LaFamilia.info - 19.01.022

Tanto niños como mayores esperamos con ansias la llegada de las vacaciones, sea la época que sea. Es un hecho contrastable. Los adultos, unos más que otros, sabemos apañarnos con lo que en inglés se denomina “holiday blues”. Pero a los niños debemos ayudarles un poco, especialmente si se encuentran aprendiendo inglés para niños.

Cuando de aprender se trata, sobre todo en edades tempranas, es de vital importancia mantener viva la motivación. E intentar que la materia no se traslade en tareas tediosas en las mentes de los pequeños estudiantes. En este artículo te contamos cómo motivarlos a estudiar inglés después de las vacaciones. ¡Toma nota!

Entendiendo la mente de un niño que aprende inglés

Como bien hemos comentado anteriormente y probablemente sabrás, la motivación para aprender inglés para niños es esencial. No hay nada peor que forzarlos a estudiar algo que no les motiva. Los pequeños están diseñados para jugar y descubrir el mundo que les rodea a través del juego y de su instinto natural. Si queremos que la enseñanza de inglés para niños se dé con éxito, partir sobre esta base es fundamental.

Otra cosa que debes recordar es qué supone para los niños tener vacaciones. Si hablamos de niños en edad escolar, esto es, de 3 a 12 años, las vacaciones son un tiempo de puro relax. O al menos se han entendido siempre así. Su rutina se basa en asistir diariamente al colegio a aprender materias siguiendo el modelo tradicional. El mismo que seguíamos nosotros, y que te puedes imaginar. Con clases tradicionales, ejercicios del libro, fichas y resúmenes que memorizar. Algo que a la mayoría no les suele apetecer mucho. Las vacaciones les permiten desconectar de estas actividades poco apetecibles para disfrutar con la familia y amigos de un tiempo lleno de diversión. Y precisamente por esto, la vuelta al estudio puede ser para nuestros pequeños un gran choque, si no actuamos en consecuencia.

Teniendo esto en cuenta, lo más inteligente sería tratar de reenfocar las clases de inglés para niños. Especialmente si hasta el momento habían seguido el modelo más tradicional, sin incluir elementos de diversión. Aprender a través del juego no solo ayuda a los niños a mantener la motivación con el estudio, sino que es un método probado con el que conseguimos que el inglés para niños sea bastante más efectivo.

Formas de mantener a un niño motivado a aprender inglés

Vayamos a lo importante. Como bien hemos mencionado, introducir elementos de juego en las clases de inglés nos ayudará a conseguir una estrategia ganadora.

Profesionales de la educación, padres, investigadores y maestros han comprobado que es así, no nos lo estamos inventando. Las clases de inglés para niños del colegio, por desgracia, no las podemos cambiar. Pero sí podemos hacer un gran trabajo en casa, para que esa motivación llegue también hasta la escuela.

Por un lado, para trabajar el inglés para niños en casa, en lugar de tomar sus libros de texto y repasar, puedes optar por otras actividades mucho más entretenidas. A lo largo y ancho de Internet puedes encontrar verdaderas maravillas. Para empezar, te recomendaríamos viajar hasta Youtube, y empezar la búsqueda de un canal de inglés para niños que a tu hijo resulte entretenido. Hay miles de opciones, y seguro que algo podréis encontrar. En la misma línea, puedes encontrar juegos interactivos que enseñen inglés para niños. Prueba a echarles un ojo también en forma de aplicaciones

Otra de nuestras recomendaciones para motivar a los peques con el inglés, es que empieces a considerar clases más allá del colegio. No solo serán un refuerzo para el niño, sino que les ayudará a dominar mejor el idioma, sentirse más seguros a la hora de darlo en clase y mejorar su motivación con la materia. Si buscas unas clases efectivas, no dejes de echar un ojo a academias de inglés para niños como Novakid, que enseña a través del juego con clases online. Gracias a su innovador método, los niños consiguen romper la barrera del idioma con rapidez y tu inversión se verá rápidamente amortizada.

Aprovecha las enormes oportunidades disponibles en Internet y motiva a tus niños a aprender inglés. Estos métodos alternativos no solo mejorarán su motivación, sino que los ayudará a pensar out of the box.