Convivencia, Elegancia y Cortesía

27/32

El aperitivo o el café

Al acabar de comer, es la dueña de la casa la primera que se levanta e invita a sus invitados a seguir a la otra estancia para tomar café y licores. Al servir el café, conviene preguntar a cada persona cómo lo toma: leche, azúcar, etc. Si se sirve un licor, también se pregunta al gusto de cada uno el hielo, la soda etc. Los vasos y copas se deben entregar sujetándolos por la parte baja, de forma que el interesado pueda cogerlos por la alta.

Es importante observar otras normas en este numeral:

  • La taza se sostiene únicamente por el asa. El plato debe siempre acompañarla y cubrir los desplazamientos cuando se acerca la taza a la boca por fuera de la mesa o cuando se mantiene en la mano.
  • La cuchara sirve para revolver y no para rescatar el sobrante de azúcar en la taza. Debe descansar en el plato pues nunca se debe dejar dentro del posillo.
Inicio < Anterior Siguiente >