Víctor Ruiz – ForumLibretas.com
02.01.2013

El Defensor del Profesor denuncia la falta de respeto, insultos y agresiones de los alumnos a los maestros, pero también el aumento de falsas acusaciones, amenazas y acoso de los padres a los profesores. Es "una tarea irrenunciable de los padres el que se responsabilicen de la educación de los hijos y colaboren", dicen los docentes.

Un informe del Defensor del Profesor de España sobre la conflictividad y violencia en las aulas durante el curso 2011-2012 deja constancia del gran problema que representa actualmente para los profesores llevar a cabo su labor educativa con suficientes garantías para su integridad física y psíquica.

Tanto es así que un 7% de los profesores se plantean abandonar la profesión a causa de la conflictividad. De hecho, el informe destaca en su apartado de "estado anímico" de los profesores que, un 49% de los profesores que les consultan tiene problemas de ansiedad; un 12% sufre estados de depresión; y un 10% están de baja laboral. Solo un 29% de ellos no presentan problemas anímicos, tal como se puede observar en el gráfico que acompaña esta información, reproducido a partir del informe.

Insultos, amenazas y agresiones de los alumnos...

El informe muestra datos muy preocupantes en cuanto a la violencia verbal o física que manifiestan los alumnos hacia los profesores en las aulas.

El 24% de los profesores tiene problemas para dar clase, y las muestras de falta de respeto llegan al 21%. Al mismo tiempo, un 11% de los alumnos muestran conductas agresivas hacia sus compañeros o hacia el profesor, y un 17% recurren a falsas acusaciones (porcentaje que incluye las de los padres).

Más grave aún es que el 12% corresponde a insultos de los alumnos hacia los profesores, el 18% se refieren a acoso y amenazas de estudiantes a los docentes y el 5% a agresiones detectadas.

Asimismo, hay un 6% que corresponde a grabaciones, fotos e internet, y el mismo porcentaje a daños causados a propiedades o pertenencias.

...Pero también de los padres

Sin embargo, la preocupación de los profesores ante la conflictividad en las aulas no le limita solo al comportamiento de los estudiantes y se ve aumentada por el incremento de problemas que provocan también los padres.

El informe muestra cómo en el curso 2011-2012 han aumentado las denuncias de los padres (18% frente al 17% en el curso 2010-2011); las falsas acusaciones conjuntamente con las de los alumnos (17% ante un 14% el curso anterior); o el acoso y las amenazas de los padres (26% en el curso analizado y un 25% el anterior).

Las agresiones de los padres a profesores se mantienen en el 1% que tenían en el curso 2010-2011.

El problema, en la familia

De esta manera, queda constancia de cómo el incremento de conflictos que crean los padres está directamente relacionado con los que generan sus hijos y que, por lo tanto, la conflictividad que en las aulas crean los alumnos tiene una estrecha relación con la educación en el seno de la familia, donde radica una buena parte de la responsabilidad del comportamiento de los más pequeños.

De esta manera, la escuela es receptora de la incapacidad para educar correctamente de los padres, que en algunos casos no es solo un problema de incapacidad sino de 'deseducación'. Una cosa es ser impotente para que el hijo se comporte como debe en la escuela y otra muy diferente es inculcarle o alentar todo lo contrario.

A nadie se le escapa que, para que la educación en la escuela dé óptimos resultados, la clase para funcionar necesita dos cosas: orden y silencio, porque si no no hay clase; y un principio de autoridad que lo haga efectivo.

Ese principio de autoridad lo ha de ejercer el maestro y, si no cuenta con el reconocimiento y pleno apoyo de los padres, jamás los alumnos lo podrán tomar en serio. Eso era algo que no hace tantos años ambos, padres y alumnos, tenían muy claro.

HacerFamilia.cl
07.12.2012

Un grupo de cincuenta pediatras y psicólogos consultados por la revista Burda consideran que no conviene llenar todas las expectativas de los niños respecto a los regalos que se le hacen.

Para el 38 por ciento de los médicos entrevistados, demasiados regalos crean en el niño la convicción de que se le deben y si no los recibe no se siente amado. Los niños están desprotegidos ante una televisión que los martillea –explica la psicóloga Serenella Salomoni- y a los padres no les queda otra que responder a sus deseos, haciéndose perdonar así todas las carencias de afecto de las que son responsables.

