera sobre lo que ocurre realmente en su familia.

La autoestima de los padres es a menudo baja porque muchos juzgan su comportamiento y su tipo de familia por modelos que son mitos sobre cómo funciona la familia.  Si su vida familiar está lejos de ser satisfactoria, es fácil suponer que el resto del mundo lo está haciendo mejor, porque sólo vemos lo que las otras familias quieren que veamos.

Algunos de los mitos populares sobre  la vida familiar son:

  • La mayoría de las familias cree que todos deben ser felices cuando la familia está reunida.
  • Existe también el mito de que los padres deben tener el control absoluto de su familia.  Sin embargo, las familias funcionan mucho mejor con el consenso general. Incluso los niños pequeños hacen la vida imposible a los demás si no se les deja tomar parte en las decisiones importantes que afectan a toda la familia.

Existe la creencia equivocada que si las personas no se enfadan con otras todo va bien. La mayoría de las familias tienen normas inconscientes para no expresar enfado, por lo que este se va acumulando hasta que un día estalla de una manera u otra.

Cómo saber si posee una buena autoestima como padre

La autoestima de los padres está directamente relacionada con la satisfacción que se obtiene del hecho mismo de ser padres y de su vida familiar en general. Se tiene una autoestima baja como padres si en general se experimentan a menudo, casos como los siguientes:

  • Se deprimen fácilmente (sentimientos; de tristeza, energía baja, etc.) cuando están en casa, incluso cuando los demás parecen sentirse bien.
  • Se evitan realizar actividades con toda la familia por las molestias que ello conlleva.

 

  • Ambos padres, no están de acuerdo con temas que conciernen a los niños, así que evitan discutirlos.
  • Tienen la impresión de que sus hijos manejan su vida.
  • A menudo no saben cómo manejar a los niños.  Cuando intenta solucionar problemas complejos siente ansiedad y espera que nadie adivine que no sabe lo que está haciendo.
  • Tienen la impresión que los demás (profesores, médicos, otros padres, artículos de revistas y comedias de televisión) saben más de cómo educar a los niños que ustedes mismos.
  • Siempre sienten la necesidad de controlar absolutamente todo por miedo a que sus hijos se les salgan de sus manos.
  • Nadie en la familia parece hacer las cosas bien o por lo menos como ustedes lo desearían y entonces, ustedes, o uno de ustedes se ve obligado a hacer cosas que desearía que hicieran otros.
  • La lista de responsabilidades como padres se hace cada día más larga, pero la vida compleja moderna hace que los padres carezcan posiblemente, de motivación para cumplir con su deber. Con frecuencia tienen la sensación que los están exprimiendo.

Cómo aumentar la autoestima como padres

En situaciones complejas como la vida familiar no hay normas estipuladas. Sin embargo es claro que podríamos encontrar formas para experimentar más satisfacción en la vida familiar, lo cual hace que la labor como padres deje de ser un misterio o algo altamente imposible de superar.

La lista de sugerencias que se propone son modelos de inspiración y susceptibles de ser mejoradas y/o adaptadas según casas particulares de su vida familiar. Si funcionan en su casa, su autoestima aumentará ya que este concepto no es otra cosa que moverse por la vida con un sentimiento de bienestar y satisfacción.

 

  • Pasen tempo a solas con cada uno de sus hijos siempre que puedan para poder satisfacer sus necesidades, evitando así que se distraigan con la satisfacción de necesidades de cada uno de los miembros de su familia al mismo tiempo. Este es el método más importante y el menos utilizado para amentar la satisfacción en la vida familiar.
  • Planifique su vida familiar para no desaprovechar las oportunidades que generan grandes satisfacciones.  Una buena planificación es imprescindible en las familias con poco tiempo libre, es decir en la familia moderna.
  • Establezca tradiciones familiares, cada mes o año.  Esta alternativa es especialmente importante por cuanto ella reporta recuerdos agradables para todos los miembros de la familia y además, porque están enmarcados con sentimientos de unidad y  satisfacción.
  • Divida sus metas en etapas, para que avance todos los días en la dirección adecuada. No las proponga a su familia hasta que estén seguros de que pueden alcanzarlo.
  • Olvide los mitos de la vida familiar. Así el enfado no es otra cosa que poder satisfacer sus necesidades. Si prefiere puede dejarles notas expresando sus enfados. Recuerde que la comunicación es un elemento vital en la vida del hombre.
  • Aprenda a decir “no”.  Muchos padres no saben ser asertivos, lo cual produce sensaciones de ser manejados por los demás en el núcleo de la vida familiar. Saber decir “no” implica serenidad y cordialidad por cuanto no se trata de decir no sin ninguna razón, sino porque a esta palabra le subyace una necesidad particular.

Desarrolle su propia lista de cosas que puede hacer para sentirse satisfecho.

Cómo influye la autoestima  de los padres en la de los hijos

Afortunadamente, si los padres pueden aumentar su autoestima, también podrán hacerlo sus hijos, así el esfuerzo siempre merece la pena.

El único principio básico está relacionado con la satisfacción y bienestar de los padres.  Este tipo de padre está casi siempre de buen humor, tranquilo, escucha a sus hijos, se ríe a menudo, se alegra de sus éxitos, tiene clara responsabilidad como padre.

Los padres con autoestima alta encontrarán soluciones a problemas graves porque tienen una visión optimista del futuro.  Los padres creativos en las soluciones generan modelos básicos en la vida familiar.

La autoestima tiene una vertiente de grupo.  Las experiencias que hacen que las personas se sientan a gusto y satisfacer son las que se comparten en un grupo. Desafortunadamente, la frustración e insatisfacciones también se comparten en nuestro núcleo familiar. Resultaría entonces, importante las siguientes preguntas: ¿Su familia desarrolla una memoria colectiva de excelentes experiencias en la confrontación con los retos, de la manera como se solucionan los problemas? ¿Los miembros de su familia se aferran a recuerdos de modelos antiguos de familias? ¿Su familia decide en  consenso las actividades que les causan satisfacción?
Envíe este artículo a alguien más:
Remitente:
Email destino:
Para enviar el artículo a varias personas separe las direcciones con comas ( , ).

<< Regresar

© Corporación CED