Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa

 

ReL - 04-10.2019

 


Mary Kunkel y Audrey Cole - Fundadoras de Paris Bloom

 

Audrey Cole es diseñadora  y una de las creadoras de la marca Paris Bloom, cuyo lema, Be timeless (Sé intemporal) delata su apuesta por lo clásico y su desaire a las corrientes de la moda más volátiles. Recientemente ha publicado en Crisis Magazine una reflexión sobre una de las grandes contradicciones del feminismo contemporáneo: pretende que la hipersexualización de la mujer la "empodera". Como mujer y profesional de la moda ella no piensa lo mismo, y además añade que diversos estudios científicos... tampoco. A continuación compartimos su artículo. 

***

Desvestir es ahora "empoderar". Por Audrey Cole

 

En palabras de Jennifer López, su nueva película Hustlers es "una historia feminista y empoderadora". Lo que quiere decir es que las strippers -las protagonistas de la película- utilizan la sexualización de sus cuerpos para controlar a sus clientes masculinos. Este es, ahora, el mensaje habitual para las mujeres. La industria del entretenimiento ya no retrata a las mujeres como objetos sexuales sin más; no, ahora las protagonistas acentúan su poder sexual y son ellas las que se proponen a los hombres.

 

Sin embargo, este es el método más claro y evidente de explotar a las mujeres: se nos ha convencido de que interiorizar y representar nuestras fantasías pornográficas no sólo es deseable, sino que es "empoderador".

 

La industria de la moda acepta este mensaje sin dudarlo. Las opciones de moda femenina están dominadas por escotes profundos, por largos cada vez más cortos y ropa que marca la silueta. Y lo que es peor, nuestras hijas están siendo condicionadas para ser objetos sexuales a una edad muy temprana. Basta entrar en una de las tiendas de The Children’s Place para ver tops con escote halter y faldas minis para niñas.

 

Irónicamente, en una era de supuesta emancipación progresista para las mujeres, estamos diseñando ropa para mujer con el fin de que su objetivo principal sea dar placer carnal a los hombres.

 

Tres estudios sobre la moda y la cosificación de la mujer

 

¿De qué modo esta ropa afecta a las mujeres y las niñas que la llevan? Frontiers of Psychology (ver abajo referencia 1) ha revisado una amplia serie de estudios sobre este tema. Cuando una mujer es cosificada por su vestimenta, los observadores tienen más tendencia a sentir menos preocupación moral por la mujer y a percibirla como menos competente y menos humana.

 

 

Y no son sólo los hombres lo que deshumanizan a las mujeres sexualizadas. A un nivel cognitivo básico, es una práctica muy difundida tanto entre hombres como entre mujeres reducir la personalidad humana de la mujer cosificada y considerarla como objeto para el placer, aunque no sea para el propio.

 

Las mujeres vestidas provocativamente no sólo tienen que luchar contra el hecho de que los demás las consideren objetos. Los estudios demuestran que las mujeres tienden a cosificarse a ellas mismas cuando visten poca ropa, o ropa demasiado ajustada. Se ha demostrado que las personas con vestimenta ajustada (como un maillot de ballet) o poca ropa (como un traje de baño de una pieza) tienen mayores sentimientos negativos hacia ellas mismas y sus capacidades. Esta negatividad afecta a su realización intelectual. En un estudio (2), las mujeres que llevaban trajes de baño tuvieron peores resultados en los test de matemáticas que las mujeres que llevaban jersey.

 

Sentirse cosificada hace que disminuya la salud mental de la mujer, lleva a la depresión y puede causar que se comporte como un ser inferior en las interacciones sociales.

 

¿Y qué decir sobre condicionar a los hombres para que vean a las mujeres como objetos de usar y tirar? Debido a que las mujeres cosificadas son consideradas menos humanas, no son objeto de preocupación moral y son culpabilizadas, los hombres se sienten con más derechos sobre ellas. Otro estudio (3) demostró que los hombres que veían programas de televisión en los que se mostraba una imagen de la mujer cosificada eran más proclives a tener un comportamiento de coacción sexual y acoso sexual que los hombres que veían programas en los que se trasmitía una imagen de la mujer más profesional o neutral.

 

Curiosamente, nuestra sociedad culpabiliza la "masculinidad tóxica", a la vez que fomenta un imaginario que retrata a las mujeres como objetos que deben ser utilizados para la propia satisfacción sexual. Hollywood es, nuevamente, hipócrita. Ensalza la violencia y la explotación de las mujeres, pero señala con el dedo a otra parte cuando nuestra sociedad saturada por los medios recoge los malos frutos.

 

Defendamos la modestia

 

Sólo un desprecio total por la ciencia, la moral y la decencia natural puede llevar a las industrias del entretenimiento y de la moda a reducir a la mujer a ser meramente un cuerpo. Les dicen a sus hijas que es "empoderador" autocosificarse y utilizar su desnudez como un instrumento. Menosprecian la modestia como algo antiguo y pasado de moda, un concepto vergonzoso que hace que las mujeres se repriman.

 

Son ellos, sin embargo, los que ensalzan un camino al "empoderamiento" que es científicamente cuestionable; que, claro está, gusta a los hombres; y que no tiene integridad ni es indicativo de progreso genuino. El único modo sano para que las mujeres sean conscientes de su valía y puedan influir en los resultados es elevarse por encima del vestido provocativo. Debemos animar a nuestras hijas a vestirse de modo que recuerden, ellas y los demás, su dignidad como persona hecha a imagen de Dios.

 

Defendemos la modestia porque realmente valoramos a las mujeres y las vemos como mucho más que la suma de las partes de su cuerpo. Valoramos a las mujeres por la valía de su alma, intelecto, personalidad, inteligencia y talento.

 

Con gran lucidez, Juan Pablo II escribió: "No hay dignidad cuando se elimina la dimensión humana de la persona. En resumen, el problema con la pornografía no es que muestra mucho de la persona, sino que muestra demasiado poco". Es la modestia, no la cosificación, lo que revela a la mujer por lo que es y lo que la empodera.

 

***

Referencias:

1. "De la atracción a la agresión: el vestido, la cosificación y la deshumanización. ¿Un posible preludio de la violencia sexual?", artículo publicado en 2017 en Frontiers in Psychology. El autor es investigador del Instituto de Neurociencia y Psicología de la Universidad de Glasgow (Escocia, Reino Unido).

 

2. "Este bañador te sienta bien: diferencias sexuales en la auto-cosificación, las restricciones en la alimentación y la capacidad matemática", artículo publicado en 1998 en Journal of Personality and Social Psychology. Los autores son investigadores de la Universidad de Michigan, de la Duke University y del Colorado College.

 

3. "Los medios cosificadores: su efecto en los roles de género y en el acoso sexual a las mujeres": artículo publicado en 2013 en Psychology of Women Quarterly, que publica la asociación de psicología feminista Society for the Psychology of Women. Las autoras son tres investigadoras del Departamento de Psicología del Desarrollo y de la Socialización de la Universidad de Padua (Italia).

 

*Publicado en ReL. Traducido por Elena Faccia Serrano.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 3 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella inactivaestrella inactiva

 

Colaboración FamiliyandMedia.eu - 11.12.2017

 

Foto: Freepik 

 

Comparándose con los modelos de belleza que ve a su alrededor, una mujer que acaba de dar a luz corre el riesgo de sentirse incómoda con su aspecto físico cambiado, con sus inevitables kilos de más o sus cicatrices. Sin embargo, esos defectos físicos sólo son la consecuencia de un hecho maravilloso.

 

Con frecuencia, tener un hijo es considerado sólo uno de los muchos aspectos de la vida de una mujer y, a menudo, ni siquiera se sitúa entre los más importantes. Hay una infinita serie de "cosas que hay que hacer", antes de poder "sacrificarse" por una familia. Y esta tendencia es visible también en los media.

 

Basta con dar una ojeada al mundo del espectáculo o de la moda, al cine o a la publicidad. Cada vez más aparecen mujeres en gran forma, mujeres profesionales, mujeres independientes, mujeres llenas de hobbies, mujeres seductoras, mujeres deportivas, mujeres de vacaciones. Pero se ven muy pocas mujeres madres.

 

Por eso, una mujer que, para traer un hijo al mundo, renuncie a algunas cosas, como su forma física, corre el riesgo de sentirse como un pez fuera del agua.

 

Sin embargo, una sociedad tiene futuro solo en la medida en que sepa valorar la vida y a quien tiene la importantísima tarea de llevarla en su seno.

 

Los medios de comunicación pueden ayudar mucho: necesitamos imágenes que sepan contener y desvelar el inmenso valor de la maternidad. Nos hacen falta películas, libros, anuncios que capten la magia de ese cuerpo "diferente", que vean en los efectos físicos del embarazo y del post-parto unas maravillosas, preciosas cicatrices.

 

La belleza de un cuerpo materno

 

Es posible que una mujer se contraríe, delante del espejo, al ver que el propio cuerpo se transforma. Es posible que se sienta a disgusto.

 

"Ninguna mujer es más bella que tú, ninguna es más femenina que tú, porque tú llevas dentro una vida: estás haciendo algo único y maravilloso, algo que sólo tú, como mujer, puedes hacer… ¿Prefieres tener un físico perfecto o llevar dentro de ti a nuestro hijo?" Esto es lo que me repetía siempre mi marido en aquellas circunstancias. Y es lo que se debería decir a cada neo-mamá.

 

Todas habrían de tener a alguien que les escriba esta carta (ver abajo) como la que Rafael Hurtado dedicó a su esposa a través de Familyandmedia.

 

Es lógico que una mujer cuide su cuerpo, que no se abandone, que vuelva a estar en forma, pero también es justo que, inmediatamente después de haber dado a luz, mirándose al espejo, se vea estupenda, por el hecho de que su cuerpo se ha convertido en templo de la vida.

 

Carta de un esposo a su esposa después de haber dado a luz 

 

¡Me Encanta tu Cuerpo!

Amada esposa mía:
¡Quiero que sepas lo mucho que me gusta tu cuerpo!

Para mí, tu cuerpo es mi fascinación.

Soy el único hombre de la faz de la tierra que tiene el privilegio de tocarte, abrazarte y acariciarte.

 

* * *

 

Por favor, escucha lo que tengo que decir…

Saber con exactitud el “número” que marca la báscula cada vez que te pesas no me dice quién eres.

Para mí, lo que realmente importa es lo que veo: el cuerpo de una hermosa mujer que se ha entregado a mi amor.

Lo que otros hombres u otras mujeres piensen sobre tu modo de vestir, de expresarte, de vivir es importante sin lugar a dudas, pero no esencial para sentirte bella.

 

* * *

 

Cierto, la imagen de mujer ha cambiado…

Es evidente que el mundo actual no soporta la belleza de un cuerpo de madre, normalmente curvilíneo, voluptuoso y femenino.

La verdad es que no entiendo por qué la humanidad se ha dejado engañar de esta manera, pues cualquier hombre sabe detectar un cuerpo femenino y sentirse inmediatamente atraído, arrebatado, incluso extasiado.

En términos simples: recibir la “invitación” a conocer el interior de una elegante mujer que cuida su belleza detrás de una hermosa cabellera larga o una inspiradora falda, es lo máximo.

 

* * *

 

Piénsalo bien…

Las modelos y las artistas “esqueléticas” que desfilan en las pasarelas o protagonizan la pantalla grande, portando los diseños ingeniados por personas que quieren mantener a la mujer de nuestra época en una perpetua adolescencia, son un auténtico absurdo cultural.

Desde el fondo de mi corazón te confirmo lo que ya sabes: ¡se equivocan!

No hay nada más irresistible para un hombre que la belleza de una mujer femenina, que irradia abundancia y fertilidad, que irradia maternidad.

El maquillaje, los perfumes y las texturas de las telas que confeccionan tus vestidos tienen sentido cuando acentúan tu modo de ser mujer, tu maternidad, no cuando la esconden o la exponen de más.

 

* * *

 

Dios pensó a la mujer para que le guste al hombre… 

y al hombre para que se entregue al amor de su mujer

Y la diferencia esencial entre el cuerpo de un hombre y una mujer es la siguiente: 

pechos y caderas… alimento y cuna para tener hijos. 

En lo personal, me importa muy poco el estilo que marca la moda actual, cada vez más alejada de la vida de mujeres y madres reales que aspiran a mucho más que parecer maniquíes de aparador.

Ante esto te reitero que sólo un hombre que ama de verdad a su mujer puede decirle con toda sinceridad lo hermosa que es.

 

* * *

 

¡Claro que tener hijos desgasta el cuerpo!…

Pero las arrugas, las estrías, o las canas que deja la maternidad jamás degradarán tu belleza.

Para mí, cada una de ellas son la muestra más clara de que has vivido para amar y ser amada, eso que todo ser humano desea en lo más profundo de su ser.

Todo cambia con el tiempo, y tu cuerpo de madre es para mí un símbolo, el campo de tus más grandes batallas, dentro de las cuales una sobresale por encima de las demás: el nacimiento de nuestros hijos.

 

* * *

 

Te pido que no olvides algo...

Tu vida de esposa y madre te ha de permitir comer cuanto tengas hambre; dormir cuando tengas sueño; arreglarte cuando tengas tiempo. ¡Y adivina qué! Verte luchar de esa manera me enamora más de ti.

La vida reclama el equilibrio, la medida de lo bueno, no el logro abstracto que encuentra su sentido en el “deber por el deber”.

Una mujer que se encuentra en su “centro”, estando donde puede y quiere, irradia una fuerza que desarma a cualquier hombre. Como me pasó a mí cuando me enamoré de ti.

 

* * *

 

Para mí, tu cuerpo es mi hogar…

A donde siempre he de volver.

Es la prueba contundente del amor de Dios.

Por eso me comprometí a bendecirlo, a hacerlo crecer, a amarlo.

Por eso decidí quedarme en ti para siempre.

Atentamente:

Tu Esposo

¡A quien le encanta tu cuerpo!

 

*Por Cecilia Galatolo y Rafael Hurtado. Colaboración de www.FamilyandMedia.eu para LaFamilia.info 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Colaboración FamilyandMedia.eu - 18.06.2015

 

20152206m Foto: kaboompics.com

 

Las madres de hoy son mujeres "multitasking", super activas, tanto en casa con los hijos y el marido, como fuera, en el trabajo, con las amigas y la inevitable carrera al supermercado. Corren a la velocidad de la luz y hacen malabares con gran habilidad entre cambio de pañales, una llamada de trabajo, la ropa en la lavadora y la cita del dentista del marido. ¿Cómo podemos ayudar a estas super mamás? El portal FamilyandMedia.eu nos propone algunas aplicaciones para smartphones, pensadas precisamente para las mamás, que pueden hacer más sencilla la organización de los quehaceres cotidianos, tanto en casa como fuera.

 

Baby ESP – El perfecto vademecum para las neo mamás


¿Cuándo dar la próxima papilla al niño? ¿Desde hace cuánto tiempo no le cambio el pañal? Ningún miedo. He aquí Baby ESP, una auténtica agenda digital donde los únicos compromisos para planificar son precisamente los de los pequeños de la casa. Lo horarios de las actividades con papillas y biberón están organizados también gracias a un sistema de promemoria que tiene actualizados y sincronizados a papá, mamá y niñera. ¡Ideal para las jóvenes madres en el primer año!

 

Cozi Family Organizer – La agenda digital para la familia

Es necesario sacar al perro a pasear. Hacer la compra. Pagar las facturas de la escuela de danza. Y después… y después…¡Cuántas cosas para hacer! Cozi Family Organizer es una agenda formato familia, para compartir también con los hijos más mayores, donde organizar todas las actividades para desarrollar juntos o individualmente, para estar siempre conectados los unos con los otros y ayudar a mamá (columna vertebral de la situación) a gestionar cada situación.

 

MealBank Pro – ¡El ahorro para las comidas!

¿Qué hay para cenar? ¿Hemos tomado todo en el supermercado? Con MealBank Pro podemos planificar nuestra compra. Una aplicación adaptada a todas las mujeres, también a los que aún no son madres, pero que va bien también para los hombres. Esta aplicación permitirá planificar con gran anticipación las comidas para toda la familia, haciendo un seguimiento constante también del estado de la nevera y la despensa, para advertir cuándo es la hora de hacer la compra. Además, es útil para crear recetas fantasiosas también a partir de pocos ingredientes de base, pero disponibles en casa.

 

Mamma Maps – Encuentra parques infantiles

¿A qué madre no le ha sucedido nunca buscar por la calle un parque para los niño o un jardín tranquilo donde hacerles jugar en un columpio o un tobogán? Podemos descargar Mamma Maps, ayuda muy útil para las madres en movimiento con sus pequeños. A través del GPS es capaz de indicar los principales lugares dedicados a los niños en las cercanías.

 

BabySeatMate – El ayudante perfecto

Pero, ¿cómo se monta la silla para bebés en el coche? ¡Sería necesaria una licenciatura en ingeniería! ¿Quién, al menos una vez en la vida, no ha pronunciado esta frase, en el intento entre trágico y cómico, de montar la silla para bebés? En vuestra ayuda está BabySeatMate, la aplicación que ayuda a encontrar la posición correcta para la silla de bebés para el coche. Bastará poner el nombre del modelo para recibir en pocos instantes todas las sugerencias necesarias. Fácil, ¡como hacer un click!

 

Save The Mom – El salva mamá

Para las madres que ya no pueden gritar más la fatídica frase “¡yo no puedo hacer todo sola!”, llega en su ayuda, directamente desde la web www.savethemom.com, la homónima aplicación que ayuda a las familias modernas en la gestión de la comunicación cotidiana, agregando informaciones, fotografías, lista y citas de toda la familia, dispersas en un caos de post-it, sms, llamadas, e-mails, Facebook, en una única agenda multimedia. Wired, la revista internacional de ciencia y tecnología, la ha definido como la red social de la familia. Y de hecho lo es así. Save The Mom es una App para toda la familia, más en concreto para la gestión de la familia que redefine la forma en la que comunicarse internamente, como una especie de social network familiar en el que es posible compartir mensajes, fotografías, pensamientos, citas y lanzar simpáticas encuestas, como por ejemplo: qué cocinar para la cena, quizá dando diferentes opciones de forma que los componentes de la familia puedan decidir qué prefieren. Un modo sencillo y divertido para comunicarse con todos los familiares.

 

Happy Mom – Muchos consejos para las madres

¿Qué puede comer en la lactancia? ¿Cuándo y cómo hacer papillas? ¿Después del parto cómo me pongo en forma? ¿Qué hacer si mi niño tiene sobrepeso? Son muchos los interrogantes que una nueva mamá se plantea en los primeros meses. Happy Mom es la aplicación apta para ellas. Se sabe que los meses del embarazo -sobre todo los primeros del post parto- son los más intensos y delicados para las madres, por mil razones. La vida cambia de repente y hay muchas cosas nuevas para hacer y aprender. Y entonces no puede faltar, además de los consejo de los padres y de las amigas y las muchas guías que hay en la librería, también este útil programa para neo mamás, que quitará cualquier duda a las mujeres que están luchando con su pequeño diablillo. Con Happy Mom, aprendemos a conocer cómo se prepara el cuerpo para dar el pecho, la alimentación correcta y cómo animar a tu hijo a comer correctamente desde los 0 a los 5 años. Entre todas las opciones es muy interesante la “Línea abierta”, es decir, la posibilidad de mandar un e-mail directo a la dietista con nuestras dudas y preguntas.

 

HiBaby – El diario on line de nuestros hijos

 

HiBaby, la nueva App que permite documentar en la web el crecimiento y el desarrollo de nuestros hijos. Una especie de diario online que permite anotar todo lo que se refiere a la vida de nuestro hijo en sus primeros meses de vida: a qué hora ha tomado el pecho, las visitas médicas realizadas, cuándo se ha pesado por última vez. No más riesgos para perder valiosos datos e informaciones con tarjetas y hojas sueltas. Un diario para compartir también con amigos y parientes, que, por invitación de la madre pueden añadir fotos, vídeos y pensamientos personales.

 

Colaboración de www.FamilyandMedia.eu para LaFamilia.info. Derechos reservados.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

Alianza LaFamilia.info y el Instituto de la Familia - 07.03.2016

 

20160703mFoto: Pixabay 

 

El mes de marzo es una oportunidad para hablarle a la mujer real, aquella que lucha por sacar adelante sus proyectos y ambiciones en todos los aspectos de su vida.

 

No hace falta explicar que formar un hogar, construir una familia, educar a los hijos, constituir un buen matrimonio y hacer que la vida funcione, es una tarea de titanes. Y si al panorama le sumamos la responsabilidad de cumplir en un ambiente laboral demandante y exigente, el escenario se complica aún más.

La vida de hoy es similar a una carrera en la que enfrentamos obstáculos, hacemos sacrificios, emprendemos desafíos y estimulamos a otros para llegar a la meta. Actualmente, existen varias corrientes ideológicas acerca de la mujer, con las que necesariamente convivimos y que en oportunidades contagian nuestra manera de pensar, comportarnos y educar.

 

Una de ellas es la tiranía de la imagen, que está llevando a la mujer al deseo de ser modelo en todo y para todo, por medio de una transición entre lo real y lo plástico, y al olvido de su esencia.

 

La experiencia indica que una verdadera mujer que deja a un lado la obsesión, que puede establecer una conversación inteligente, que tiene un corazón amable y fuerte, se hace muy atractiva.

 

Rescatar el verdadero significado del ser femenino

 

Muchas mujeres van por el 10 en todos los terrenos, generando la utopía de la superwoman, dentro de una sociedad en la que el consumismo se estimula constantemente planteando la felicidad como sinónimo de tener.

 

Esta manera de ver la vida está llevando a que muchas mujeres se sientan agobiadas y pierdan de vista cuál es realmente la meta y cuáles son los mejores medios para llegar a ella.

 

La invitación es a pensar en que si logramos equilibrar los distintos aspectos de nuestra vida; si nuestros amores, aspiraciones personales, sueños, apuntan hacia el horizonte donde queremos ir. Porque es muy posible que las amenazas antes descritas, hayan entrado de una manera u otra a nuestras vidas, a nuestro hogar.

 

El eje humanizador de la familia

 

Hay que rescatar el valor de la mujer común y corriente, con la belleza de una vida gastada por el bien de los suyos. Además de ir al gimnasio, es necesario enriquecer nuestras vidas, convertirnos cada día en una mejor persona, más completa, más profunda, con un claro sentido de la existencia y una firme jerarquía de valores. Esto no será tan glamoroso, pero tendremos al final una vida plena.

 

La mujer es y será siempre el eje humanizador de la familia, en torno al cual se estructura la sociedad. Asumir, juntamente con el hombre, la responsabilidad común por el destino de la humanidad es el gran cometido que le espera cada día.

 

Existe actualmente una gran necesidad de reivindicar el verdadero significado del ser femenino para impregnar todas las facetas de la vida con su disposición sincera frente a las necesidades y los requerimientos de los demás, con la capacidad de darse cuenta de sus posibles conflictos interiores al encontrarse consigo misma. Todas las crisis de la mujer tienen sus raíces más profundas en la incapacidad de descubrir estos dones.

 

Es necesario que seamos lo que debemos ser, para que no atentemos contra nuestra propia condición, para que alejemos lo más posible el riesgo de aniquilarnos y para que crezcamos haciendo realidad día a día todo lo que comporta el que seamos nada menos que mujeres.

 

Ser mujer en pleno siglo XXI es un reto en todos aquellos espacios que ocupemos: madres, esposas, hijas, hermanas, trabajadoras, participando en todos los ámbitos de la vida social, económica, cultural, artística y política, mediante la indispensable aportación que damos a la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento, a una concepción de la vida siempre abierta al sentido, a la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad.

 

Artículo editado para LaFamilia.info. Tomado de Apuntes de Familia, edición 19-03/13.  Autora: Marcela Ariza de Serrano, Directora General Gimnasio Iragua

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.25 (2 Votes)

Valoración del Usuario: 2 / 5

estrella activaestrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
Por LaFamilia.info
 

 

Se acerca la celebración del Día de la Mujer y es importante resaltar el aporte que ella le confiere a la sociedad, tanto como fuerza laboral, como formadora de la familia, siendo ésta la base de la sociedad. De ahí la importancia de sentar las bases para conciliar ambos espacios.

 

Mujer es sinónimo de intuición, ternura, elegancia, amabilidad e inevitablemente maternidad, ese don exclusivo de engendrar vida. Las mujeres humanizan al mundo con su inteligencia, su capacidad de dar amor y el carisma que las caracteriza. Todas estas virtudes hacen de las mujeres seres únicos, que a su vez son necesarios en los espacios laborales e irremplazables en los familiares. Por eso, hablaremos de la conciliación entre trabajo y familia, dos espacios que exigen el mejor desenvolvimiento de las féminas.

 

¿Cómo conciliar?

 

La incorporación de la mujer al trabajo por elección o por necesidad, ha generado la necesidad de conciliar ambos espacios, de forma que ninguno de los dos se vea afectado.

 

Nuria Chinchilla -una de las expertas en el tema de la conciliación trabajo y familia- expresa la necesidad de poner límites, pues si cada quien lo permite, el trabajo puede copar todos los espacios de la agenda agotando el tiempo libre: “los momentos que decidimos pasar con la familia, la pareja, los hijos y los amigos tienen que estar señalados en la agenda con un rotulador bien vistoso. Como una cita laboral más, pero no como un compromiso cualquiera. De hecho, tenemos que proteger estos espacios con uñas y dientes, como si de reuniones con el presidente se trataran”.

 

La experta señala además, que no hay que contraponer el trabajo y la familia, ambas cosas se enriquecen mutuamente, dando la posibilidad de aprender en un ámbito y aplicarlo en otro.

 

Las empresas tienen mucha parte…

 

Algunos países, culturas y empresas, han avanzado en este tema de la conciliación, permitiendo a las mujeres compaginar su naturaleza materna y realizar con eficiencia su trabajo.

 

Estas empresas han partido de la base que una mujer que trabaja bajo condiciones humanas y flexibles, será mucho más eficiente y comprometida con su trabajo. Igualmente han comprendido que si la mujer puede dar a sus hijos una educación rica en valores y virtudes, serán esos hijos nada más y nada menos que las futuras generaciones que encabezarán las compañías donde ellas se desempeñan.

 

De otro lado, también están aquellas empresas que con sus políticas poco afables a la calidad de vida de sus empleados, dificultan ese equilibrio entre el trabajo y familia, instalando horarios rígidos y extendidos, negando permisos para atender a los hijos, cónyuges o personas mayores al cuidado de la mujer. También es cierto que hay empresas que no les agrada que las mujeres tengan hijos por sus ausencias durante la licencia de maternidad. Esto es una falla y un error.

 

Sin embrago, más tarde que temprano, la misma sociedad se encargará de mostrar a las empresas que las mujeres son transcendentales en el equipo humano de una organización, pues con su instinto femenino logran cometidos inigualables.

 

¿Cómo encontrar la verdadera realización?

 

Lucrecia Rego de Planas, Directora de Catholic.net habla de las maravillas que es ser mujer y con ello de la verdadera realización de la mujer, puesto que se ha observado que tanto la mujer que trabaja como la que se queda en casa con los hijos, están insatisfechas. Pero afirma que la verdadera realización está en aquellas que aman, se sienten amadas y se entregan de manera plena, a su marido, a sus hijos y a la sociedad; en sus palabras lo expresa de la siguiente manera:

 

“Hoy más que nunca, el mundo necesita de la mujer. La mujer no puede, ni debe, desperdiciar los dones que ha recibido, aún cuando haya decidido no trabajar para una empresa de manera formal.

 

Es injusto, no sólo para ella, sino para la sociedad completa, que una mujer que ha estudiado, que tiene una carrera profesional, que sabe varios idiomas, que tiene un corazón enorme para entregarlo a los demás, se quede con esos dones escondidos, guardados e inutilizados, llenando su tiempo libre en los gimnasios, los cafecitos, los centros comerciales y los salones de belleza.

 

La mujer plenamente realizada no es aquella que obtiene grandes éxitos profesionales a costa del descuido de su familia. Tampoco aquella que se queda en casa de una manera egoísta, cómoda e insatisfecha. La mujer que se siente realizada, es la que ama y se siente amada, la que se entrega de manera plena, a su marido, a sus hijos y a la sociedad.

 

Así como comer, dormir, bañarse y cocinar, jugar tenis e ir a visitar a la amiga, son compatibles con la maternidad y la correcta educación de los hijos, también es compatible trabajar. Nunca debió de hacerse esa separación, pues el trabajo no es un derecho de la mujer, sino una responsabilidad natural para con el mundo entero.

 

El secreto está en hacerlo por amor y no por egoísmo, por compartir lo mucho que se ha recibido con el mundo y no por querer ocupar un lugar exitoso. Los hijos se darán perfecta cuenta de las intenciones de su mamá. Así como aborrecerán a una madre egoísta que los abandona sólo por buscar su propia satisfacción, la admirarán en cambio, si saben que los deja un rato por ir a hacer el bien en un mundo urgido de su sabiduría, ternura y cariño.”

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme