LaFamilia.info
15.03.2008
 

 

Las causas más frecuentes en las crisis matrimoniales se originan generalmente por problemas de comunicación. Esta ruptura se manifiesta de forma abierta cuando el trato y el diálogo dejan de existir.

Por ello es importante cultivar el diálogo constante y efectivo, para que esos momentos de crisis no trasciendan y se resuelvan gracias a la buena voluntad de los cónyuges. La autora Gloria Elena Franco en un artículo publicado en Edufam, enumera algunos consejos para mantener una relación conyugal sana y una capacidad de comunicación suficiente para resolver una crisis. He aquí los más importantes:

 

Tiempo de oro: Dedique tiempo al otro, pero recuerde que es más importante la calidad que la cantidad.

 

Salidas frecuentes: Salga con su cónyuge con periodicidad. Esto no significa gastar dinero. Una caminada por el parque puede ser más romántico que una cena costosa.

 

Aprenda a oír y a escuchar: Cuando su cónyuge le hable, no se limite a oír; suspenda lo que está haciendo y mírele a los ojos. Él o ella se enterará de que usted le escucha.

 

Como novios: Siempre mantenga viva la memoria de la conquista y la ilusión de los primeros días de noviazgo. Conquiste a su cónyuge a diario, preocupándose por el arreglo personal, lo pequeños detalles que enamoran...

 

Buenos recuerdos: Recuerden con frecuencia los momentos felices compartidos por los dos.

 

"No hay otro como tú": Haga sentir al otro como necesario en la relación conyugal. Busque su compañía.

 

La importancia de las celebraciones: Recuerden las fechas importantes y hagan de ellas una ocasión para celebrar juntos.

 

Pídale ayuda: Pida a su cónyuge soluciones prácticas para sus problemas, esto los unirá más.

 

Siempre alabanzas: Nunca critique a su cónyuge ante las amistades, menos aún cuando no esté presente.

 

Sorprenda: Sorprenda a su esposo/a con pequeños detalles inesperados: un regalo, una cena especial, una noticia agradable, unas flores, el vestido que le gusta.

 

Un beso al despedirse: No olvide despedirse antes de salir. Un beso todos los días es una práctica muy recomendable.

 

Siempre la verdad: Sea siempre sincero pero no lo manifieste de forma desagradable.

 

"Quiero estar contigo": Prefiera a su cónyuge antes que a las amistades, demuéstreselo a menudo.

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme