ElPais.com - 06.05.2019

 

Foto:  Freepik - katemangostar

 

Una mamá bloguera cansada de recibir críticas sobre la forma cómo educaba a sus hijos, decidió denunciar su caso y dio voz a muchas mujeres que pasan por lo mismo, consiguiendo un gran alcance en las redes.

 

“Tienes que dar lactancia exclusiva a tu hijo”, “no puedes estar cansada, tú tienes una hija y yo tres”, o “dale a tus hijos alimentos orgánicos”, por ejemplo, son frases que pueden parecer ingenuas, pero que pueden causar dolor en la madre que lo recibe: mermando su autoestima, aumentando su sentimiento de culpa o creyendo que está criando de una forma incorrecta. Y hay una realidad según los expertos: ninguna forma es mejor que otra a la hora de cuidar a nuestros hijos, obviamente dejando de lado todo lo que arremeta o lleve a la pérdida de respeto hacia el menor. Esa postura de indefensión te lleva a desahogarte, a querer contar lo que te está pasando, y muchas veces no puedes hacerlo con tu entorno y acudes a las redes sociales; un arma de doble filo: es un lugar muy útil, pero en el que estás expuesta. Mientras unos te apoyan, otros te pueden machacar.

 

Esto es lo que hizo la bloguera Maya Vorderstrasse en su cuenta de Instagram (ver aquí), ella decidió contar lo que le había ocurrido. “Una compañera madre me dijo: “el hecho de que tengas tiempo para colgar fotos en las redes, me dice que no tienes ni idea de lo que es estar cansada de verdad. Yo tengo ocho hijos, tú tienes dos, supéralo. ¿Por qué su cansancio es real y el mío no?”, se preguntaba la bloguera.

 

“Eres buena madre si tienes una casa limpia o sucia”, continuaba en su mensaje, “también lo eres si te desahogas o si escondes tus problemas; si te quedas en casa y te vuelves loca, o si vas a trabajar y echas mucho de menos a tu bebé; si cocinas o si le das compota para comer”. Y prosigue con la lista: “si le das tetero, si le das el pecho, si eres soltera o casada, pobre, rica, madre joven, mayor o eres madre del tipo A o B, si tienes un hijo o 12, TÚ ERES LA MEJOR MADRE”, exclamaba.

 

“No permitas que nadie te diga lo contrario”, aconsejaba. “Amamos a nuestros hijos y lo hacemos lo mejor que podemos. No seas parte del problema, no contribuyas a la cultura del odio y del prejuicio que puede destrozar la autoestima y la confianza de las mujeres. No sabes su historia”.

 

Tras su alegato, Vorderstrasse decidió crear el hashtag #MOMSAGAINSTMOMSHAMING , “por favor, úsalo”, reclamaba la bloguera. Y su comentario fue muy aplaudido. Su mensaje lleva más de 28.000 me gusta y más de 2.100 comentarios. Convirtiendo una situación cotidiana, en un problema de muchas mujeres que ha cogido relevancia.

 

Algo que no solo te pasa a ti 

 

La experta Irene S. Levine, profesora de psiquiatría de la Universidad de Nueva York daba cinco pautas en Today para afrontar estas vejaciones:

 

Evita los comentarios. Si sabes que una madre te tiene manía, no te la cruces. No hace falta que sufras.

 

Si no pudieras evitar el acoso, distánciate de ella o ellas lo máximo posible físicamente.

 

No te tomes el acoso como algo personal, seguramente la acosadora esté haciendo lo mismo con otras.

 

No formes equipo contra la acosadora, acosar al acosado nunca funciona.

 

Protege a tu pequeño, no dejes que las palabras o actos de la acosadora le dañen.

 

No pienses que puedes cambiar a alguien que te acosa, nunca funciona.

 

Los temas que son más susceptibles para sufrir acoso y generan más críticas entre madres son cinco:

 

1. La lactancia

 

2. Colgar fotos de tu hijo en Internet

 

3. Comida orgánica

 

4. Salir arreglada

 

5. Madres trabajadoras vs madres en casa

 

Hay crianzas como tipos de personas. Lo importante no es quien es la mejor madre, sino priorizar el bienestar de los hijos, haciendo lo que a ti parece mejor y por supuesto, a no ser que ponga en riesgo al menor, nadie puede juzgarte por hacerlo de una manera u otra.

 

*Publicado originalmente en ElPaís

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme