Por Prince Martínez / Blogs LaFamilia.info - 30.09.2017

 

Foto: Freepik 

 

Estaba hace unos días con mi nuera Vicky, mi hijo Roberto y el chiquito Roberto Jr., acompañando al otro de sus hijos Ricardo, quien jugaba un partido de fútbol. Se inicia el juego y Vicky suspirando dice: “Ya comienzo a sufrir.” El pequeño Roberto, de cuatro años, con un gesto de extrañeza le pregunta: “Mami, ¿qué es sufrir?” Nos miramos todos. Les confieso que no recuerdo exactamente qué le dijo su mamá. Me quedó, sin embargo,  la inquietud de cuál sería una respuesta para ti y para mi. 

 

Como reflexionamos durante la pasada Semana Santa sobre la pasión y muerte de Jesús en la cruz,  he querido escribir sobre aquella pregunta: “Mami, ¿qué es sufrir?”

 

Hoy con el diccionario en la mano encuentro el significado de sufrir: “Daño, dolor, una enfermedad, un castigo. Sentir un daño moral. Recibir con resignación un daño moral o físico. Sostener, resistir. Aguantar, soportar. Satisfacer por medio de una pena…”

 

Ha sido a través de sufrir la muerte y muerte de cruz que Jesús nos ha redimido, nos ha abierto las puertas del cielo. Lo hizo por amor: “No hay amor más grande que este: dar la vida por sus amigos.”(Jn. 15,13)y después de ese sufrimiento llegó la alegría de la Resurrección. 

 

El ejemplo de San Juan Pablo II

 

“Los últimos años del pontificado de Juan Pablo II no tuvieron una importancia menor, por el testimonio humilde de su pasión. Esta humildad, esta paciencia con la que aceptó casi la destrucción de su cuerpo, la incapacidad cada vez mayor de usar la palabra, él que había sido maestro de la palabra. Así, nos mostró visiblemente la verdad profunda de que el Señor nos redimió con su cruz, con la Pasión, como acto supremo de su amor. Nos mostró que el sufrimiento no es sólo algo negativo, sino que es una realidad positiva; que el sufrimiento aceptado por amor a Cristo, por amor a Dios y a los demás, es una fuerza redentora, una fuerza de amor, y no menos poderosa que los grandes actos de la primera parte de su pontificado. Nos enseñó un nuevo amor a los que sufren. Todos nosotros -en un mundo que vive de activismo, de juventud, de ser joven, fuerte, hermoso, de lograr grandes cosas- debemos aprender la verdad del amor que se convierte en pasión, y precisamente así redime al hombre y lo une a Dios amor. Por consiguiente, quiero dar las gracias a todos los que aceptan el sufrimiento, a los que sufren con el Señor. Y quiero animar a todos a tener un corazón abierto a los que sufren. Oremos, pues, por todos los que sufren y hagamos lo que esté de nuestra parte para ayudarles en la medida en que podamos, con gran respeto por el valor de la vida humana. Debemos amar a los que sufren, no sólo con palabras, sino con toda nuestra acción y nuestro compromiso. Sólo así somos cristianos realmente.” Benedicto PP. XVI. El VIII.MMVIII – Australia

 

Cuando toca a la puerta

 

San Josemaría Escrivá de Balaguer, en su libro Vía Crucis, novena estación, nos invita a reflexionar:

 

“Parece que el mundo se te viene encima. A tu alrededor no se vislumbra una salida. Imposible, esta vez, superar las dificultades. 

 

Pero, ¿me has vuelto a olvidar que Dios es tu Padre?: omnipotente, infinitamente sabio, misericordioso. El no puede enviarte nada malo. Eso que te preocupa, te conviene, aunque los ojos tuyos de carne estén ahora ciegos.

 

Omnia in bonum! (Todo es para bien) ¡Señor, que otra vez y siempre se cumpla tu sapientísima Voluntad!”

 

El Padre Pío nos enseña: “El sufrir es de todos. El saber sufrir es de pocos.”

 

Y no hay duda que al final llega la alegría como nos ha llegado la de Jesús Resucitado. 

 

***

 

princeblogPrince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación. Más artículos de este autor >

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme