Convivencia, Elegancia y Cortesía

28/32

Otras reglas básicas

Cuando se ha sido invitado a comer, es una buena costumbre llevar un pequeño obsequio a la dueña de casa.

La voracidad es de mala educación. Por eso no se mira el contenido de las bandejas cuando llegan a la mesa, ni se parte de una vez toda la comida en el plato, sino que se corta a medida que se come.

Nunca se debe llenar el plato, sino servirse poco y luego repetir con el mismo criterio.

Al ingerir una porción de comida, se debe llevar toda a la boca y no mordisquear o absorber dejando restos en el tenedor o cuchara.

Jamás al terminar con un plato, se debe separar éste del puesto para colocarlo en otro sitio. Se debe esperar a que este sea retirado por la persona que está ofreciendo la comida o su ayudante.

Inicio < Anterior Siguiente >