El único regalo que un padre puede hacer al propio hijo -advierte la psicóloga Maria Rita Parsi- es su presencia, el juego, el amor. El 16 por ciento de los pediatras interpelados, además, está convencido de que la abundancia de regalos desencadena una carrera: cuantos más recibe el niño, más reclama.

¿Qué quieren los niños de hoy?

Según Chiara Rapaccini, escritora de libros para niños, lo primero que piden es estar más tiempo con sus padres y, en segundo lugar, con los niños de su edad. La escritora sin embargo es partidaria de no exagerar por el otro lado en el tema de los regalos: si quieren el videojuego, cómpreselo, aunque señala que el verdadero problema es que los niños se ven obligados a estar ante este juguete porque sus papás están ausentes.

Por su parte, la pediatra Rosetta Braca indica que es justo criticar el exceso de regalos pero también hay que decir que muchos juegos desarrollan la capacidad y la inteligencia de los niños y que la multi-estimulación es de todos modos positiva. Todo depende del comportamiento de los padres: si llenan de regalos a los hijos y luego se desinteresan, es una cosa. Si en cambio se ponen a jugar con ellos, les ayudan, participan, la cosa obviamente cambia.

Fuente: masalto.com, ChurchForuml

LifeSiteNews
29.11.2012

Según un estudio recientemente publicado, existe una relación entre tener una relación estable y satisfactoria y el haber retrasado el inicio de la actividad sexual.

El informe titulado “True Love Waits? A Sibling-Comparison Study of Age at First Sexual Intercourse and Romantic Relationships in Young Adulthood” (¿El amor verdadero espera? una comparación entre la edad de la primera relación sexual y las relaciones románticas en los adultos jóvenes) encontró que las parejas casadas o que viven en unión libre que retrasaron su primera relación sexual hasta más tarde en la vida “redujeron significativamente los niveles de insatisfacción en su relación”.

El estudio publicado el mes pasado en la revista APS Psychological Science y escrito por Paige Harden, de la Universidad de Austin, Texas, utilizó datos del Estudio Longitudinal Nacional de Salud Adolescente, dividiendo a las personas en grupos que han tenido relaciones sexuales precoces (menores de 15), a tiempo (edad 15-19), y tardía (mayor de 19). La experta aclaró que “a tiempo” significaba solamente que “perder la virginidad, entre las edades de 15 y 19 es normativo para los adolescentes en los Estados Unidos”.

Harden encontró que “entre hombres y mujeres actualmente en un matrimonio o relación de cohabitación, la tardanza de la primera relación sexual se asoció con niveles reducidos de insatisfacción relación”.

Por último, la psicóloga encontró que quienes retrasaron su primera relación sexual con su pareja, su relación siguió al siguiente paso, el matrimonio. Mientras que quienes mantuvieron relaciones sexuales a una edad temprana, su relación siguió a la cohabitación.

Una vez más queda evidenciado los beneficios de retrasar el inicio de la actividad sexual hasta después del matrimonio. Es necesario continuar promoviendo este tipo de estudios, y así evitar la promiscuidad que afecta a los adolescentes con embarazos, contagio de enfermedades de transmisión sexual, etc.

Patricia Ruiz-Ruescas – Te interesa.es
17.12.2012

La ONG americana W.A.T.C.H. (World Against Toys Causing Harm) cada año realiza un listado con los diez juguetes que consideran más peligrosos para los niños. Según la organización, el problema fundamental radica en la falta de información que ofrecen los productos.

Varios de los juguetes que aparecen en la lista muestran informaciones contradictorias ya que mientras que en el envoltorio reflejan que son recomendables para niños a partir de los tres años, si se compran online aparecen como ‘aptos’ para los mayores de 16 meses, como es el caso del 'Magnetic fishing game'.

Para W.A.T.C.H. el que haya juguetes peligrosos se debe principalmente a que se fabrican sin tener en cuenta las normas de seguridad y, según sean empleados, pueden causar daño a los niños, por lo que también consideran muy importante que se explique bien para qué edades son recomendables y cómo han de usarse.

Otros juguetes que aparecen en el listado son el 'Bongo Ball', porque mientras que en el envase se recomienda la supervisión de los padres, en la imagen de la caja aparecen unos niños jugando solos. En el caso del 'Dart zone quick fire 12 dart gun', que consiste en lanzar dardos, el fabricante recomienda su uso a partir de los 6 años y avisa de que puede provocar lesiones por la potencia que alcanzan, pero en internet aparece como indicado para niños de entre 7 meses y 5 años.

El 'Spinner shark 4-wheel kneeboard' es una especie de monopatín con numerosas contraindicaciones, recomendado para niños mayores de 8 años, que W.A.T.C.H. califica de muy peligroso. 'Explore & learn helicopter', a pesar de estar recomendado para niños de entre 12 y 36 años, no cumple las medidas de seguridad establecidas en cuanto a tamaño principalmente, según denuncia la ONG, que avisa que puede provocar lesiones a los niños.

'N-Force vendetta double sword' es un juego de espadas, en principio poco nocivo, si no fuera porque los fabricantes aconsejan unir dos espadas en una para tener "una experiencia única en la batalla". La espada resultante podría causar al niños lesiones en la cara o en otras partes del cuerpo.

El 'Water balloon launcher' lanza balones de agua a gran velocidad y mientras que el fabricante lo recomienda para mayores de 16 años, en internet dicen que es apto para bebés a partir de 8 meses. La 'Power Rangers super samurai shogun helmet' es una máscara acabada en flechas puntiagudas, capaces de herir a quien la lleve y a todo el que se le acerque.

El problema del 'Playful xylophone' es que es un instrumento musical con multitud de piezas, recomendado para bebés a partir de 12 meses, que no obstante corren el peligro de llevárselas a la boca y atragantarse.

El último lugar en la lista lo ocupan 'The avengers gamma green smash fists', o como son conocidos, una especie de 'puños de Hulk'. No hay ninguna precaución a adoptar por parte del fabricante, a pesar de recomendarlo a niños a partir de 3 años para que "golpeen todo lo que se ponga en su camino".

Juguetes para cada edad

“Los juguetes en general son una herramienta fundamental en el proceso de desarrollo del niño. Pero sí que debemos tener cuidado con aquellos productos que no han pasado la normativa de seguridad. Para ello la revisión del etiquetado en el envase resulta fundamental así como la compra de estos productos en establecimientos especializados y de confianza” señalan Ana Mata, coordinadora de la Guía AIJU 3.0, y Pablo Busó, coordinador de proyectos relacionados con la infancia en AIJU (Asociación de Investigación de la Industria del Juguete).

Sin embargo, en lo que se refiere al tipo de juguetes, Fernando Uribarri considera que no hay ninguno malo si se utiliza en su justa medida. “Todo depende del uso que se haga de ellos, porque hay juguetes más peligrosos que otros por el nivel de adicción que pueden causar, como podría ser el caso de los videojuegos”. Siempre teniendo en cuenta las características del juguete y la edad del niño.

HacerFamilia.cl
05.12.2012

Top Toy, la productora de juguetes más grande de Suecia, a cargo de la franquicia Toys R Us en ese país, se vio “obligada” a publicar en su catálogo publicitario imágenes de niñas con juguetes de armas y niños con muñecas para no ser culpados de “discriminación de género”.

En los catálogos de Top Toy (ver aquí), una niña fue borrada digitalmente de una página con la figura de “Hello Kitty”, la camiseta de otra niña, originalmente rosada, fue pintada de azul claro, y una niña que sostenía un muñeco de bebé fue reemplazada por un niño, entre otras modificaciones.

La juguetería sueca explicó a la prensa que había recibido “entrenamiento y guía” de una agencia auto-regulatoria de publicidad para que sus anuncios sean de género neutral. En el pasado, Top Toy ha sido reprendido por los reguladores publicitarios por “discriminación de género” en un catálogo anterior, en el que aparecía un niño disfrazado de superhéroe y una niña vestida de princesa.

En declaraciones recogidas por el diario británico The Daily Mail, el director de ventas de la juguetería señaló que “por muchos años, hemos encontrado que el debate de género se ha vuelto tan fuerte en el mercado sueco que hemos tenido que ajustarnos”. “Con el nuevo pensamiento de género no hay nada que sea correcto o incorrecto. No es una cosa de niño o niña, es un juguete para niños”, dijo.

Suecia se vio envuelta en la polémica a mediados de 2011, cuando se presentó en su capital, Estocolmo, el proyecto del jardín infantil Egalia, que buscaba educar a los menores sin tratarlos como niños o niñas, para que cada uno eligiera desde la temprana edad su “orientación sexual”.

En esa ocasión, la médico psiquiatra Maíta García Trovato explicó a ACI Prensa que esta situación “además de ser absurda hasta podría configurar una forma de maltrato infantil” y subrayó que “los niños no son conejillos de Indias para ser sometidos a esta suerte de experimento social”.

“El intento de introducir la ideología de género desde los primeros años de vida es una de las estrategias diseñadas por los promotores de la misma. En el afán de ‘luchar contra los estereotipos’ olvidan cosas tan obvias como la diferencia sexual que hace la complementariedad de dos personas y las lleva a formar un bien que todas las sociedades protegen por ser el hábitat del ser humano: la familia”, indicó.

La Dra. García Trovato remarcó que “la identidad sexual es la íntima convicción que todos tenemos de pertenecer a un determinado sexo y es una de las primeras que se establecen en la especie humana”.

“¿Por qué desestimarla? ¿Por qué despertar en los niños inseguridad en este aspecto tan importante para su vida? ¿Con qué propósito? ¿Qué clase de sociedad se busca? Además y no menos grave ¿es lícito utilizar a los pequeños para experimentos sociales?”, cuestionó.

La psiquiatra subrayó que “Los niños tienen derechos. Los adultos, frente a ellos, tenemos deberes. Entre otros, el de velar por su seguridad física, mental, emocional y moral”.

VIDEO

{youtubejw}5NFterSfjn4{/youtubejw}

Patricia Ruiz Ruescas – Teinteresa.es
23.11.2012

Las familias europeas se encuentran en pleno proceso de cambio. La tasa de fecundidad ha descendido, cada vez las mujeres tienen hijos más tarde, y ha aumentado el número de separaciones y el de familias monoparentales, así como el de aquellas que carecen de ingresos estables. A su vez hay una mayor esperanza de vida lo que conlleva un envejecimiento de la población y un incremento de personas mayores dependientes.

La Unión Europea se enfrenta a una situación complicada teniendo en cuenta que ningún Estado miembro alcanza el umbral de la sustitución generacional, a pesar de que únicamente Francia e Irlanda están cerca de lograrlo. Por eso, para Pierluigi Brombo, administrador principal de la sección de ciudadanía, conciliación y empleo del Comité Económico y Social de la Unión Europea “el éxito familiar debería formar parte de los objetivos de la sociedad” según recalcó en la Lección Anual de Familia organizada por The Family Watch.

Según las previsiones, en el año 2050 la proporción de personas que trabajan respecto a los mayores de 65 años será de dos a uno, mientras que a día de hoy la proporción es de cuatro a uno, por lo que resulta necesaria la coordinación e implementación de nuevas políticas que ayuden a las mujeres europeas a tener los hijos que desean.

La prioridad de las madres es lograr una conciliación del trabajo y la vida familiar, seguida de un reconocimiento por parte de la sociedad del papel que han de llevar a cabo, y en tercer lugar lo que ansían es más tiempo para ocuparse de sus hijos según una encuesta reciente realizada entre 11.000 madres por el Movimiento Mundial de Madres.

Para que las políticas familiares tengan éxito es necesario, según el Comité Económico Social y Europeo, crear mecanismos que permitan conciliar vida profesional y familiar, prevenir y luchar contra la pobreza de las familias, que las políticas aplicadas perduren independientemente de quien gobierne, y haya un reconocimiento de la familia y una revalorización de su papel y del éxito familiar.

El modelo francés, un ejemplo a seguir

Las políticas familiares en la UE son muy diferentes entre unos estados y otros y se establecen en función de las costumbres, las motivaciones sociales y políticas, o la propia filosofía de vida.

En los países Escandinavos desde los años 70 se han centrado en promover la igualdad entre padre y madres y buscar la conciliación familiar. En Suecia estas políticas se han basado en reformas importantes de los permisos parentales, en servicios públicos de acogida para niños pequeños, en una fiscalidad específica para las familias y en la legislación familiar lo que ha dado lugar a un índice elevado de trabajo femenino, una mayor participación de los padres en el cuidado de los niños pequeños, unos índices de fecundidad superiores a la media de la Unión Europea y una reducción de la pobreza infantil.

En Países Bajos, el énfasis se ha puesto en potenciar el empleo a tiempo parcial tanto para los padres como para las madres. De hecho, el 41 por ciento de las mujeres se acoge a este tipo de jornada. En España no obstante, tan sólo el 23 por ciento de las madres tiene un empleo a tiempo parcial, un porcentaje que se reduce al 5,4 en el caso de los hombres.

En Reino Unido las políticas están más centradas en la lucha contra la pobreza de las familias y de los niños y, por regla general, se admite que el Estado no debe intervenir en las opciones particulares de cada cual.

En Alemania se han puesto en práctica unos sistemas de guardería más desarrollados y una adaptación de los horarios, así como un permiso parental de catorce meses remunerados a dos tercios del salario, puesto que estaba muy mal considerado trabajar teniendo niños pequeños.

No obstante, de momento, el modelo a seguir es el de Francia, que apuesta por una estabilidad en el tiempo, con independencia de las mayorías políticas. En él se da una combinación de subsidios financieros, un régimen fiscal equitativo para las familias, disposiciones en los sistemas de jubilación y en el derecho laboral que permiten permisos específicos remunerados, un sistema de guardería para niños hasta los tres años y escuela gratuita a partir de esta edad. El resultado es que Francia es uno de los países europeos con el índice más elevado de empleo femenino y de fecundidad.

La familia, el éxito de todos

Conciliar la vida familiar y profesional se ha convertido en una necesidad ya que según Brombo, a pesar de que en la sociedad actual el éxito se define como algo individual, realmente radica en la relación de las personas con el bien común y, en este aspecto, la familia tiene un papel fundamental.

Favorecer políticas a la medida de los padres y de los niños, prevenir la pobreza especialmente en época de crisis, reconocer el valor natural de la familia y universalizar estas políticas dentro de la Unión pueden ser medidas para combatir la situación que atraviesa Europa en estos momentos.

Además, según el Comité Económico y Social Europeo, las asociaciones que representan a las familias deberían tener una mayor implicación para abogar por políticas efectivas que respondan a las demandas reales de la ciudadanía. Las cuestiones que afecten a la familia deberían ser integradas en las políticas legislativas de la Unión, en concreto, debe considerarse a las familias en los estudios de impacto que a día de hoy resultan obligatorios antes de aprobar cualquier tipo de norma que emane del Parlamento Europeo.

En este sentido, la opinión pública debería recoger la consideración del éxito familiar de las personas, junto al éxito profesional y personal como forma del reconocimiento que la familia merece por el bienestar que aporta a las personas.

Revista Eroski Consumer
14.12.2012

Aunque resulta evidente que el avance imparable de las nuevas tecnologías ha beneficiado en muchos aspectos a la sociedad, también ha dado pie a comportamientos problemáticos. La Organización Mundial de la Salud señala que una de cada cuatro personas sufre problemas relacionados con las nuevas tecnologías y un estudio de la Sociedad Española de Psiquiatría revela que entre el 6% y el 9% de los usuarios de Internet podría tener problemas de uso inadecuado de la Red.

Obesidad digital

Al abuso o dependencia excesiva de Internet y de los dispositivos móviles o a la incapacidad que experimentan muchas personas para alejarse de sus smartphones o desconectarse de redes sociales, foros y mensajerías instantáneas se la conoce ya como 'obesidad digital'.

Para conocer su alcance la revista española EROSKI CONSUMER realizó en noviembre una encuesta on-line a personas de entre 14 y 39 años y les preguntó sobre sus hábitos de uso de Internet, teléfono móvil y videojuegos, además de contabilizar el número de aparatos digitales de los que disponían.

La primera conclusión es que un 5% de los encuestados tienen síntomas de sufrir 'obesidad digital'. La segunda, es que no hay diferencias por sexo, pero sí por edad: casi un 10% de los jóvenes entre 20 y 24 años depende en exceso o abusa de las nuevas tecnologías y el 78% de los adolescentes de entre 14 y 19 años corren el riesgo de tener comportamientos obsesivos en el futuro.

Los adolescentes de entre 14 y 19 años tienen mayor número de videoconsolas (casi cuatro de cada cinco tiene tres de media), mientras que quienes en mayor proporción disponen de un iPad o tabletas son los jóvenes de entre 25 y 29 años (un 32%). Los más jóvenes son también los que cuentan con más identidades en redes sociales (casi cuatro perfiles por persona entre los 14 y 24 años) y servicios de mensajería (dos). En el uso del email y los blogs apenas hay diferencias: el correo electrónico es de uso masivo (casi todos lo usan y tienen casi tres cuentas de media) y el de los blogs es minoritario (solo uno de cada cuatro entrevistados cuenta con uno).

Uso indebido en todas las edades

La abundancia de dispositivos digitales no indica por sí mismo un problema de adicción a las nuevas tecnologías. Es el uso indebido o abusivo el que provoca problemas. Para medir esta variable, EROSKI CONSUMER les pidió a los encuestados que expresaran su grado de acuerdo o desacuerdo con una serie de afirmaciones sobre el uso de móviles, Internet y videojuegos. Según este sistema de medición, tomado de los expertos en problemas de conducta con las nuevas tecnologías de Madrid Salud, solo un 4% de los encuestados podría tener un problema serio con su uso personal de Internet, otro 3% con el del móvil y un 1% con el de los videojuegos.

El resto utiliza las tres herramientas digitales de forma adecuada, aunque eso no significa que estén exentos de riesgos. Para no caer en un uso dependiente, al 47% de los encuestados les conviene controlar el tiempo que pasan al teléfono, el 31% y el 16% deben vigilar el tiempo que pasan en Internet y con los videojuegos, respectivamente. En los tres casos, destacan los jóvenes de entre 14 y 24 años.

¿Podemos prescindir del móvil?

Un 43% de los encuestados dice que no podría aunque quisiera y un 36% afirma que está pendiente de él continuamente. La dificultad para apartarse del móvil es mayor entre los entrevistados de 20 a 24 años (49%), pero los adolescentes tienden a estar más pendientes de su teléfono (45%). Para uno de cada cuatro encuestados recibir un SMS o notificación similar supone una alegría (el mayor porcentaje se da entre mujeres de 14 y 19 años, un 34%) y un 10% confiesa que se irrita cuando no recibe ninguno en todo el día (de nuevo, sobresalen los adolescentes, con un 18%).

Que el uso del móvil esté tan generalizado no significa, sin embargo, que su coste resulte excesivo. Solo un 15% está totalmente o bastante de acuerdo con la afirmación de que su gasto de móvil es excesivo. Otro 14% lo está con el hecho de que pierde la noción del tiempo cuando utiliza el móvil. Una vez más los adolescentes van en cabeza, con un 21% que así lo admiten.

Sobre la encuesta

Contestaron a la encuesta un total de 1.220 personas. Para analizar los datos se contó, por una parte, con Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica y experto en Adicciones Digitales y Manuel Armayones, profesor de Estudios de Psicología en la Universidad Oberta de Catalunya. Pero también con la asesoría institucional de Madrid Salud y de las asociaciones Pantallas Amigas y Adicciones Digitales.

Europa Press
29.11.2012

Un estudio sobre la brecha digital entre adultos y adolescentes realizado durante tres años en varios colegios de España, ha revelado que los jóvenes perciben el mundo virtual como si fuera una extensión de la realidad, mientras que los adultos usan la red como a “instrumento”.

Así lo ha explicado en una entrevista a Europa Press el sociólogo investigador principal del estudio y profesor de la Universitat Ramon Llull (URL), Jordi Busquet, quien ha indicado que para los adolescentes “son dos realidades paralelas que forman parte de la propia vida”.

Busquet ha apuntado que los jóvenes integran las redes sociales a su vida cotidiana, hasta el punto que “no hay tanta diferencia” entre lo que proyectan en el Facebook y cómo se muestran en su día a día, lo que se explica porque utilizan la red para socializarse, es decir, para hacer amigos y hacer bromas entre ellos.

De hecho, el estudio, bajo el título ‘El uso de las TIC y la brecha digital entre adultos y adolescentes’, también constata que muchos de los jóvenes no pueden vivir sin estas herramientas hasta el punto que están “todo el día disponibles”, ha añadido Busquet, aunque la investigación no se han centrado en las adicciones.

Otra de las conclusiones es que, aunque controlan mucho su relación con los desconocidos y no suelen aceptar a personas con las que no tengan amistades en común, descuidan su imagen porque “no son conscientes de que es un espacio público y no privado”.

Su ingenuidad les lleva muchas veces incluso a publicar fotografías que pueden afectar a su reputación y “a la larga pueden ser comprometedoras” como, por ejemplo, a la hora de buscar trabajo.

La brecha digital

El estudio también “desmitifica” la brecha digital entre adultos y jóvenes, al concluir que no es sólo la edad lo que les puede alejar, sino que hay otras variables que también influyen en el uso de la red como el nivel educativo y el económico.

Han detectado dos posibles reacciones por parte de las familias cuando no dominan las nuevas tecnologías: o bien “dimiten de la tarea de hacer de padres”, u establecen prohibiciones.

Busquet ha recomendado que lo óptimo es que los adultos “acompañen” a los jóvenes, aunque les pueda resultar difícil, puesto que el miedo y la prohibición no ayudan a los adolescentes, quienes pueden perder la confianza en los padres y camuflarse casos más graves como el asedio, que también han detectado.

Sin embargo, los investigadores también han constatado que la actitud de las familias en relación a Internet es “mucho más positiva” que la que tienen los colegios, que mantienen un posicionamiento más conservador y reticente.

Muchas escuelas se han modernizado tecnológicamente pero no han renovado sus métodos pedagógicos y, además “dan la espalda a las redes sociales”, lo que les quita autoridad a los docentes porque los alumnos se muestran muy críticos con los profesores que no dominan las nuevas tecnologías.

En el estudio, que participaron 120 jóvenes de escuelas y 60 adultos -profesores y padres-, fue liderado por investigadores de la Facultad de Comunicación Blanquerna de la URL, en colaboración con la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), la Universidad de Sevilla, la Universidad de Salamanca y la Universidad Juan Carlos I de Madrid.

Patricia Ruiz Ruescas – Teinteresa.es
23.11.2012

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad College London, en Reino Unido, los pequeños que viven en un entorno que desborda felicidad tienen más posibilidades de alcanzar el éxito de adultos.

Las razones que explican esta relación es que las personas que crecen en un ambiente feliz tienden a ser más abiertas, apuestan por los estudios, los acaban, y se muestran más seguras en el trabajo, por lo que suelen ascender más rápido y ganar más dinero.

Para llegar a estas conclusiones se analizó a un total de 1.500 adultos en Estados Unidos y quedó reflejado que aquellos que se sentían más satisfechos en la vida eran los que tenían unos salarios más altos.

Es la primera vez que se realiza una investigación en profundidad sobre la relación entre la felicidad y los ingresos y se ha demostrado que incluso aquellas personas que, en un escala de cinco, superaban en un punto al resto en lo que se refiere al nivel de satisfacción en la vida, acababan ganando un mínimo de 1.500 euros anuales más en menos de siete años.

Para los autores del estudio se trata de un gran descubrimiento porque siempre se había pensado que la relación entre dinero y felicidad era unidireccional. Ahora ha quedado reflejado que no son los elevados ingresos los que hacen que las personas sean más felices, aunque ayuden, sino que el hecho de que se sientan más satisfechas en la vida hace que a su vez tengan más éxito en sus profesiones.

Además, los expertos hacen hincapié en la importancia de que los niños tengan una infancia feliz, por lo que instan a los padres a mantener un entorno sano en el que puedan crecer para convertirse en adultos de provecho.