Observamedios.com
22.04.2013
Clasificación: Todos
Título original: Escape From Planet Earth
Género: Animación
Dirección: Cal Brunker
Distribuye: Disney
Reparto: Animado
Duración: 85 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

Síntesis

Scorch Supernova el famoso héroe del planeta Baab, se encuentra en un planeta rescatando a unos bebés, cuando se ve en peligro y su hermano Gary Supernova que es el jefe de la Misión Control Bassa lo ayuda para llegar sano y salvo a casa, una vez que Scorch está en su planeta, su jefa Lena lo manda al Planeta Oscuro el cual es el planeta tierra, pero Gary sabe que es una misión peligrosa y pelea con su hermano ya que este decide ir. Una vez en el planeta “oscuro”, Scorch es capturado y llevado al área 51 y Gary decide ir a rescatarlo. Los hermanos Supernova junto con otros extraterrestres capturados y la familia de Gary buscan la manera de huir del Planeta Oscuro.

 

Crítica

Película infantil que habla de unos extraterrestres que salen de su planeta y llegan al planeta tierra en el cual son capturados por los humanos y llevados para ser examinados en la famosa área 51. La película trata del apoyo, confianza y valor de la familia. Uso de armas y ataques en un contexto de animación.

 
VIDEO

{youtubejw}qnhbdYBSyCE{/youtubejw}

Alberto Fijo - Aceprensa
29.03.2013
Clasificación: Todos
Título original: The Croods
Género: Animación
Dirección: Chris Sanders, Kirk De Micco
Reparto: Animado
Duración: 95 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

El conflicto de esta excelente cinta animada es aparentemente sencillo. Familia cavernícola en una tierra desolada. Temen la oscuridad. Grug y Ugga tienen tres hijos y una suegra. Y la adolescente Eep, pelirroja de ojos verdes (doblada por Emma Stone) quiere a los suyos, pero es rebelde y defiende los cambios.

 

El guion de Los Croods es una maravilla. El viaje, la transformación de los personajes, los cambios en las relaciones, los puntos de giro, la equilibrada mezcla entre lo grande y lo pequeño, entre la gran aventura y los pequeños espacios para el humor.

 

Con ese material, los animadores de DreamWorks han hecho un trabajo de primera, especialmente en los personajes, que se engrandecen por unas voces originales oportunísimas, tanto que puedo escribir que Nicolas Cage está estupendo dando vida al patriarca Grug. Catherine Keener es la madre, pero Keener está bien casi siempre.

Los fondos son muy hermosos y la pantalla grande se hace imprescindible para gozar de unas secuencias de acción vertiginosas y originales, como la de la apertura con el huevo. El gag fotográfico es delicioso y admite un doble sentido.

El espectador queda marcado porque no ha visto una película más, una parodia o una secuela: ha visto una gran película, la mejor de la corta historia del estudio DreamWorks. La cinta resalta valores como el amor y la familia.

 
VIDEO

{youtubejw}_NKmSAoQkM4{/youtubejw}

Juan Orellana - Aceprensa
04.03.2013
Clasificación: 18 años en adelante
Título original: Amour
Género: Drama
Dirección: Michael Haneke
Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Rita Blanco, Laurent Capelluto
Duración: 125 minutos
País: Austria
Año: 2013

 

Palma de Oro en Cannes, Premio a la mejor película europea, rendida adoración de la crítica internacional… y cinco importantes nominaciones a los Oscar, aunque al final solo ha ganado uno, el de mejor película extranjera.

Sin duda Haneke es un cineasta excepcional, su trabajo en Amor es extraordinario, y no digamos el de sus intérpretes; pero en Haneke es igual de importante lo que cuenta que el cómo lo cuenta. Y lo que nos sirve en este plato de impecable diseño es una vianda de muerte que reclama una reflexión.

 

El argumento, inspirado en el suicidio de una tía de Haneke, cuenta los últimos años de la vida de los parisinos Georges y Anne, un matrimonio de músicos octogenarios de reconocido prestigio y vasta cultura, la quinta esencia de la civilización europea ilustrada. Entre ellos aún existe un amor lleno de delicadeza. Tienen una hija casada que también se dedica a la música y a la que ven muy poco. Un día, Anne sufre una embolia, y queda paralizada de medio cuerpo.

 

Comienza un proceso de degradación física y deterioro mental que pondrá a prueba a su enamorado esposo. Pero ella deja muy claro su deseo antes de perder la cabeza: “Así no tiene sentido vivir”.

La película empieza sorprendiendo al espectador ingenuo, que llega a pensar que Haneke está irreconocible. Parece que se trata de un filme sincero, auténtico, sobre la belleza del amor humano y sobre la grandeza tierna de la vejez; pero en el minuto 40 comprendemos que Haneke no ha cambiado, que nos esperaba a la vuelta de la esquina con su filosofía nietzscheana. La película está llena de rencor hacia la vida. Para Haneke, la vida solo es vida cuando excluye el misterio del dolor, la herida del sufrimiento.

 

La película tiene muchos momentos verdaderos, muchos, pero son utilizados como envoltorios de una gran mentira: la mentira de dar el poder absoluto a la propia subjetividad. Haneke es fiel a sí mismo, a su mirada sobre el mundo y a su forma de entender el cine. Su nihilismo no es visceral e inmediato. Es un nihilismo de salón, estudiado, intelectualizado e ideologizado. Es el nihilismo de la Europa cansada de sí misma, aburrida de mirarse al espejo. Precisamente el nihilismo que encandila en los festivales del Viejo Continente, y que huele a fruto póstumo de un progresismo decapado, setentero, ya rancio por su falta de horizonte ideal.

 

No creo que Haneke haya querido rodar un filme sobre la eutanasia. Lo que ha hecho ha sido utilizar una situación humana trágica y conmovedora para volcar su propia mirada ideológica sobre la vida. Una mirada que nace, no de la negación del sentido, sino de la negación misma de su posibilidad. También Iñárritu en “Biutiful” se enfrenta a la enfermedad terminal y a la muerte pero, no siendo creyente, es honesto con la razón y deja abierta la puerta a lo ignoto, a un significado que esté más allá de nuestro estrecho perímetro. Haneke no quiere ni oír hablar de eso, como ya ha demostrado en sus anteriores películas.

 
VIDEO

{youtubejw}TbN2kSOqEKM{/youtubejw}

LaFamilia.info
12.04.2013
Clasificación: 10 años en adelante
Título original: Oz: The great and powerful
Género: Aventura, fantasía
Dirección: Sam Raimi
Distribuye: Disney
Reparto: James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams
Duración: 125 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

Síntesis

Oscar, mejor conocido como Oz, es un mago de circo de Kansas de donde es echado ya que sus actos no son bien aceptados por su dudosa reputación, Oscar escapa en un globo aerostático que al ser atrapado por un tornado, lo lleva a un país llamado Oz. En este lugar se espera un mago del mismo nombre para ayudar a todos los habitantes que son amenazados por una bruja mala. Ahí Oscar conoce a Theodora que se presenta como una bruja buena y le presenta a Evanora, su hermana, quien le dice que tiene que acabar con la bruja mala para ser nombrado rey y ser dueño de una inmensa fortuna en oro.

Oscar, en la búsqueda de la bruja mala conoce a Glinda quien le hace saber la verdadera historia, ella es la bruja buena y Evanora es la auténtica mala. Glinda le presenta a todo el pueblo con el que puede contar para acabar con estas brujas y así poder salvar el País de Oz, es ahí donde inicia una gran aventura en la que Oscar utilizará sus juegos de magia e ingenio para convertirse en el poderoso Mago de Oz. (Observamedios.com)

 

Crítica

La historia contiene mensajes positivos acerca del trabajo en equipo, la capacidad de cambiar una predisposición egoísta por una actitud de servicio, así como un análisis interesante en torno al liderazgo optimista necesario para buscar el bien común aprovechando las habilidades de todos.

El personaje Oz se describe con apego al carácter presentado en el film de 1939: habilidoso, truculento y lisonjero pero, en el fondo, de corazón compasivo y generoso que sabe ver lo bueno en la situación aparentemente desesperada de cada uno. Asimismo, la historia guarda la continuidad lógica con el relato del cuento clásico. Los padres deben tener en cuenta que la cinta no es para niños muy pequeños, pues algunas imágenes podrían ser demasiado intensas para ellos. (cinesintesis.mx)

 
VIDEO

{youtubejw}gGDPPFKaAd4{/youtubejw}

Ana Sánchez de la Nieta - Aceprensa
11.03.2013
Clasificación: 18 años en adelante
Título original: Silver linings playbook
Género: Comedia, drama
Dirección: David O. Russell
Reparto: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker, Julia Stiles
Duración: 120 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

Un hombre, sumido en una profunda depresión, trata de recuperar, al mismo tiempo, su equilibrio psicólogico y a su mujer. En este camino se encontrará con una joven viuda también bastante desequilibrada que trata de superar su adicción al sexo a través del baile.

 

Probablemente, a estas alturas, los lectores ya habrán oído hablar de esta película, que cuenta con ocho nominaciones a los Oscar (al final, solo se llevó el de actriz principal: Jennifer Lawrence) y, sobre todo, con el apoyo de los hermanos Weinstein, los todopoderosos productores americanos que están detrás de las estatuillas de The Artist y El discurso del rey (por poner solo dos ejemplos recientes). Sin este apoyo, sería difícil entender el éxito de esta agradable e inofensiva dramacomedia que cuenta con unas buenas interpretaciones pero que se olvida a las pocas horas de verla.

 

A esta historia de amistad, amor y superación le faltan profundidad y conflicto para ser un buen drama, y gracia y originalidad para convertirse en una buena comedia. Se queda así en tierra de nadie o, mejor dicho, en la tierra donde habitan cientos de películas de la cartelera. Esas películas que pueden hacer pasar un rato más o menos entretenido pero que nunca pasarán a la historia.

 

Advertencia de contenidos: La historia muestra ocasionales insinuaciones y charlas de tipo sexual, ingesta de bebidas alcohólicas, algunos enfrentamientos a golpes e infidelidad. (observamedios.com)

 
VIDEO

{youtubejw}p4DZ4wiRwNc{/youtubejw}

Encuentra.com
14.02.2013
Clasificación: 16 años en adelante
Título original: The Flight
Género: Drama
Dirección: Robert Zemeckis
Distribuye: Paramount
Reparto: Denzel Washington, Kelly Reilly, Melissa Leo, Bruce Greenwood, Don Cheadle
Duración: 135 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

Después de realizar un aterrizaje increíble y ser tratado como héroe, un piloto debe enfrentar las consecuencias de su alcoholismo.

 

El Capitán Whip Whitaker (Denzel Washington) comienza su día, como habitualmente lo hace después de una noche de excesos, “recomponiéndose” para ir a trabajar. Con una larga secuencia de imágenes crudas, el público se entera que pasó la noche con una compañera de trabajo, la azafata Katerina Márquez (Nadine Velázquez) y ambos se alistan para su siguiente vuelo. Al comenzar el viaje Whitaker conoce a su joven copiloto Ken Evans (Brian Geraghty), quien inmediatamente percibe el estado de intoxicación en que se encuentra el capitán. Whitaker saca el avión de una peligrosa zona de turbulencia y hasta tiene tiempo de dormir una siesta, pero cuando van a aterrizar se percatan de graves fallas mecánicas que los ponen en riesgo de estrellarse, pero gracias a la experiencia y a su instinto, realiza maniobras que evitan la muerte de la mayoría de los pasajeros. Cuando se hacen las investigaciones federales después del accidente, dirigidas por Ellen Block (Melissa Leo), el héroe se convierte en villano.

 

El experimentado director Robert Zemeckis que tiene en su haber producciones como Náufrago, Forrest Gump, Polar Express, Beowulf, Cuento de Navidad y la trilogía de Regreso al Futuro, realiza esta cinta en la que trata con realismo los efectos devastadores de las adicciones. La actuación de Denzel Washington es muy buena, sin embargo el guión no dedica tiempo suficiente al conflicto interior del alcohólico y, por ello, el desenlace final es poco creíble. Por otro lado, las escenas del accidente aéreo son magníficas, con la marca de excelencia de Zemeckis en lo que respecta a la descripción de esta clase de desastres.

 
VIDEO

{youtubejw}KFDXONySJYc{/youtubejw}

LaFamilia.info
01.04.2013
Clasificación: 10 años en adelante
Título original: Jack The Giant Slayer
Género: Aventura, fantasía
Dirección: Bryan Singer
Distribuye: Warner Bros
Reparto: Nicholas Hoult, Eleanor Tomlinson, Ewan McGregor, Ian McShane, Stanley Tucci
Duración: 110 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

Síntesis

Jack es un joven granjero que, sin saberlo, revive una antigua leyenda que cuenta que al germinar unas habichuelas se abrirá un mundo entre los humanos y los gigantes que fue cerrado hace miles de años. En el camino, Jack tendrá que subir al reino de los gigantes y salvar a la princesa Isabelle que, en busca de una gran aventura, ha caído presa de los gigantes. Ahora Jack tiene la encomienda de regresar con la princesa a salvo, proteger su reino de los gigantes que han regresado para controlarla y acabar con los humanos; a la par de conquistar a la princesa que por tradición, no debería fijarse en un simple plebeyo. (Observamedios.com)

 

Crítica

Basada en el cuento clásico, el núcleo de esta divertida historia está en un mensaje sencillo pero muy valioso: la nobleza la llevamos en el corazón y se manifiesta en los actos que nos hacen personas nobles. Jack lo demostró sacrificándose para salvar a quienes estaban en problemas, en contraste con un personaje de la nobleza que por egoísmo pisoteaba o asesinaba para hacerse de poder y alimentar así su codicia. Las modificaciones a la historia original son marginales y no modifican en lo esencial el contenido. Tomlinson y Hoult imprimen a sus personajes la ingenuidad y la entrega generosa propias de los jóvenes idealistas, apoyados por el buen trabajo de los actores de soporte, especialmente I. MacGregor y S. Tucci. Los efectos especiales son impresionantes y un gran acierto es la magnífica música de John Ottman que resalta la acción y la emoción de esta aventura fantástica que, por cierto, no es para los niños muy pequeños o muy impresionables. (Cinesintesis.mx)

 

Advertencia de contenidos: Se muestran escenas de enfrentamientos entre hombres y gigantes, asesinatos implícitos, todo en un contexto de fantasía. Insultos menores esporádicos. (Observamedios.com)

 
VIDEO

{youtubejw}nK_I7Ynp56w{/youtubejw}

Ana Sánchez de la Nieta - Aceprensa
08.03.2013
Clasificación: 18 años en adelante
Título original: Anna Karenina
Género: Drama
Dirección: Joe Wright
Reparto: Keira Knightley, Jude Law, Aaron Johnson, Kelly Macdonald, Matthew Macfadyen, Olivia Williams
Duración: 130 minutos
País: Reino Unido
Año: 2013

 

Hay pocas obras tan densas y ricas como Anna Karenina. La inmortal novela de Tolstói es uno de los retratos más profundos del alma femenina y una radiografía terrible de las cicatrices que puede dejar la infidelidad y el adulterio. Hablar de Anna Karenina es adentrarse en el complejo mundo de los sentimientos, la pasión, la culpa y los celos. Por eso parecía que Joe Wright, el director de la sugerente Expiación –otra película sobre la culpa–, era la persona adecuada para volver a llevar el clásico de la literatura rusa a la gran pantalla. Craso error.

 

Wright ha colocado la historia en un encuadre bellísimo, de espectáculo operístico, ha adornado a los actores de unos maravillosos vestidos (que han merecido un Oscar), ha ideado una original puesta en escena… y, cual vampiro, ha chupado el alma a la novela. Ha arrebatado al clásico sus notas más valiosas. Le ha despojado de gran parte de su profundidad. Ha convertido un diamante en un collar de bisutería, brillante de lejos… pero totalmente vacío por dentro.

 

Wright cuenta con que el espectador conoce de sobra la historia, evita parte de la narración de los hechos y se centra en los personajes. Y aquí viene el naufragio porque con una protagonista (Keira Knightley) sin ningún arco de transformación, a la que se muestra casi enajenada desde el principio y a la que nunca llegamos a entender, un conde Vronski que además de bobo es más hiératico y frío que un témpano y un Karenin (Jude Law) igual de hierático pero infinitamente más atractivo, no se hace Anna Karenina. Es imposible.

 

Y lo que resulta es otra cosa; la torpe y aburrida narración de una aventura extramatrimonial rodeada eso sí, de tules, ropajes adamascados y muchos suspiros y pucheros. Ni pasión, ni culpa, ni desesperación, ni llanto. Un engaño. Un destrozo.

 

Contenidos inapropiados: Conductas sexuales implícitas con semi-desnudos. Referencia a infidelidad y prostitución. Consumo de alcohol y tabaco. Uso esporádico de lenguaje malsonante. (observamedios.com)

 

VIDEO

{youtubejw}OHuAmSf9N_4{/youtubejw}

Encuentra.com
14.02.2013
Clasificación: 13 años en adelante
Título original: Hitchcock
Género: Drama
Dirección: Sacha Gervasi
Distribuye: Universal
Reparto: Anthony Hopkins, Helen Mirren, James D’Arcy, Toni Collette, Scarlett Johansson, Jessica Biel
Duración: 95 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2013

 

El guión está basado en el libro de Stephen Rebello de 1990 “Alfred Hitchcock and the Making of Psycho”, donde narra las peripecias que tuvo que pasar el matrimonio para realizar esta película. La historia comienza en 1959, cuando el estudio de cine donde trabaja Hitchcock (Anthony Hopkins) quiere una nueva película y lo presiona para que presente el proyecto. Cuando éste les habla de “Psycho” los estudios lo rechazan por ser un tema muy obscuro, basado en la vida real del asesino en serie Ed Gein. El director opta por financiar él mismo la película, apoyado siempre por su esposa, la editora y guionista Alma Reville (Helen Mirren). La narrativa incluye escenas explícitas no mostradas hasta entonces en el cine comercial que la pusieron en riesgo de ser prohibida por los censores.

 

La cinta, dirigida por Sacha Gervasi, saca a relucir algunos defectos del realizador de películas como “Yo Confieso”, “Rebeca”, “Los Pájaros” e “Intriga Internacional”, pues supone que era un voyerista obsesionado con sus actrices principales que controlaba a sus empleados hasta en detalles personales, incluso celaba a su mujer. Nos muestra también, por otro lado, cómo la relación con su esposa estaba íntimamente ligada a su trabajo y ese compartir juntos las dificultades y las satisfacciones los unía y enamoraba cada vez más.

 

El maquillaje transforma a Anthony Hopkins, gracias a prótesis faciales que lo hacen casi idéntico al corpulento director y maestro del suspenso, por lo que ha ganado la nominación al Óscar a Mejor Maquillaje. Las actuaciones de ambos son excelentes, especialmente Mirren protagonizando a otro genio que estuvo a un lado del genio de su marido.

 

VIDEO

{youtubejw}5OVKVWu_d7E{/youtubejw}