LaFamilia.info - 01.05.2007
 

Qué mejor regalo que unas bonitas palabras para las madres en su día. Aquí presentamos varias frases y poesías que servirán para adornar esta maravillosa celebración familiar.

 

Minsalud.gov.co - 10.12.2020

 

foto: teksomolika

 

Las celebraciones decembrinas son una tradición familiar muy especial en nuestros países latinoamericanos y España. Compartir con los que queremos, con quienes viven lejos, y reunirnos en torno a un hogar y un sentimiento. Sin embargo, la pandemia por covid-19 ha cambiado todas las rutinas desde marzo, incluyendo estos encuentros familiares. Por tal motivo, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia emitió varias recomendaciones para el cuidado de todos en esta época.

 

Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención de Minsalud, señaló que "si bien es claro que después de tantos meses queremos poder compartir con nuestros amigos y familias, debemos entender que el virus aún sigue y no se ha ido, por lo cual hay que adaptar también estas celebraciones como hemos adaptado nuestros trabajos, la educación y otros aspectos de nuestra cotidianidad", señalando además que la tecnología puede ser una gran aliada en este proceso.

 

La invitación desde el Ministerio de Salud es a celebrar en casa únicamente con el núcleo familiar con el que vive, esto debido a que reunirse con núcleos y amigos ajenos a la residencia, puede aumentar el riesgo de contagio. "Teniendo en cuenta que la población vulnerable, son aquellos que tienen comorbilidades y los mayores de 60 años, el mejor regalo navideño que podemos entregarles es el cuidarnos para cuidarnos a ellos", agregó el director.

 

5 recomendaciones claves para estar seguros en esta Navidad

 

A continuación, compartimos cinco recomendaciones que hacen las autoridades sanitarias para evitar que la expansión del virus sea aún mayor y así poder estar seguros en estas fechas. 

 

1. Al recibir invitados en casa

 

Es muy importante el uso constante de tapabocas, y en lo posible, hacer un autoaislamiento previo. “Al ingresar, lavarse correcta y constantemente las manos, mantener una distancia entre persona y persona, preferir los lugares al aire libre o abrir ventanas para una correcta ventilación del lugar, así como evitar el consumo abundante de bebidas alcohólicas que pueden llevar a que no sigamos de manera estricta los protocolos y tener mayor riesgo de contagio entre los invitados", manifestó el director de Promoción y Prevención de Minsalud.

 

2. Estar atentos a los síntomas 

 

Debemos estar muy atentos a los síntomas que presentamos y que podemos, en algunos casos, confundir como gripa. “Si tenemos algún síntoma respiratorio debemos de manera inmediata aislarnos", aseguró Bermont. Debemos ser muy sinceros y responsables, asimismo, si tuvimos contacto con alguien con resultado positivo debemos aislarnos hasta comprobar nuestro estado. 

 

3. Se recomienda no realizar fiestas empresariales presenciales

 

La sugerencia en este caso es la realización de encuentros virtuales.

 

4. Para las compras navideñas 

 

La recomendación son las plataformas virtuales y compras en línea, sin embargo, si se hace necesario acudir a una tienda, ésta debe cumplir con todas las normas de bioseguridad, no deben haber aglomeraciones o más personas de las permitidas, además del uso de tapabocas. "En lo posible intentemos que sea en una única salida que compremos todo lo que necesitamos para disminuir los riesgos de contagio saliendo constantemente", agregó el director de Promoción y Prevención.

 

5. En caso de viajar 

 

En lo posible se deben evitar los viajes, es momento de celebrar en casa pero si se hace necesario desplazarse a otro lugar, también se deben cumplir todas las medidas de bioseguridad para los viajes en carretera o aéreos. El uso de mascarilla debe ser desde que sale de la residencia hasta que se llega al lugar de destino, así como el constante lavado de manos, distanciamiento físico y evitar las aglomeraciones.

 

"Hemos logrado que la pandemia por covid-19 no lleve al límite nuestro sistema de salud y también conseguimos que pudiéramos -dentro de los protocolos- tener una apertura de la vida social y económica. Este es el mes en el que más debemos intensificar las medidas y entregarnos como regalo a nosotros y nuestras familias la protección y el autocuidado frente a un virus que aún continúa. Esta será una Navidad diferente, pero no por eso dejará de ser especial, llena de amor y con quienes queremos, así sea en la virtualidad", concluyó Bermont.

 

 

También te puede interesar: Más allá del covid-19, habrá Navidad

 

 

 

Miriam Esteban Benito/Aleteia.org - 27.11.2020

 

foto: freepik

 

Si este fuera un año normal, sin covid, ya estaríamos planeando la fiesta más bonita de nuestro calendario. ¿Has pensado ya en la Navidad?

 

Si el 2020 fuera un año normal, todos tendríamos ya preparada nuestra agenda: ¿qué adornos navideños compramos?, ¿quién se encarga este año de la cena de nochebuena?, ¿qué día tenemos la cena de empresa?… 

 

Posiblemente, este año tendremos que añadir alguna nueva pregunta: ¿cómo serán nuestros encuentros navideños?, ¿el coronavirus nos dejará sentarnos a la mesa junto a nuestra familia? ¿El covid provocará que sean unas fiestas muy diferentes?

 

Este año, por la covid-19, tendremos que evitar eventos multitudinarios. Incluso en algunos países se podría llevar a cabo un nuevo confinamiento en las fechas navideñas.

 

¿Reinventar la Navidad?

 

Y yo me pregunto: ¿realmente hay que reinventar la Navidad? En las Navidades del 2018 el Papa Francisco nos preguntaba: “¿Cómo es esa fiesta que a Dios le gustaría que celebráramos?”

 

Este año, ante la pandemia del Covid-19, esta frase cobra todavía más sentido. Ahora, más que nunca, nos toca reflexionar sobre qué tipo de Navidad queremos vivir.

 

"Navidad significa acoger en la tierra las sorpresas del Cielo y celebrar a un Dios que revoluciona nuestras lógicas humanas” . (Papa Francisco, 19 de diciembre 2018).

 

La llegada de Dios cambió de manera radical los planes de María y este año un virus ha cambiado totalmente nuestros planes.

 

Hace más de dos mil años, cuando nació Jesús, la situación general no era mejor. La familia de Nazaret también se encontró con muchas «restricciones». Por un decreto promulgado por Cesar Augusto, José y María (con humildes recursos económicos) se dirigieron a Belén. Allí María «dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada» (Lucas 2,7).

 

Días más tarde, advertido en sueños de la amenaza de Herodes, José no dudó de ponerse en camino junto a su familia para emigrar a Egipto.

 

Espíritu navideño

 

La Navidad es siempre una oportunidad que Dios nos pone delante para vivir especialmente una promesa que genera esperanza.

 

Vivir la Navidad es entender que la vida no se programa, sino que se da, que no podemos vivir para nosotros mismos sino para Dios». (Papa Francisco, 19 de diciembre 2018).

 

En diciembre de 2011, el por entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio hacía alusión a una viñeta en la que una niña le contaba a una amiga lo que había pedido a sus padres para la Navidad: «Les había pedido a sus padres que no le regalaran juguetes sino ‘espíritu navideño’.  Sus padres quedaron sorprendidos, sin entender ni saber qué hacer».

 

Ante esa viñeta el actual Papa lanzaba la pregunta: ¿Qué es el espíritu navideño? Es la promesa de esperanza que se consolida en Jesús.

 

Empecemos por los detalles y los gestos que dedicamos a los otros. Estos son muy importantes para que en estas fechas la esperanza sea el tesoro que más luce. Todos estamos llamados a dar al mundo la esperanza que hemos recibido del mismo Cristo.

 

Transmitamos gratitud (escribamos y llamemos por Navidad a los que queremos o sabemos que necesitan un extra de compañía). Mostremos a nuestros hijos la suerte que tenemos de poder vivir la Navidad a pesar de la distancia. Es importante saber valorar lo que se tiene. Demos la vuelta a las restricciones del covid-19 y pensemos que el Señor hace “nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21:5).

 

Ideas para vivir la Navidad del Covid

 

Hagamos el Belén o Pesebre en familia mientras aprovechamos para contemplar la historia de San José, la Virgen María y el Niño Jesús. Esto nos ayudará a tomar conciencia del gran don que hemos recibido a través de la fe. (Te puede interesar también: El pesebre, verdadero sentido de la Navidad)

 

El portal de Belén manifiesta la ternura de Dios que se ha hecho niño para mostrarnos lo cerca que está de todo ser humanos a pesar de las circunstancias. En el portal de Belén hay sitio para cada uno de nosotros (pastores, médicos, herreros, enfermeras, lavanderas…), todos ellos nos hablan de la santidad de lo cotidiano, de sus problemas diarios y de cómo Jesús comparte con nosotros su vida pudiendo hacer extraordinario hasta el más severo confinamiento.

 

No tenemos que reinventar la Navidad realmente podemos vivir una Navidad plena, “sin restricciones “. Basta con que sepamos acoger el esperanzador espíritu navideño y contagiar a todos como lo hicieron los pastores de Belén, que brillen nuestros rostros a pesar de las dificultades o contratiempos.

 

¿La pandemia nos quita la Navidad? Sin duda, no. Alejemos el miedo. Hagamos de estas nuestras mejores Navidades.

 

*Publicado originalmente en Aleteia.org

LaFamilia.info / 03.05.2010

La celebración del Día de la Madre, se celebra en diferentes fechas. Estas son algunas:

 

ACI Prensa - 08.12.2020

 

foto: pressfoto

 

En muchas familias se acostumbra colocar el árbol navideño en un lugar visible de la casa y adornarlo con luces, estrellas y regalos, pero ¿qué significado cristiano tiene hacer esto? Entérate aquí del mensaje que encierra y cómo bendecirlo en familia.

 

El árbol mismo nos trae a la memoria el árbol del Paraíso (cf. Gn 2, 9 - 17) de cuyo fruto comieron Adán y Eva desobedeciendo a Dios. El árbol entonces nos recuerda el origen de nuestra desgracia: el pecado. Y nos recuerda que el niño que va a nacer de Santa María es el Mesías prometido que viene a traernos el don de la reconciliación.

 

Las luces nos recuerdan que el Señor Jesús es la luz del mundo que ilumina nuestras vidas, sacándonos de las tinieblas del pecado y guiándonos en nuestro peregrinar hacia la Casa del Padre.

 

La estrella. Así como en Belén hace dos mil un años una estrella se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño Jesús, sirviendo de guía a los Reyes Magos (ver Mt 2, 9 - 10); hoy una estrella corona el árbol recordando que el acontecimiento del nacimiento de Jesús ha traído la verdadera alegría a nuestras vidas.

 

Los regalos colocados a los pies del árbol simbolizan aquellos dones con los que los reyes magos adoraron al Niño Dios. Además, nos recuerdan que tanto amó Dios Padre al mundo que le entregó (le regaló) a su único Hijo para que todo el que crea en Él tenga vida eterna.

 

Rito de bendición del árbol Navideño 

 

Todos los presentes, santiguándose, dicen: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

El padre de familia dice:

 

Bendito sea Dios,

Padre de nuestro Señor Jesucristo,

Que nos ha llenado con toda clase de bendiciones espirituales.

En los cielos, en Cristo.

Todos responden: Bendito sea el Señor por los siglos.

 

LECTURA

 

Uno de los presentes lee el siguiente texto de la Sagrada Escritura:

 

Escuchemos con atención la lectura del profeta Isaías:

 

"Vendrá a ti, Jerusalén, el orgullo del Líbano, con el ciprés y el abeto y el pino, para adornar el lugar de mi santuario y ennoblecer mi estado".

 

ORACIÓN DE BENDICIÓN

 

Luego el padre de familia, con las manos juntas, dice la oración de bendición:

 

Oremos.

Bendito seas, Señor y Padre nuestro,

que nos concedes recordar con fe

en estos días de Navidad

los misterios del nacimiento del Señor Jesús.

Concédenos, a quienes hemos adornado este árbol

y lo hemos embellecido con luces

con la ilusión de celebrar

la Navidad del nuevo milenio,

que podamos vivir también a la luz de los ejemplos

de la vida plena de tu Hijo

y ser enriquecidos con las virtudes

que resplandecen en su santa infancia.

Gloria a Él por los siglos de los siglos.

Todos responden: Amén.

 

Al final, todos los presentes, santiguándose, dicen: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

MÁS ARTÍCULOS DE NAVIDAD AQUÍ

 

Por LaFamilia.info - 23.11.2020

 

Adviento es el tiempo que nos preparamos espiritualmente para celebrar la llegada del Niño Jesús, así que en el siguiente video te damos algunas ideas para hacer del Adviento una verdadera vivencia personal, ¡esperamos te guste!

 

 

 

 

LaFamilia.info - 14.12.2020

 

Este año la Navidad será distinta, ¡pero sin duda habrá Navidad! Porque para celebrar la Navidad, sólo necesitamos una cosa: mirar al cielo y abrir nuestros corazones al Niño Jesús. Esta es la invitación que nos hacen en el siguiente video realizado por MayFeelings.

 

 
 

 

Por LaFamilia.info - 02.12.2020

 

 

Durante esta época estamos llamados -más que nunca-, a vivir los valores que sobresalen en esta hermosa época del año. Por eso, en esta Navidad, hagámonos conscientes de cada valor que el Niño Jesús trae al mundo y también llevemos dicha conciencia a la acción.

 

En LaFamilia.info hemos preparado preparado este video para tí, esperamos te guste y lo compartas, ¡y qué viva la Navidad!

 

 

ACI - 06.12.2019

 

Foto: Freepik 

 

El Adviento está lleno de hermosas y antiguas tradiciones únicas del cristianismo que los padres pueden compartir con sus hijos durante el tiempo de preparación para celebrar la Navidad.

 

Aquí 5 consejos prácticos para crecer en familia durante el Adviento compartidos por el National Catholic Register.

 

1. Corona de Adviento sobre la mesa 

 

Esta tradición milenaria no puede guardarse solo para el día domingo en la iglesia, sino también puede realizarse por las noches a la hora de la cena.

 

La corona de Adviento  simboliza más que las cuatro semanas de Adviento; pues también pueden representar los 4 mil años que el hombre estuvo en la tierra antes de que naciera el Salvador. Por otro lado, los niños pueden turnarse para prender y soplar las velas.

 

Se puede recitar una oración diciendo antes la siguiente jaculatoria: "Ven, Señor Jesús, nace en nuestros corazones".

 

2. Hacer obras de misericordia

 

Es importante preparase espiritualmente durante el Adviento para el nacimiento de Jesús. Una sugerencia para lograrlo es armar un pequeño pesebre en algún lugar de su casa y cada vez que algún miembro de la familia realice una obra de misericordia, puede poner un hilo de heno en el pesebre.

 

Es una bendición ver cada día más lleno el pesebre para Jesús cuando se acerca el día de su natividad. Algunas personas no ponen la imagen del Niño Jesús hasta la víspera de Navidad, pero cada quien decide cómo hacerlo. 

 

3. No olvidar al verdadero San Nicolás

 

Según varios historiadores, el popular Santa Claus es la distorsión –primero literaria y luego comercial– de San Nicolás, el generoso Obispo de Myra, patrono de los niños, navegantes y cautivos. La leyenda de Santa Claus deriva directamente de la figura de San Nicolás, quien según la tradición, entregó todos sus bienes a los pobres para hacerse monje y obispo, distinguiéndose siempre por su generosidad hacia los niños.

 

(También te puede interesar: San Nicolás de Bari: el verdadero Santa Claus)

 

Por haber sido tan amigo de la niñez, en su día se reparten dulces y regalos. Es representado como un anciano vestido de rojo, con una barba muy blanca, que pasa de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños.

 

4. Enseñar a los niños

 

Animar a los niños en este tiempo de preparación para la Navidad a orar por los demás, ayudar en casa, compartir los bienes con quien más necesite, cumplir las tareas sin quejarse, hacer un sacrificio, leer algún pasaje de la Biblia, dar gracias a Dios, saludar cariñosamente, no pelear con sus hermanos, entre otros.

 

Es importante no solo que los niños se comprometan a realizar buenas acciones para el nuevo año que se aproxima, sino también que los padres enseñen a sus hijos el verdadero sentido del Adviento. Es decir, que mediten sobre la venida final del Señor, así como del nacimiento de Jesús y su irrupción en la historia del hombre en Navidad. Además, mostrarles el significado de las coronas de Adviento, las velas y el color morado para la liturgia que significa preparación espiritual y penitencia.

 

5. Crecer espiritualmente

 

En este tiempo se puede añadir un tiempo de oración breve como la lectura de la Biblia cada mañana o un Rosario. Cualquiera podría convertirse en un gran hábito.

 

Puede servir cualquier actividad que desarrolle su parroquia con el objetivo de lograr que la Navidad traiga un nuevo celo y un amor más profundo por Cristo este año.

 

Más de este tema >