Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Por LaFamilia.info
 
03.09.2012
 

20150202mf

 

Algunas veces la concepción puede tardar más de lo esperado, aumentando así la ansiedad de quienes anhelan convertirse en padres. Los especialistas recomiendan seguir estas pautas para aumentar las posibilidades de lograr el embarazo.

 

La fecundación no siempre es fácil ni rápida, puede tomarse un tiempo y requiere que tanto el hombre como la mujer se encuentren en buenas condiciones. Estas son algunos consejos para mejorar la fertilidad:

 

Conocerse es el primer paso

 

Lo primero que se debe hacer es conocer el ciclo de la mujer para hallar el momento en que se produce la ovulación, puesto que son esos días los de mayor fertilidad. Este proceso acontece catorce días antes de comenzar la próxima menstruación, pero no siempre los ciclos son exactos ni tienen la misma duración, lo que dificulta identificar la fecha de la ovulación. En estos casos habrá que tener en cuenta otras señales como la temperatura corporal y los cambios en la consistencia del flujo vaginal (en el periodo fértil es húmedo, de textura cremosa, elástica, de color blanco o claro).

 

Sin embargo, los expertos indican que no se tiene que esperar hasta que haya ocurrido la ovulación para tener relaciones sexuales, puesto que los espermatozoides pueden vivir dentro del cuerpo de la mujer durante 3 a 5 días, a diferencia del óvulo liberado que únicamente vive alrededor de 12 a 24 horas.

 

Lograr el peso adecuado

 

Para lograr el embarazo la mujer debe gozar de un peso saludable. Tanto la obesidad como un peso por debajo de lo normal, pueden alterar la producción hormonal ocasionando ciclos menos regulares y reduciendo las oportunidades del embarazo. Incluso se dice que el sobrepeso es una de las posibles causas de infertilidad en la mujer.

 

La mujer se debe encontrar en las mejores condiciones para que el bebé pueda desarrollarse sanamente en su vientre y alimentarse de todos los nutrientes necesarios.

 

Llevar un estilo de vida sano

 

La sana y equilibrada alimentación acompañada del ejercicio físico y un sueño reparador, son elementos claves. Se deben evitar las comidas con alto contenido de grasas saturadas y azúcares, y se debe preferir los alimentos que proporcionan vitaminas como las frutas, verduras, proteínas y algunos cereales. Los ginecólogos también aconsejan evitar las bebidas alcohólicas y el cigarrillo, son dañinas para la salud y amenazan la concepción.

 

Para que la mujer se vaya preparando, es importante que tome algunos suplementos como ácido fólico y vitamina B.

 

Evitar el exceso de estrés

 

Un modo de vida con altos niveles de estrés, ansiedad, demasiado trabajo y poco descanso, también puede afectar la fertilidad. La ciencia ha encontrado que existe una relación directa entre ciertas áreas del cerebro y el desarrollo del ciclo menstrual. De hecho, cuando la mujer está estresada o pasa por momentos de mucho nerviosismo, puede dejar de menstruar. Por lo tanto, es ideal que la mujer goce de una armonía emocional en todos sus ámbitos personales.

 

No convertir el embarazo en una obsesión

 

Ocurre con frecuencia que la ansiedad de los futuros padres impide la concepción, por eso los especialistas aconsejan que la pareja disfrute de las relaciones sexuales, de los momentos vividos en pareja, evite el estrés y la ansiedad por concebir, y en cambio, busque opciones que promuevan la unión conyugal y fortalezcan el amor. Una segunda luna de miel ayuda a muchas parejas a lograr el embarazo.

 

Fuentes: MedlinePlus, Centro Médico de la Universidad de Meryland, Entrepadres.com, GuiaInfantil.com

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme