estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

Colaboración de Maria José Calvo para LaFamilia.info - 18.02.2019

 

Foto: Freepik 

 

Las "pantallas" están diseñadas para captar nuestra atención, y el cerebro del niño es, por así decirlo, muchísimo más sensible a todos los estímulos, pues no está desarrollado. Las pantallas atrapan su atención y pueden cortar o retrasar ese buen desarrollo, con consecuencias para toda su vida... Asimismo, se ha comprobado que un exceso de pantallas dificulta la interacción social, el saber mirar a los ojos y comprender, leer el lenguaje corporal, entre otros. Por eso, es importante que tengamos en cuenta estas 5 recomendaciones: 

 

1. Ser conscientes del desarrollo del cerebro, que va como en una onda de maduración, desde zonas más básicas y posteriores, a otras más complejas y anteriores, con funciones superiores, como la corteza frontal. Respetar sus ritmos naturales de crecimiento. Necesitan experiencias perceptivas vividas, movimiento, autonomía, y sobre todo cariño. No querer quemar etapas. En este artículo explico más del tema. 

 

2. Respecto a la edad, tener en cuenta a la Academia de Pediatría, la cual aconseja no usar tabletas en niños menores de dos años. (Posteriormente lo ha ampliado un poco). Luego, con algunas condiciones respecto al tiempo, respetando la vida familiar, las comidas, y cuidando el sueño. Es preocupante el tiempo que los niños están delante de alguna pantalla. Además, pocos contenidos son adecuados para lograr efectos positivos. Por eso, es vital la implicación de los padres.

 

3.  Acompañarles, explicarles, y mucho diálogo... Que nos cuenten sus preocupaciones, aunque nos parezcan muy "infantiles". Que dejemos lo que estamos haciendo en ese momento para atenderles. Sea lo que sea. ¡Es primordial!

 

4. Educar en valores y virtudes, también en las tecnologías, ¡es algo que debemos hacer en la propia familia! Dejo unos puntos básicos. Resaltaría la importancia del ambiente familiar, que impregna todo de cariño, y nos ayuda enormemente a ser personas cabales. A fomentar cualidades humanas, y a pensar en los demás. También el modelo que presentamos de uso de pantallas, bloqueando y respetando tiempos juntos, comidas, tertulias..., y mejor todos al mismo tiempo, para disfrutar de la convivencia con quienes más queremos. No quedarnos enganchados matando el tiempo: autocontrol personal.

 

5. Dejo un planning familiar: ¡todos implicados, nos ayudamos, y crecemos! Puedes elaborar uno para tu familia en concreto, que será diferente de las otras... Cada una sabe qué se le da mejor, cuáles son sus fortalezas, y qué puntos son más importantes para ella, o más necesarios, qué edades tienen los hijos..., para intentar vivirlos. También con las tecnologías.

 

 

 

Por eso, es muy interesante tener, por ejemplo una bandeja, una cesta, o, hacer con una cartulina coloreada un parking de móviles en casa. Así los podemos "aparcar" en los momentos que señalemos, como comidas, tertulias, o tiempos familiares... 

 

Si los niños son muy pequeños, es bueno que no nos vean todo el día mirando el móvil, porque ni siquiera nos damos cuenta... Si no queremos transmitirles que lo más importante e interesante de la vida es mirar una pantalla... Cuesta, si estamos acostumbrados, pero ¡merece la pena el esfuerzo! Podemos entrenarnos poniendo el modo avión en algunos momentos y disfrutando de su mirada y su compañía.

 

¿Por qué...? Porque también nos podemos acostumbrar a depender de pantallas, que nos atrapan la atención. Parece que nos facilitan muchas cosas, que ponemos menos esfuerzo, que llegamos a muchos, pero, a la larga, nos habituamos a ello: ¡crean dependencia! 

 

 

*Colaboración de María José Calvo para LaFamilia.info. Orientadora familiar y de pareja. Médico de familia por la Universidad de Navarra y Orientadora familiar y conyugal por IPAO, y a través del ICE de la Universidad de Navarra. Colaboradora habitual en la revista “Hacer Familia”. Blog personal: optimistaseducando.blogspot.com

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

Empantallados.com - 06.02.2019

 

 

Empantallados presenta el primer estudio en España sobre el impacto de las pantallas en la vida familiar. Este estudio, elaborado por GAD3 para Empantallados, es un reflejo de los principales retos y oportunidades que surgen en el nuevo contexto digital.

 

En el siguiente video nos explican las 7 claves del estudio

 
 

 

Ver también > VIDEO: Consejos para vivir mejor en un mundo lleno de pantallas

 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

ReL/Javier Lozano – 25.01.2018

 

Fortnite se ha convertido en un fenómeno entre millones de niños y adolescentes

 

Fortnite es mi rival ahora mismo”, afirmaba recientemente el entrenador de los New York Knicks, David Fizdale, técnico de uno de los equipos más emblemáticos de la NBA. Achacaba los malos resultados de la franquicia al bajo rendimientos de los jugadores debido a la adicción a este conocido videojuego de combate. “Hacemos mucho hincapié en la importancia del descanso con los chicos porque todo pasa mientras duermes: la recuperación de tu cuerpo y el crecimiento del músculo. El descanso afecta al tiempo de reacción, a la toma de decisiones y todo eso”, agregaba.

 

El lamento de este entrenador define lo que está ocurriendo con el fenómeno del Fortnite, un videojuego fácilmente descargable en móviles y tabletas y con versión online al que juegan decenas de millones de personas en todo el mundo, buena parte de ellos menores de edad. Los casos de gran exposición y adicción se han convertido en un problema de primer orden entre los padres y los propios centros educativos, donde ven las consecuencias físicas y sociales de este juego de moda.

 

Conocidos casos de adicción

 

Afecta también a muchos adultos, como por ejemplo al exfutbolista del Real Madrid Mesut Özil, al que acusan de haber tardado mucho más en recuperarse de su lesión y problemas de espalda debido a que juega diariamente hasta 7 y 8 horas seguidas al Fortnite.

 

Sin embargo, la gran preocupación está centrada en los millones de niños que juegan sin control y durante horas a este juego. Muchos tienen 7, 8 o 9 años, y se está produciendo un alarmante número de casos de adicción que tienen que estar siendo tratados en centros especializados. Pero incluso los que no llegan tan lejos preocupan a padres y profesores, que tratan de enfrentarse a este problema global.

 

Acoso sexual y otros peligros

 

A las consecuencias comunes de la adicción a las pantallas que provoca Fortnite como son la falta de sueño, mal humor, agresividad, empeoramiento de los resultados académicos, incluso déficit de atención e hiperactividad hay que añadir el aislamiento social, aunque jueguen entre amigos. De hecho, muchos de estos niños y adolescentes no salen a la calle para conectarse cada uno desde su casa y participar en las misiones bélicas. Pero el otro problema de aislamiento que se está dando en los colegios es hacia los compañeros que no juegan, y que tienen dos salidas, o sentirse rechazados o seguir la estela del grupo.

 

Pero además, este videojuego trae consigo otro gran peligro del que no son del todo conscientes los padres: que sus hijos sean acosados y contactados por depredadores sexuales.

 

Se han producido casos de acoso sexual a menores debido a la propia naturaleza del juego, ya que se puede conversar y chatear a tiempo real con otros jugadores, y el chat de texto no se puede bloquear. Este hecho entraña riesgos añadidos porque abre las puertas de par en par para entrar en contacto con los menores.

 

Precisamente, uno de los aspectos más llamativos del juego es que se puede participar con desconocidos que hablan entre sí por micrófonos, y es extremadamente común que detrás de muchos de los personajes haya una voz de niño.

 

¿Por qué es tan atractivo para niños, jóvenes y adultos?

 

¿Por qué tiene tanto éxito este videojuego y está enganchando de esta manera a niños, adolescentes e incluso a adultos? La psicóloga y terapeuta de Proyecto Hombre, Joana María Solano, afirma que existen varios factores que combinados hacen de este juego una máquina perfecta de adicción.

 

 

En una reciente entrevista en El Periódico de Ibiza y Formentera recalca que ahora es Fortnite, pero en unos meses será otro juego el que cause estragos. Considera que existen varios factores que explican el éxito de este videojuego. “El primero –explica- es que se puede jugar en cualquier dispositivo, no hace falta tener una gran consola o un gran ordenador. Después, es gratuito, y hay una publicidad enorme de los youtubers. Hay videos de gente jugando durante horas con millones de reproducciones. Después, hay mucho merchandising: camisetas, mochilas… Los niños lo piden para estar a la moda. Otros aspectos son sociales: jugar con los amigos, sentirse aceptados…”.

 

Muchos expertos coinciden en que Fortnite está diseñado con todos los componentes necesarios para ser adictivo, y a ello contribuye el hecho de la interactuación y de las partidas grupales, ya sean entre amigos, o con completos desconocidos.

 

Se cree que entre un 3 y un 5% de los menores de 25 años que juegan al Fortnite son adictos de manual tras analizar su tolerancia, síndrome de abstinencia, un pensamiento recurrente de jugar... En opinión de esta experta, “la línea entre uso y abuso no es sólo cuestión del tiempo, también tiene que ver con el autocontrol –si son capaces de dejarlo cuando deben, seguir los límites marcados- y con las cosas que dejan de hacer por jugar al videojuego, incluso comer”.

 

Joana María Solano se remite a casos que está tratando en Baleares, una población total de algo más de un millón de personas donde el abuso de Fortnite se traduce en: “primero empiezan verbalmente a insultar, el siguiente paso es empezar a romper mobiliario y, después, ya vendría la agresión a los padres. Estas reacciones van en escalada si no se paran a tiempo”.

 

Niños de 8 años en consulta

 

Sobre el perfil de los jóvenes adictos al Fortnite, esta psicóloga habla de los casos que le van llegando a través de Projecte Home. “El perfil es muy joven, desde 8 hasta 14 o 15 años. Hay una amplia mayoría de chicos, pero también nos llegan chicas. El nivel socioeconómico de la familia es medio-alto, y suelen hacer referencia a una falta de presencia parental de calidad. Se sienten solos”, específica Solano.

 

Sobre las consecuencias que se pueden producir a nivel cerebral y de habilidades, esta experta informa que “hay muchos estudios que alertan de que la sobrestimulación del cerebro genera tolerancia. Estamos hablando de que hay niños de 6 y 7 años que juegan al Fortnite. Es un juego muy visual, muy rápido, tienes que estar siempre alerta. Al principio apabulla, pero si un niño se acostumbra, después necesita esta sobrestimulación porque si no, se aburre. Y si no recibe esa estimulación de un videojuego, puede buscarla en otras sustancias. También se ha demostrado que las nuevas generaciones de niños tienen una falta de empatía tremenda porque pasan muchas horas con juegos violentos. Y después está el problema de que los más pequeños no diferencian la realidad de la ficción, y hablan con normalidad sobre el asesinato a los rivales del día anterior”.

 

En esta misma línea incide Daniel Lloret Irles, especialista en conductas adictivas y profesor de la Universidad Miguel Hernández, afirma que “estamos atendiendo a niños con problemas de comportamiento debido a la sobreexposición a los videojuegos y en un estudio detectamos que el 1,5% de los adolescentes entre 13 y 17 años padecían adicción”. Este porcentaje se eleva a entre el 2 y el 8% si se habla de juego excesivo. Este experto añade que “la evidencia acumulada demuestra una reiterada asociación entre problemas de conducta y niveles abusivos de juego (tres o más horas diarias), de manera especial cuando los contenidos son violentos”.

 

*Publicado originalmente en ReL

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

Empantallados.com - 31.01.2019

 

 

 

Empantallados presenta el primer estudio en España sobre el impacto de las pantallas en la vida familiar. Este estudio, elaborado por GAD3 para Empantallados, es un reflejo de los principales retos y oportunidades que surgen en el nuevo contexto digital.

 

A partir de ese estudio, Empatallados ha creado una serie de videos que compartiremos con ustedes. En este, la psiquiatra Marian Rojas, nos cuenta cómo nos afectan a padres e hijos los dispositivos tecnológicos en nuestro día a día y nos da varios consejos para vivir mejor en un mundo lleno de pantallas, ¡no dejes de verlo!

 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

Lifesitenews.com - 18.01.2019

 

Foto: Freepik 

 

Llega un momento es que los padres nos preguntamos si es adecuado darles a nuestros hijos un smartphone, pues no es sólo un aparato, es abrirles las puertas a un mundo de posibilidades, pero también a un mundo de peligros y amenazas. 

 

Para eso, compartimos este artículo publicado en Life Site News y escrito por Jonathon van Maren, historiador y director de comunicación del Centro Canadiense para la Reforma Bioética, el cual nos da 10 ideas que nos harán pensar en esta decisión: 

 

1. Muchos padres tienen la creencia equivocada de que en el momento en que den a sus hijos un smartphone, podrán controlar su comportamiento. En realidad, es casi imposible hacer que un aparato sea totalmente seguro, así se apliquen filtros y medidas.  

 

 

2. Como explica Nancy Jo Sales, periodista de Vanity Fair, en su libro American Girls: Social Media and the Secret Lives of Teenagers, el sexting y el envío de selfies de desnudos es ahora una práctica extendida en los colegios.

 

He entrevistado a un gran número de chicas sobre esta cuestión en los últimos años, y todas han dicho lo mismo: la presión para enviar fotos es implacable. Darle a un hijo un smartphone es facilitar la oportunidad de que sufra esta presión. 

 

 

3. Un niño empieza a ver pornografía a los 11 años de edad, esta es la edad media (el pornoadicto más joven que he conocido era un homeschooler). Al proporcionar a los niños este aparato, por mucho control que se quiera ejercer o los cortafuegos que se pongan (es imposible bloquear totalmente el acceso), estamos dándoles una puerta de acceso a la mayor depravación sexual humana que existe online.

 

La mayoría de los jóvenes ven pornografía, chicos y chicas. La mayoría de ellos han visto cosas (violencia sexual brutal entre otras cosas) que generaciones anteriores no podrían ni haber imaginado. Darles esta oportunidad y esta tentación a una edad en la que aún no les hemos dado el derecho a votar, beber, fumar o conducir es irracional y, desde luego, mucho más peligroso.

 

 

4. La mayoría de los niños están expuestos a la violencia sexual a través de la pornografía que ven en los smartphones. Como he mencionado en mis columnas anteriores, los expertos están observando un aumento en el número de casos de niños que intentan hacer lo que ven en la pornografía, con decenas de miles de casos en el Reino Unido de abusos sexuales de niños a manos de otros niños que están siendo investigados. Los profesionales sanitarios de los Estados Unidos han dado la voz de alarma.

 

 

5. Nuestra sociedad aún no ha conseguido resolver cómo controlar estas tecnologías. De hecho, los expertos de Silicon Valley que crearon estos aparatos y estas pantallas advierten que son una "oscura influencia" sobre los niños; ellos no les dan smartphones a sus propios hijos, o les limitan de manera muy estricta la cantidad de tiempo que pueden utilizarlo. Si quienes desarrollan los smartphones dicen que son peligrosos para la gente joven, tal vez deberíamos escucharles con más atención.

 

 

6. Las compañías que producen pornografía intentan de manera muy activa que los niños miren porno. Algunos etiquetan la pornografía con frases inocentes que cualquier niño buscaría cuando navega por internet, como por ejemplo su personaje favorito "Dora la exploradora". Los niños no buscan la pornografía. Pero, ciertamente, la pornografía sí busca a los niños.

 

 

7. Las compañías productoras de pornografía han redigitalizado sus contenidos para hacerlos más accesible a través del smartphone. Saben que la gran mayoría de los jóvenes ya no ve pornografía en los portátiles o en la televisión. La mayoría la ve en sus smartphones, en sus habitaciones. Si los padres restringen el acceso al Wi-fi, hoy en día es fácil encontrar Wi-fi gratis en casi todas partes. Por lo tanto, aunque nosotros estemos convencidos de que nuestros niños/adolescentes podrán resistir a la implacable tentación sexual de acceder a la pornografía, las compañías que la producen están totalmente seguras de que pueden ganar esta lucha.

 

 

8. Los smartphones proporcionan a los niños, por primera vez en la historia, un ambiente en el que no existe ningún tipo de vigilancia de ningún adulto. La razón por la cual el ciberacoso es tan efectivo y tan peligroso es el hecho de que las redes sociales han creado un mundo alternativo, habitado por jóvenes y sus compañeros e inaccesible a los padres y tutores. En la generación anterior, el acoso acababa en el momento en que llegabas del colegio a casa. Hoy, puedes ser acosado en casa, en tu habitación. De hecho, la avalancha de suicidios, resultado del ciberacoso, ratifica esta historia.

 

 

9. Los niños no necesitan smartphones. Creen que sí, porque quieren tener acceso a las redes sociales e internet. ¿Quién no desearía tener acceso a algo que responde a cualquiera de tus preguntas? Pero considerando el tremendo poder que tiene esta herramienta, es muy inocente pensar que los niños y los jóvenes adolescentes son suficientemente maduros para manejarla cuando el impacto del smartphone en los adultos (y los índices de adicción tecnológica, que se han disparado) indican que tampoco nosotros hemos sido capaces de resolver cómo utilizar esta tecnología de manera responsable. Si necesitan un teléfono para llamar y mandar mensajes, es mejor comprarles un aparato sin acceso a internet.

 

 

10. A menudo los smartphones eliminan el interés del niño por otras actividades más sanas, como leer, jugar al aire libre y pasar tiempo con su familia. Estoy seguro de que no es una sorpresa para nadie que le haya regalado un smartphone a un niño, darse cuenta de que se convierte con gran rapidez en una parte importante de la vida del niño. Esto, está claro, era predecible: por algo piden con tanta insistencia tener uno.

 

 

Publicado por ReL. Traducción de Elena Faccia Serrano

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme