ReL/AllProDad - 12.10.2018

 

Foto: freepic.diller 

 

Ser padre nunca ha sido fácil, ni en el siglo XXI ni en la época en que se fueron escribiendo los libros de la Biblia. La Sagrada Escritura tiene mucho que decir sobre esta tarea para la que no prepara la escuela ni el mundo empresarial o laboral. En la web AllProdDad han seleccionado 10 versículos que pueden aplicarse en todas las épocas y en todas las familias.

 

1. Sé el primer maestro de tus hijos (Proverbios 22,6)

 

Es responsabilidad de los padres "formar al niño para que siga el buen camino". No es responsabilidad del Estado, la escuela ni el gobierno, sino de los padres.

 

2. Los padres han de dar ejemplo de cómo se vive bien (2ª Corintios 3,2-3)

 

La Escritura enseña que la forma en la que vivimos es como una "carta de Dios", una carta que leen nuestros hijos, cada día.

 

3. Aporta lo que necesita la familia (1ª Timoteo 5,8)

 

Incluso un padre de familia que está sin empleo o que apenas puede aportar dinero al hogar, puede aportar su corazón y deseo. Solo con ser padre y estar al alcance, se aporta más que con el alquiler o la comida. Los padres tienen el deber de proveer las necesidades materiales, pero incluso cuando económicamente es difícil, pueden y deben proveer mucho como padres.

 

4. Los buenos padres imparten disciplina a sus hijos (Proverbios 13,24)

 

El padre que ama a sus hijos "cuida de disciplinarlos", dice la Escritura. Eso también se relaciona con el liderazgo proactivo de los padres en el hogar.

 

5. Los padres pasan tiempo con sus hijos, y no es tiempo vacío (Deuteronomio 6, 6-9)

 

"Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa"... La Escritura pide a los padres implicarse en conversaciones profundas, corazón a corazón, que aporten sabiduría, y no solo datos. Es bueno planificar (con fecha, hora) "paseos para conversar" con los niños, de uno en uno. Es tiempo familiar que vale la pena.

 

6. Tener compasión es una característica paterna

 

Un padre tiene compasión por sus hijos, como apunta el Salmo 103,13: “así el Señor se apiada".

 

7. Dedica recursos a lo que dices valorar

 

En la carta del Apóstol Santiago (Santiago 1,22) leemos: "no os limitéis a escuchar la Palabra, ponedla por obra, no os engañéis a vosotros mismos".

 

8. No exasperéis a vuestros hijos (Efesios 6,4)

 

No exasperéis a los hijos, dice la Escritura, sino "más bien educadlos con la disciplina y enseñanza que viene del Señor". Lo que propone la Biblia es educarlos para que sean jóvenes de fe.

 

9. Los padres nunca se rinden en lo que toca a sus hijos

 

La historia del hijo pródigo (Lucas 15, 20-24) es la de un padre que nunca pierde la esperanza y está listo para recibir de nuevo a su hijo con los brazos abiertos. Educar, disciplinar, pedir que rindan cuentas... pero nunca rendirse.

 

10. Los padres rezan por sus hijos (1º de Crónicas, 29, 19)

 

"Señor, concédele a mi hijo Salomón un corazón íntegro para que pueda cumplir tus mandamientos, preceptos y leyes, poniéndolos todos en práctica", rezaba el Rey David. En AllProDad añaden: "los niños que saben sin duda alguna que sus padres rezan por ellos cada día tienen una sensación profunda de amor y seguridad".

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme