Convivencia, Elegancia y Cortesía

Capítulo VII. Comer en un restaurante

Cuando vamos a comer a un restaurante vale tener en cuenta las siguientes reglas de cortesía y educación:

  • Los mejores puestos de la mesa (por la vista, ubicación, iluminación etc.), se ceden a las señoras y a las personas de más edad o categoría.
  • Los caballeros no se sentarán hasta que lo hayan hecho las señoras.
  • Una vez sentados en la mesa, se debe dominar la curiosidad para no mirar a todas las direcciones.
  • Al escoger el menú hay que tener soltura. Evitar lo artificioso y más bien ir a las cosas conocidas y corrientes.
  • Si no conoce el manejo de herramientas como las pinzas de espárragos, o sino está familiarizado con comer pescado en concha como caracoles, es mejor que evite pedirlos.
  • Si necesita al camarero, lo debe hacer el hombre con una mirada y un gesto, pero nunca con voces, golpeando vasos o dando palmadas.
  • Hay que evitar la sensación de nuevo rico, la de hombre de mundo o la de gourmet. Recuerde la regla básica: sencillez, sencillez, sencillez.