Blogs LaFamilia.info - 07.04.2015

En inglés hay un refrán que dice: “An Apple a day, keeps the doctor away”, se traduce : Una manzana al día, del médico te libraría.

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info
03.11.2014
 

 

princeblog

 

Prince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación.

 

 

Esta semana celebramos dos fiestas en la Iglesia Católica, el primero de noviembre, el Día de Todos los Santos y el dos, el Día de los Difuntos. Es más, el llamado “Halloween” que hoy en día y con ese nombre foráneo se ha infiltrado en nuestro país desde los años 80, significa “All Hallows Eve”: víspera de todos los santos.

 

Día de Todos Los Santos

 

El Día de Todos los Santos comenzó a celebrarse alrededor del año 800. “Es la celebración que reúne y concentra en un día todo el santoral del año, pero principalmente recuerda a los santos anónimos…¿Quiénes son los Santos? Son esa multitud innumerable de hombres y mujeres de toda raza, edad y condición, que se desvivieron por los demás, que vencieron el egoísmo, que perdonaron siempre.” (Encuentra.com)

 

El santo no nace se hace cada día en el hogar, en la oficina, en la calle, en el quirófano, en la fábrica, en la enfermedad, en la fiesta… “La Santidad “grande” está en cumplir los “deberes pequeños” de cada instante.” Libro Camino, 817, San Josemaría.

 

En una entrevista exclusiva al P. Antonio Spadaro S.J., el Papa Francisco nos dice:

 

“Yo veo la santidad en el pueblo de Dios, su santidad cotidiana. Existe una 'clase media de la santidad' de la que todos podemos formar parte (...). Veo la santidad en el pueblo de Dios paciente: una mujer que cría a sus hijos, un hombre que trabaja para llevar a casa el pan, los enfermos, los sacerdotes ancianos tantas veces heridos pero siempre con su sonrisa porque han servido al Señor, las religiosas que tanto trabajan y que viven una santidad escondida. Esta es, para mí, la santidad común (...). Esta era la santidad de mis padres: de mi padre, de mi madre, de mi abuela Rosa, que me han hecho tanto bien.”

 

Esa es la santidad a la que estamos llamados.

 

Día de los Difuntos

 

El dos de noviembre es el Día de los Difuntos. Este día se conmemoran las almas que todavía no han llegado al cielo y se encuentran en el purgatorio. En México celebran el Día de los Muertos como una fiesta nacional enraizada a la cultura del país. Elena Ponatowska describe así esa fiesta: “La muerte es parte de la vida… la muerte no espanta, al contrario, nos recuerda que todo pasa, que todo lo terrestre se acaba y que llevamos dentro un esqueleto”.

 

Vivimos en Tres Dimensiones

 

Estos dos días nos recuerdan que en la Iglesia se viven tres dimensiones: los santos en el cielo viven en la Iglesia Triunfante, los difuntos que están purificándose para llegar a ver el rostro de Dios, viven en la Iglesia Purgante y nosotros vivimos en la Iglesia Militante. ¡Todos estamos vivos! Y por consiguiente nos podemos ayudar los unos a los otros. Las buenas obras y las oraciones que hacemos durante nuestra vida se aplican a la Iglesia Purgante y dan a la vez gloria a los de la Iglesia Triunfante. Esto es lo que la Iglesia llama La Comunión de los Santos.

 

Todos hemos llorado la partida de un ser querido, lloramos su ausencia pero lo que más lloramos es por no tenerlo físicamente a nuestro lado. En esos casos lo que nos consuela a los cristianos es lo que dice un amigo mío: “Cuando le preguntan a Jesús por los difuntos contesta que serán como ángeles. La tarea de los bienaventurados es muy similar a la que hace un Ángel de la Guarda, por lo tanto nos acompañan, interceden, ayudan, etc. Son una gran ayuda para alcanzar la santidad personal”.

 

Eso significa que tenemos seres muy queridos que nos están acompañando permanentemente. ¿Qué hay que hacer? Conectarse a la mejor red social que existe entre las tres Iglesias: la Comunión de los Santos y “chatear” con ellos más a menudo encomendándoles tareas específicas. A la vez nosotros tenemos que ofrecerles nuestras oraciones y nuestro esfuerzo diario para alcanzar la santidad personal y todo esto hasta que nos reencontremos.

 

Más artículos de este autor >

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info
07.07.2014
 

 

 

princeblog

Prince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación.

 

 

 

A raíz del Mundial de Fútbol y el apoyo a nuestra selección Colombia, la cual ha conquistado el corazón de todos, quiero destacar varios factores para aplicar a la propia vida.

 

El trabajo en equipo

 

José Pékerman ha hecho un gran trabajo. Él sabe lo que se necesita para llegar donde lo han hecho. Así nos lo hizo saber a viva voz en alocución que circula en las redes sociales:

 

“Puedes elegir correr solo o trabajar en equipo y llegar lejos. ¿Qué decís? Ir solo es más fácil. No tendrás que ponerte de acuerdo con nadie. Si la pifias, la pifias solo. En equipo, te digo, es a otro precio. Antes de empezar a competir tendrás que ganar al ego más grande de todos que es el tuyo!

 

Tienes que entender que no sólo está bien como vos lo hacés, que hay otros caminos. Que si vas más rápido que el resto es igual que si fueras el más lento de todos. Que para ser escuchado, primero tenés que haber oído. Para recibir un aplauso tendrás que estar golpeando tus propias palmas.

 

Si no sabes cómo hacer algo, te van a gritar cómo hacerlo y si vas atrás te van a empujar hasta llevarte adelante. Y si ganas te van a apretar tan fuerte que vas a querer llorar porque cuando se juega en equipo, hijo, se celebra en equipo!”

 

Esto exactamente es lo que se necesita vivir a nivel familiar, empresarial y comunitario para experimentar la satisfacción y la alegría del trabajo bien hecho.

 

El mejor jugador del mundial

 

Y qué decir de James Rodríguez convertido en el mejor jugador del mundial: todos amamos a James. Y es que él tiene las cosas claras. Lo entendimos cuando dijo: “A los colombianos la alegría, a Dios la gloria”. Y más adelante: “Hay que tener mesura, pensar que viene algo duro y tenemos que entrenarnos para asumir todo esto. Tener fe, que nos apoyen que vamos a darlo todo.”

 

Algo mayor que una Copa del Mundo

 

Por otro lado el Papa Francisco, quien ha revolucionado el mundo y conquistado el corazón con sus enseñanzas, nos invita a cada uno de nosotros a ganarnos algo más que la Copa del Mundo. Para hacerlo nos propone:

 

“Jesús nos pide que le sigamos toda la vida. Nos pide que seamos sus discípulos, que juguemos en su equipo. ¿Qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Tiene que entrenarse y entrenarse mucho.

 

También así en nuestra vida de discípulos del Señor. Estos son los entrenamientos para seguir a Jesús: la oración, los sacramentos y la ayuda a los demás, el servicio a los demás.

 

Y si cometen un error en la vida, si se pegan un resbalón, si hacen algo que está mal, no tengan miedo. Mira lo que te dice Jesús: ¿Qué tengo que hacer ahora? Siempre hablen con Jesús en las buenas y en las malas.

 

Nos pide que paguemos la entrada y la entrada es que nos entrenemos para estar en forma para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida dando testimonio de nuestra fe. ¡Jesús nos ofrece algo más grande que la copa del mundo! Jesús nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda, de una vida feliz y también un futuro con El que no tendrá fin allá en la vida eterna.”

 

Es la vida y consejos de estos personajes: el Papa Francisco, el Técnico Pékerman y el desempeño de la selección con James al frente, lo que realmente nos habla de cómo comportarnos para lograr nuestras metas.

 

Hoy podemos reflexionar sobre esas tres propuestas que son una elección de vida. En cada uno está la responsabilidad de asumirlas.

 

Más artículos de este autor >

Prince Martínez, Blogs LaFamilia.info - 17.02.2015 

El cerebro de un niño podríamos compararlo con un teatro lleno de sillas vacías. En cada una de esas sillas se van sentando principios y enseñanzas que perduran.

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info
08.09.2014
 

 

princeblog

 

Prince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación.

 

 

La familia ha sido y será siempre la célula vital de la sociedad. Es el lugar donde se nace, se crece y se muere como persona. “En la familia aprendemos la verdad, la bondad y se transmite la herencia espiritual y cultural de la sociedad.” Esa célula vital es la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer quienes transmiten la vida a través del nacimiento y crianza de los hijos.

 

El mundo no puede avanzar si la familia primera escuela de la vida del hombre está enferma... En nuestros días, ciertos programas sostenidos por medios muy potentes parecen orientarse por desgracia a la disgregación de las familias. A veces parece incluso que, con todos los medios, se intenta presentar como “regulares” y atractivas -con apariencias exteriores y seductoras- situaciones que en realidad son “ irregulares”. Carta a las familias 1994, San Juan Pablo II.

 

Sabemos del fracaso del comunismo. El desmoronamiento en 1991 de la Unión Soviética marcó el fin de una época. Tuve la oportunidad de hablar con una joven rusa quien me manifestó que el régimen comunista no pudo acabar con los sentimientos profundos y arraigados del concepto de familia entre ellos. Hay que aceptar que el régimen mermó mucho la familia pero prevaleció la cultura de familia y su religiosidad. Es así como muestran orgullosos hoy día sus templos, sus obras de arte, sus íconos, etc.

 

Habrás visto alguna vez las famosas muñecas de madera rusas conocidas como Matryoshka. En la provincia rusa antes de la revolución de 1917, era un nombre de mujer muy popular. Se deriva de la raíz latina “mater” que significa madre. Era asociado a la imagen de una saludable madre de familia numerosa. Se convirtió en un nombre simbólico y fue utilizado especialmente para describir esas muñecas de madera pintadas, confeccionadas de tal manera que son representación de la maternidad y fertilidad. Se presentan en múltiples figuritas una en el interior de la otra, las más pequeñas caben perfectamente dentro de las más grandes, como quien cuida a los que requieren más atención.

 

Todas muy parecidas pero con sutiles diferencias que hacen que cada una sea única, elaboradas a mano con increíble finura resaltando su carácter irrepetible. Expresan perfectamente el símbolo más antiguo de la cultura humana: la familia.

 

Sostuvo la joven rusa que el régimen no había podido acabar con ese sentido familiar. Con orgullo contaba como ese gran científico ruso Dimitri Mendelésyev, célebre por haber descubierto los principios de la tabla periódica, era el hijo menor de diecisiete hermanos. “¡Qué tal que no hubiera nacido el menor de esa familia!”

 

“El hombre viene al mundo en el seno de una familia por lo cual puede decirse que debe a ella el hecho mismo de existir como hombre”. San Juan Pablo II.

 

Más artículos de este autor >

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info
18.12.2013
 

 

princeblog

 

Prince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación.

 

Estamos en plenas novenas de Navidad. El ambiente, la decoración, las luces invitan a sonreír, a estar alegres. Todo esto, más los regalos, los encuentros familiares que se dan en esta época, la nostalgia de no poder compartir con los que están lejos o ya se nos fueron, tienen un motivo. Esa esencia es la que tenemos que tener presente en cada luz que se enciende, en cada sonrisa, en cada encuentro, en cada regalo que se da y se recibe, ¡en cada suspiro! El motivo de todo lo que ocurre a nuestro alrededor es el nacimiento de Jesús, del Redentor que vino para llevarnos, si le dejamos, a la patria celestial. Ese es su regalo, un regalo de eternidad que no tiene comparación con ninguno terrenal.

 

Hay un pasaje que circula y dice que la Virgen María le contaba a San José que veía cómo festejaban con una gran cena familiar y de amigos, se intercambiaban regalos, reían y celebraban el 24 en la noche y continuaba la fiesta el día siguiente, el 25. No había un solo regalo para Jesús, no mencionaban el motivo, ni una palabra alusiva al personaje que había generado todo este júbilo. Se alcanzó a preocupar por la falta de memoria de los participantes y por su ausencia de motivo. ¿Celebrar por celebrar? Eso es como de tontos que ríen y ríen y no saben por qué ríen, que regalan y regalan y no tienen ni idea por qué regalan. Se alcanzó a poner triste. Pero al final le comentó: “Menos mal me desperté. Era sólo un sueño!” No se nos puede pasar por alto lo más importante, quién cumple años y la razón principal de la celebración.

 

El vacío de las cosas sin sentido

 

Cuando las cosas no tienen sentido apropiado conducen a la búsqueda errada del mismo en las cosas materiales. Irremediablemente se produce un vacío que se trata de llenar con un contenido inadecuado. Ese vacío se hace cada vez más grande y más grande y el resultado final es un desengaño. Cuando las motivaciones están basadas en las cosas que perduran, la alegría que se experimenta es proporcional a su valor. Cuando son imperecederas es más intenso y prolongado el gozo. Este es el caso de la Navidad cuya celebración se puede prolongar en el corazón por todo el año.

 

Celebrar con sentido

 

Qué cosas prácticas podemos tener en cuenta para que esta celebración sea la más apropiada:

 

1. Preparar el corazón en estos días reflexionando sobre los regalos que le vamos a hacer al Niño Dios. Regalos que exigen una mejora personal, un crecimiento espiritual. ¡Comenzar YA!

2. El día de la celebración encontrar el momento apropiado y leer el pasaje del evangelio alusivo al motivo que nos tiene reunidos.

3. Buscar una familia en situación difícil, de escasos recursos y llevarle una cena de Navidad y regalos.

4. Tener la valentía de desagraviar alguna herida que hayamos abierto.

5. Sembrar paz y alegría. Derrochar cariño preparándonos para el encuentro con el cumplimentado Jesús.

6. Si desea que los niños participen involúcrelos en la planeación. Empiécelos a motivar desde ya.

Recordar que la Sagrada Familia es modelo de amor y de unión, pero también lección de vida familiar, pues como la familia de hoy, tuvo que afrontar y convivir con grandes problemas. La familia de Nazaret fue humilde, carente de recursos, pero completamente feliz a pesar de las dificultades. Vivamos hoy y siempre la alegría propia de la Navidad. Al celebrar con sentido se es más feliz.

 

Más artículos de este autor >

Prince Martínez Blogs LaFamilia.info - 17.12.2014

Estamos viviendo la época de adviento que es el tiempo de preparar la navidad.

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info / 14.07.2014

Ya ha finalizado el Mundial de Fútbol y es momento de sacar conclusiones y aprendizajes, los cuales se pueden aplicar también al matrimonio.

Prince Martínez - Blogs LaFamilia.info / 11.03.2013

En mis manos una carta escrita por un esposo que desea recuperar su matrimonio. Es la época de la reconciliación y el perdón. Que esta carta sirva para reflexionar sobre los compromisos del matrimonio.