Por Prince Martínez / Blogs LaFamilia.info - 26.10.2021

Estuve en Barranquilla en el taller de la reconocida diseñadora de modas Beatriz Camacho, graduada de bachiller en ASPAEN Gimnasio Cartagena de Indias, en la época en que fui directora de este plantel educativo. Charlamos sobre sus éxitos en su carrera profesional.

Al salir hubo alguna pregunta que me quedó en el tintero y le escribí al chat. Me escribió: “Prince, tú te mofas del tiempo.” Como estábamos intercambiando ideas de la moda del vestido y la fecha de entrega, al momento no entendí la idea del mensaje e interpreté “mofas” como modas … le escribí de vuelta: “no entiendo” … Ja ja ja ¡Tú te burlas de la edad! ¿Qué haces para hacerle mofa a la edad?

Me causó gracia su comentario. Le prometí una respuesta. Hoy se la envío a través de estas líneas. Aprovecho para compartir con aquellos que ya pasaron, como yo, los setenta y pico, además con un pico no corto sino bastante largo…

  • Lo primero es sonreírle al tiempo cultivando la virtud de la alegría. Vivir esta virtud en todo momento aún en los más difíciles. ¿Pero cómo es eso de poder estar alegres ante la adversidad? un revés económico, pérdida de la salud o de un ser querido… En esos momentos la alegría se traduce en serenidad, en abandono en Dios haciendo lo que nos corresponde y entregando lo demás a El. La clave: esto también pasará.
  • Dar gracias por todo, en todo momento del día.
  • Ser generoso compartiendo lo que vives, tus recuerdos, tus proyectos, tus sueños, tus conocimientos y en especial tu tiempo sin olvidar apoyar en los económico a causas que lo requieran.
  • Ocupar tu cuerpo y tu mente. Hay que mantener una vida social activa, reuniéndote con tu familia y tus amigos, asistiendo a cursos, saliendo de paseo…
  • “Empujar la gana” le llamo yo. Esa es otra de las cosas que hay que hacer, porque en muchísimas ocasiones, a la primera, no salta el interés sino el prefiero quedarme aquí. Por eso hay que “empujar la gana.” Luego uno disfruta aquello y piensa que bien fue “el empujar la gana”.
  • Mantener una actitud positiva ante los achaques propios de la edad y si tienes que quejarte, hazlo con el médico y no con los demás que están a tu lado a menos que haciéndolo, te puedan solucionar tu problema.
    Recuerdo aquí una anécdota de mi amiga María de los Ángeles. Una tía suya le decía: Ríe, ríe y todos estarán contigo; llora, llora y te quedarás sola.
  • Moverse, movimiento es vida. Un ejercicio cualquiera que sea es necesario, caminar, bailar, pilates…
  • Ama con intensidad.
  • Hay que prestar un servicio social que ayude a otras personas a salir adelante. Esto nos ayuda a valorar lo que somos y tenemos.
  • Ten un hobby que te apasione y al que puedas dedicarle buenos ratos, leer, escribir, jardinear…
  • Mantén un espíritu optimista. A todo se le puede sacar partido. “Siempre encuentra lo bueno de lo malo,” me dice un amigo. Esto es sacar de esa experiencia que consideras negativa, un aprendizaje para vida, por ejemplo.
  • Cuando hay escasez, se valora mucho lo que es escaso, lo más escaso es el tiempo, entonces hay que darle su justo valor y no desperdiciarlo en enfados, malos humores, recriminaciones …
  • Cultiva el espíritu. Una vida espiritual rica, profunda y activa te renueva cada día.

Todo esto lo sabías, ¿verdad? pero nunca está demás darle un repaso y volver a empezar por aquello que tenias olvidado o lo habías dejado a un lado.

***

 

Prince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación.