LaFamilia.info
18.08.2014

 

 

Elegir la persona que realizará las labores domésticas no es tarea fácil, pues está de por medio el cuidado de la familia, de la vivienda y tendrá pleno acceso a un lugar tan íntimo como es el hogar. De ahí que se deba hacer una elección cuidadosa y lo más acertada posible.

 

Así como las empresas realizan todo un proceso riguroso para encontrar un trabajador idóneo, también debe llevarse un procedimiento similar con la selección de las empleadas domésticas. Los siguientes consejos ayudarán en este proceso:

 

Identifique el perfil y las necesidades. Lo primero que debe hacer es identificar un perfil con las características más importantes para usted y determine con cuáles de ellas está dispuesto a ser un poco más flexible. Esto le dará claridad para hacer una buena selección y no perder el foco de lo que busca en esta persona. Por ejemplo si requiere alguien con experiencia o no, si busca una edad determinada, si tiene disponibilidad de tiempo, si le gustan los niños, si es necesario que tenga conocimientos culinarios, entre otros.

 

Realice una pre-selección. Teniendo a la mano las diferentes hojas de vida de las candidatas o las referencias que han llegado a través de otras personas, se debe realizar una investigación, es decir indagar sobre los trabajos anteriores y contactarlos para así despejar dudas. Una vez elija las que mejor se acomoden a sus expectativas, se debe proceder a las entrevistas.

 

La entrevista. Durante este encuentro debe concentrar la atención en los siguientes puntos:

 

  • Puntualidad. La falta de puntualidad el día de la entrevista puede ser sinónimo de desinterés, poca recursividad, desorden o impuntualidad en el futuro.
  • Aspecto e higiene personal. Teniendo en cuenta que dentro de sus funciones está el aseo y la manipulación de alimentos, la persona del servicio doméstico deberá contar con un buen aspecto personal.
  • Comportamiento educado. Las personas educadas, amables y respetuosas se notan a primera vista.
  • Observar su lenguaje no verbal. Gestos, mirada, movimiento de las manos, los pies, etc.
  • Conocer sus expectativas. Es bueno preguntarle qué espera de este trabajo, así podrá determinar si son compatibles con las suyas.
  • Informarle de las actividades a realizar y preguntarle qué le parecen. Así sabremos si en realidad puede cumplir con nuestras necesidades o no.
  • Si tendrá a cargo el cuidado de los niños. Es bueno saber si hay empatía entre ellos, así que es bueno presentarlos, y observar cómo reaccionan unos y otros.
  • Hablar de las condiciones salariales. Dependiendo de las leyes de cada país, se le deben informar de las condiciones salariales con las que contará en caso de ser elegida, asimismo es recomendable realizar un contrato de trabajo escrito en lugar de un acuerdo verbal, pues así se evitan problemas a futuro.

Día de prueba. Si para mayor tranquilidad suya, quiere establecer un día de prueba antes de contratarla y así observar el desempeño de la persona, hágalo sin dudarlo. Es mejor estar seguro de la decisión.

 

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, podrá hacer una elección con mayores posibilidades de acierto, pues la idea es conseguir alguien que perdure en el hogar por un buen tiempo y así construir una relación donde ambas partes ganen.

 

 

Más de este tema >

LaFamilia.info
11.02.2013

 

 

Las cifras son alarmantes; cada año en el mundo se pierden o se desperdician cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos, según advierte un estudio de la FAO. Pero resulta aún más lamentable, saber que mientras que esto ocurre, se reportan numerosos casos de desnutrición. Lo que no tenemos en cuenta es que desde los hogares se puede hacer mucho para cambiar esta realidad.

 

Con las siguientes ideas de la Comisión Europea, no sólo se desperdiciarán menos alimentos, sino que permitirán ahorrar dinero, beneficiando la economía familiar. Estos son los 10 consejos para tirar menos comida en nuestras casas:

 

1. Planifique la compra: Elabore un menú semanal. Mire la nevera y la despensa para ver si cuenta con los ingredientes necesarios y confeccione una lista de la compra en la que sólo figuren los que le hagan falta. Cuando llegue a la tienda consulte la lista y limítese a comprar lo que haya apuntado.

No se deje tentar por las ofertas y no haga la compra con hambre: volverá a casa con más artículos de los necesarios. Compre la fruta y verdura por unidades en lugar de preenvasada, de esta forma comprará exactamente la cantidad que necesite.

 

2. Compruebe la fecha de caducidad: Si no tiene previsto consumir de inmediato un artículo cuya fecha de caducidad se aproxime, tome otro que caduque más tarde o cómprelo el día que vaya a consumirlo. Tenga en cuenta la información de las etiquetas: ‘Fecha de caducidad’ indica que ese alimento sólo puede consumirse con seguridad hasta la fecha señalada (es la etiqueta que suele figurar en la carne y el pescado); ‘Consumir preferentemente antes de’ indica que ese producto mantendrá la calidad esperada hasta la fecha señalada, que la fecha de consumo preferente de un producto ya haya pasado no quiere decir que no sea seguro.

 

3. Tenga en cuenta su presupuesto: Tirar comida equivale a tirar dinero.

 

4. Mantenga la nevera en orden: Compruebe que la nevera cierre bien y que la temperatura esté en el nivel adecuado. Para garantizar la frescura y longevidad de los alimentos, debe conservarlos a una temperatura comprendida entre 1 y 5º C.

 

5. Almacene los alimentos siguiendo las instrucciones que figuran en el envase.

 

6. Vaya rotando los alimentos: Cuando compre alimentos, ponga delante los que ya estaban en el frigorífico y la despensa, y ubique detrás los que acaba de comprar. Con esto evitará el riesgo de almacenar productos enmohecidos.

 

7. Sirva cantidades pequeñas de comida dando a entender que todos pueden repetir una vez que se hayan acabado lo que tienen en el plato.

 

8. Aproveche los restos: En lugar de tirar a la basura los restos de comida, utilícelos para la comida del día siguiente, aprovéchelos como ingredientes para la cena de ese día o congélelos para otra ocasión. La fruta demasiado madura puede utilizarse para hacer batidos o tartas. Las verduras que empiezan a ponerse marchitas pueden aprovecharse para cremas o sopas.

 

9. Congele: Si come poco pan, congélelo cuando llegue a casa y saque unas cuantas rebanadas dos horas antes de que vaya a consumirlas. Congele alimentos cocinados, así tendrá la cena lista para esas noches en las que se está demasiado cansado para cocinar.

 

10. Convierta los residuos en abono para el jardín: Siempre habrá residuos que haya que desechar, así que ¿por qué no hacer compost con los restos de frutas y verduras? En pocos meses obtendrá un excelente abono para las plantas. Los residuos de comida preparada pueden aprovecharse con un compostador doméstico. Sólo hay que depositar los residuos, cubrirlos con una capa de microbios especiales y dejar que fermenten. El producto resultante puede utilizarse para abonar el jardín o las plantas del interior.

 

Para finalizar, no hay que olvidar la generosidad y caridad en la familia, ojalá se hiciera el propósito de compartir con otros de forma regular. Además es necesario tomar conciencia de cada porción de comida que se desperdicia y enseñarles a los niños a valorar el alimento diario, el cual muchos niños no lo tienen.

 

Otras conclusiones del informe de la FAO

 

• Cerca de un tercio de los alimentos producidos por el hombre se pierde o desperdicia.

• Los países industrializados y aquellos en desarrollo dilapidan más o menos la misma cantidad de alimentos: 670 y 630 millones de toneladas respectivamente.

• Cada año, los consumidores en los países ricos desperdician la misma cantidad de alimentos (222 millones de toneladas) que la totalidad de la producción alimentaria neta de África subsahariana (230 millones de toneladas).

• Las frutas y hortalizas, además de las raíces y tubérculos, son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.

• La cantidad de alimentos que se pierde o desperdicia cada año equivale a más de la mitad de la cosecha mundial de cereales (2.300 millones de toneladas en 2009/2010).

 

*Cifras del informe Global “Food losses and food waste” (Pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo) encargado por la FAO al Instituto sueco de Alimentos y Biotecnología.

 

Fuentes: Comisión Europea - www.ec.europa.eu, FAO - fao.org

 
Por LaFamilia.info
 

 

 

20151307h

 

Cuando se distribuyen las labores del hogar entre todos los miembros de la familia, no solo se mejora la convivencia, sino que también se brindan lecciones educativas alrededor de la cooperación, la autonomía y la responsabilidad.

 

Tener una casa en orden exige tiempo y esfuerzo, además es un reto diario que no puede detenerse pues aumenta como bola de nieve. Sólo quien conoce al detalle esta gran responsabilidad, sabe lo que implica las demandas de toda una familia. Por eso, aunque parece un tema sencillo, casi trivial, en el fondo es de gran importancia por las implicaciones que tiene en la vida personal y familiar.

 

La madre no debe hacer todo

 

Independiente de si trabajan por fuera o no, si cuentan con ayuda doméstica o no, las mujeres, por lo general, son las que se encargan de hacer de la casa un verdadero hogar, velando que todo marche sobre ruedas. Pero esta responsabilidad no debe ser exclusiva de las madres, si todo el peso cae sobre ellas terminarán agotadas y lo más probable es que también se altere la armonía del entorno.

 

Es por eso que las tareas que surgen en el hogar deben ser asumidas por todos, incluyendo el marido, los hijos o demás personas que conviven bajo un mismo techo. “El trabajo del hogar es una responsabilidad de todos. Todos deben hacerse cargo de construir la familia y lo doméstico forma parte del cuidado del espacio territorial familiar. La familia es un espacio relacional donde el amor está presente a través de la acción y no sólo como sentimiento”, señala Jaime García, profesor de la U. Adolfo Ibáñez en Chile.

 

Es importante que los hijos hombres entiendan que las labores del hogar no son cosa de mujeres y por eso se les debe integrar también al compromiso grupal.

 

Trabajo en equipo que fortalece la familia

 

Cuando en un hogar se siente la participación de cada miembro de la familia, se respira también un ambiente de mayor unión familiar. Y es que cada miembro del grupo, por joven que sea, puede aportar su grano de arena para ayudar en las tareas que a diario hay que realizar en casa.

 

Pero no solo es cuestión de propiciar el trabajo en equipo y la sana convivencia, la realización de los quehaceres domésticos les enseña a los chicos a valorar el esfuerzo que otros hacen por ellos, a ejercitar la responsabilidad, la voluntad, la autoestima, la disciplina, la solidaridad, la gratitud y además les hace sentirse miembros activos, ya que en parte, depende de ellos el buen funcionamiento del hogar. Parte de estas lecciones serán determinantes para formar una personalidad autónoma basada en el esfuerzo y en la capacidad de valerse por sí mismos.

 

“Es en la casa -en medio de platos por lavar, camas por hacer, ropa por planchar- donde se aprenden virtudes, modelos de conducta, un idioma, maneras de trabajar, disciplina, habilidades para escuchar y para preguntar, modos de negociar, se desarrolla la empatía, la voluntad, maneras de enfrentar los problemas, cómo abordar nuevos desafíos y tantas habilidades que constituyen a todos los seres humanos.” Añade el profesor Jaime García.

 

De la misma forma, los sicólogos y orientadores familiares son insistentes en decirles a los padres que, hacer trabajos por los hijos sabiendo que están en su plena capacidad, es un gran error. Esto corresponde a una actitud sobre protectora que impide el desarrollo de ciertas virtudes necesarias para la formación humana.

 

Tareas para todos

 

Las labores deben realizarse de acuerdo a la edad del niño y deben plantearse de manera atractiva. No hay que esperar a que los hijos tengan 12 años para empezar, puesto que ya puede ser tarde y es posible que no tengan la misma disposición.

 

Contrariamente en los más pequeños, la admisión es inmediata. El niño se siente aceptado, útil y querido ante una sencilla responsabilidad. “Lo que para nosotros supone un acto rutinario, para él es algo nuevo y propio de `mayores´. Un buen planteamiento es proponer retos y evitar las órdenes. Por ejemplo, decir: ¿serías capaz de preparar tu desayuno? Y celebrar siempre sus logros.” Explican los especialistas de elbebe.com.

 

Se debe empezar con labores básicas como guardar los juguetes, ordenar la habitación, llevar la ropa sucia a su lugar, poner la mesa, etc. Y así gradualmente se podrá ir aumentando el grado de dificultad y el número de actividades. En el caso de los adolescentes las tareas serán mayores, se les puede enseñar a preparar recetas de cocina, a lavar la ropa, entre otros.

 

Es importante que los padres muestren a sus hijos cómo se realiza cada actividad, pues los niños necesitan saber con exactitud lo que se espera de ellos. Asimismo se sugiere enseñar un trabajo a la vez para no confundirlos, sobre todo cuando los hijos están pequeños.

 

Por último, los niños deben comprender por qué ayudar es importante en sus vidas, en este caso se beneficia la familia entera y se sentirán autónomos.

 

Fuentes: saluddealtura.com, elbebe.com, guiainfantil.com, hacerfamilia.net

LaFamilia.info
18.07.2014

 

 

Si bien es cierto que las mascotas llegan a ser tan importantes en algunos hogares como lo son el resto de los miembros de familia, muchas veces se desconoce el cuidado y la responsabilidad que esto conlleva. Antes de tomar la decisión de adquirir una mascota, tanto papás como hijos deben analizar las exigencias y necesidades que representa un animalito en casa.

 

Algunos de los beneficios que aporta la convivencia con una mascota son:

 

  • - Disminuyen el sentimiento de soledad. Su presencia constante hace que las personas se sientan más confiadas, seguras y protegidas.
  • - Incrementan la autoestima. Los cuidados y atenciones que demandan las mascotas reducen los tiempos de ocio, hacen que la persona se sienta útil y generan una estrecha relación entre humano y animal, en la que ambos intercambian cariño y emociones.
  • - Los niños aprenden. La convivencia con las mascotas contribuye a que los niños aprendan valores positivos como el respeto hacia los animales y la vida, la amistad y el amor, crea sentido de responsabilidad y promueve la comunicación entre padres e hijos. Las mascotas pueden enseñar a los niños a amar. Una mascota desarrolla en el niño la sensación de ser siempre aceptado y querido.
  • - Estimulan el contacto social. Tener una mascota es una buena manera de establecer contactos sociales más positivos, conociendo a otras personas con quienes compartir anécdotas y experiencias sobre ella, ampliando así el círculo de amistades.
  • - Ayudan a estar en forma. Los perros necesitan ejercitarse diariamente. Compartir con la mascota y disfrutar de esta actividad hace que tanto ella como su dueño se mantengan saludables.

 

De otro lado, es importante mencionar los requerimientos que implica llevar un animal a vivir en casa:

 

  • - Limitan los viajes familiares por más de un día si no existe una persona que se quede a cargo de la mascota. Existen lugares especializados para su cuidado pero implican un dinero.
  • - Exigen condiciones de higiene, salud y cuidado preventivo.
  • - Las mascotas demandan tiempo por lo que se deben repartir las tareas entre todos los miembros de la familia.
  • - Se debe estudiar previamente el presupuesto familiar para determinar si es posible cubrir los gastos que generaría la mascota.
  • - Mascotas como el perro requieren de una educación, por eso es una gran responsabilidad. 

 

Más de este tema >

LaFamilia.info
26.11.2012

 

 

Muchas personas optan por trabajar desde casa, pues así reducen gastos importantes y además pueden estar al tanto de la familia. Esto implica destinar un rincón de la vivienda para convertirlo en el área de trabajo. Estas son algunas prácticas y novedosas ideas.

 

Laborar en el propio domicilio es una modalidad muy común en estos tiempos, pero eso no quiere decir que cualquier sitio de la casa sea apto para trabajar. Cuando las personas pasan varias horas frente al computador sentados en sillones, sofás o en la cama, terminan sufriendo varios tipos de dolencias al no conservar una postura corporal indicada. Tampoco es oportuno apropiarse de áreas que requiere la familia, por ejemplo el comedor; es posible que interfiera en el estilo de vida familiar.

 

Por lo anterior, es importante separar la oficina de la casa, física y conceptualmente. Para lograrlo hay que adecuar un sitio especialmente para este objetivo, de manera que limite el área con el resto de la casa. De este modo no se intervendrá en el funcionamiento del hogar y se logrará un ambiente de mayor privacidad facilitando también la concentración del trabajador.

 

Prácticas y novedosas ideas

 

Un buen lugar de trabajo en casa, deberá reunir una serie de condiciones generales -comodidad, ventilación, iluminación- como también deberá contar con otros aspectos que varían de acuerdo al tipo de actividad (por ejemplo labores relacionadas con manualidades necesita organizadores, mayor área de trabajo, entre otros).

 

Teniendo en cuenta que los espacios son cada vez más reducidos, en especial en las viviendas de la ciudad, hay que ser prácticos y novedosos a la hora de decorar este espacio. Estas son algunas ideas:

 

Debajo de la escalera


Por lo general este es un espacio desaprovechado, pero tiene un gran potencial para adecuarse y generar una estación de trabajo.

 

Foto: Beazleyhome

 

Aprovechar el espacio


Esta novedosa opción parte de un espacio como un closet o armario para crear una pequeña oficina. Se pueden extraer las puertas para darle más amplitud, o si se prefiere, se pueden dejar y pasará completamente desapercibido. Esta idea es perfecta para espacios reducidos.

 

Foto: Decorpad

 

Usar separaciones


Para crear barreras visuales y crear nuevos ambientes, los biombos, muebles modulares o estructuras decorativas, son excelentes alternativas.

 

Foto: West Elm

 

Un pequeño rincón


En una de las habitaciones de la casa puede haber un punto para sacarle provecho. Los elementos decorativos harán de éste, un ambiente agradable y cálido. Se pueden añadir unas cuantas estanterías para darle más presencia al espacio.

 

Foto: besthome.com

 

Opciones hay muchas, lo importante es generar un ambiente laboral dentro de la vivienda que sea algo independiente del resto de la casa y que además que sea un espacio agradable y adecuado para desarrollar las funciones laborales. Por supuesto, tener orden es casi una exigencia en esta modalidad, en especial si estamos hablando de sitios pequeños.

 

LaFamilia.info
12.09.2011

 

En algún momento los niños sienten el deseo de tener una mascota. Ante este pedido, muchos padres se pronuncian con un rotundo “no”, sin antes haber pensado en los beneficios que ello puede significar para la familia. Cómo hacer de esta situación una oportunidad para que los hijos asuman diversas lecciones, es lo que aborda esta nota.

 

Se ha comprobado que el hecho de que los hijos convivan con una mascota, facilita la comprensión de ciertos valores y enseñanzas. Sin embargo, se ha de aclarar que no todas las circunstancias familiares son las indicadas para tener una mascota, deben existir unas condiciones que aseguren el bienestar y la armonía de la familia. Adicional a esto, los especialistas explican que los niños deben tener una edad mínima para que puedan asimilar la responsabilidad frente a sus mascotas, como es a partir de los 6 años, edad en la que ya han desarrollado ciertas destrezas físicas y cognitivas.

 

Las siguientes son algunas reflexiones que pretenden resaltar el lado positivo de llevar una mascota a casa, de modo que se convierta en una experiencia valiosa para la familia:

 

1. Lecciones de responsabilidad: es tal vez el criterio más relevante que anima a los padres a ceder ante este pedido de los hijos. El hecho de que ellos vivan en cabeza propia los cuidados y la atención que requiere una mascota, reforzará su sentido de responsabilidad, de sacrificio y de compromiso. Claro está que el éxito del objetivo, radicará en que los padres les asignen a los chicos el cuidado absoluto de la mascota, sin realizar por ellos las tareas que están bajo su encargo.

 

2. Una forma de enseñar el buen trato: la convivencia con los animales contribuye a que los niños aprendan valores como el respeto, el buen trato y por consiguiente otorguen un mayor sentido a la vida, pues sin duda la conexión con su mascota, despierta una sensibilidad especial por la naturaleza. Corresponde a los padres entonces, educar a los pequeños a brindarle a sus mascotas un trato adecuado, teniendo la conciencia de que son seres vivos que precisan de asistencia y afecto por parte de los humanos.

 

3. Autoestima y autoconfianza: en algunos casos las mascotas pueden ayudar a los niños a reforzar su autoestima, en especial aquellos de carácter retraído, debido a que se sienten queridos y estimados, de la misma manera que les permiten poner en práctica las destrezas sociales que refuerzan la confianza en sí mismos.

 

4. En el caso de los hijos únicos: algunos sicólogos son partidarios de que los hijos únicos posean una mascota puesto que les permite reforzar la generosidad, la cooperación y en gran parte, ayuda a dispersar la atención exclusiva de los padres muy frecuente en estos casos. La compañía es otro asunto relevante; el hijo único tiende a sentirse solo, por lo que una mascota puede ayudar a subsanar ese vacío.

 

5. Cooperación y entrega: el tener una mascota ayuda a que los hijos adquieran habilidades para cuidar a otros, lo que vigoriza su empatía y capacidad de entrega. Por añadidura, se evidencia una actitud más responsable frente a la salud y el bienestar.

 

6. Sano esparcimiento: los animales domésticos, en su gran mayoría, demandan tiempo de sus dueños para atender a los cuidados y necesidades de recreación, de aseo, de alimentación, etc. Por tanto, una mascota es una ocupación sana para los hijos, que además, evita el ocio –generalmente- reducido a las pantallas.

 

7. Las mascotas enseñan el ciclo de la vida: los niños podrán vivir de cerca lo que ya han comenzado a comprender, es decir, el ciclo que todos los seres vivos siguen: nacimiento, reproducción y muerte.


Cuando la mascota muere, es una ocasión que sirve para que los padres aborden este tema en casa. Es necesario que el niño exprese su dolor y los padres deben validarlo: prestarle atención y entender su posición. A algunos niños les ayudan los rituales (como el entierro de la mascota), mientras que otros no quieren verla más. Se debe prestar atención a sus reacciones, algunas de ellas pueden revelar algunas carencias en el niño que es importante afrontarlas a tiempo.

 

Si bien las anteriores lecciones son de provecho para brindar una formación íntegra a los hijos, son los padres quienes están en el deber de darles la información necesaria para que ellos puedan desempeñar su rol de una manera responsable.

 
Por LaFamilia.info
 

 

 

Esta tendencia cada vez toma más fuerza, se trata de la “eco-decoración”; objetos elaborados a partir de materiales que ya no utilizamos, dando como resultado novedosas propuestas que le dan un estilo propio y ecológico a nuestro hogar.

 

Innovación e imaginación son las banderas de esta tendencia. La eco-decoración se las ingenia para darle vida a los materiales que regularmente se desecharían, o también objetos viejos que pueden reutilizarse. La idea es evitar la contaminación que producen estos elementos al darles un nuevo uso. Mira estas ideas que recopilamos para ti:

 

Canastos con cuerda   

 

Las cuerdas de fibra natural tienen miles de usos y le darán un hermoso toque artesanal a cualquier objeto. Basta forrar el objeto (un recipiente plástico reciclado, un bowl, una botella, una maceta, etc.) comenzando desde la base hacia arriba. Cada cierto punto coloca algunas gotas de silicona caliente para que el hilo mantenga su forma y no se suelte. Si deseas puedes pintarlo, añadirle decoraciones o dejarlo en su color natural. 

 


Foto: Pinterest 

  
Foto: Pinterest

 

 
Foto: Pinterest

 

Muebles con palets

 

Los palets son aquellas estructuras de madera que se usan en el transporte de carga, y han resultado ser muy versátiles a la hora de reutilizarlos. Pueden convertirse en una mesa de salón, en muebles exteriores, hasta en un creativo perchero.

 

Foto: La Bioguia

 

Foto: OlgaBerman

 

Foto: Pinterest

 

Foto: La Bioguia

 

Perchero Camille Soulayrol

 

Corchos reciclados

 

Los corchos o tapones de las botellas de vino, pueden servir para crear elementos decorativos. Estas son algunas eco ideas.

 

Fotos: La Bioguia

 

Escaleras decorativas

 

Las escaleras que ya no se utilizan y se encuentran archivadas, pueden convertirse en estanterías que le darán al espacio un estilo único y diferente.

 

 




Foto: Pinterest

 

Más de este tema >

ElTiempo.com
27.08.2012

 

 

Más que adiestrar a los animales, César Millán, el famoso 'Encantador de perros', educa a las personas. Por eso, una de las frases emblema de su programa de televisiónes: “Rehabilito perros, adiestro personas”.

 

Lo mismo deja claro en las primeras páginas de su último libro, Las reglas de César Millán, donde asegura que todo lo que hacen los propietarios -incluso las cosas de las que a veces no son conscientes- influye en el comportamiento del perro.

 

Este mexicano de 38 años, que desde pequeño ha analizado a los perros y en el 2004 empezó a presentar Dog Whisperer, describe en un capítulo 'Las normas de César para enseñar a un perro y educar a una persona', de las que presentamos un resumen.

 

1. Autoridad y calma


La energía serena y autoritaria es la clave para relacionarse con un perro problemático. Para proyectarle estas energías, el amo debe ser consciente de cómo se siente. El perro lo observa siempre y advierte hasta el cambio más sutil en su expresión y huele cada alteración en la química de su cuerpo.

 

2. Sea consciente de cómo es usted


Un perro siempre aprende de las acciones y reacciones de sus propietarios. Sea usted mismo cuando está con su perro, sobre todo si trata de influir en su conducta. No intente imitar a otros, aprenda de las teorías y de los profesionales, pero sea usted mismo al momento de poner en práctica las lecciones.

 

3. El refuerzo positivo, en usted


La clave de los refuerzos positivos radica en el estado de ánimo de quien los da. Siempre sea positivo, confiado, sereno y autoritario. El auténtico refuerzo no consiste solo en premiar con comida. También se trata de tener el estado de ánimo apropiado (positivo y sin prejuicios). Solo se debe tocar el perro cuando él esté sereno y receptivo, y reforzar su estado positivo con el de usted.

 

4. Empiece por la unión


El proceso tiene tres pasos. El primero toma de 4 a 7 días y es conocer bien al perro: exponerlo a diferentes situaciones, lugares, personas, etc., y ver cómo reacciona. El segundo es desarrollar la relación: seleccione todo lo que le gusta y elimine lo que no. Este toma 2 semanas. Y el tercero, construir confianza, al enfrentarse a esos problemas o cosas que no le gustan al animal.

 

5. Mejor si es joven


Un adiestramiento desde que el perro es cachorro es de gran ayuda para que sea sociable con las personas y con otros perros, permanezca relajado, confiado y bien educado. Un cachorro puede aprender órdenes y cabriolas incluso con 8 semanas de vida. Además, si un perro es acariciado por sus dueños en esta etapa, desarrollará mejor las habilidades para relacionarse.

 

6. Un perro mayor


Aunque el ideal es tener un perro desde que es cachorro, uno mayor también puede aprender. Por lo general, ellos tienen hábitos adquiridos y determinadas asociaciones, pero si se comprende cómo aprenden los perros, es posible modificar y mejorar su conducta.

 

7. El aprendizaje no es una carrera


No todos los perros tienen la misma capacidad para aprender. Algunos van rápido y otros, muy despacio, según lo que se les esté enseñando. Nunca compare a su mascota con otra de la misma edad, aunque sean de la misma camada. Lo mejor es que pase tiempo con ella e identifique cómo aprende y evoluciona.

 

8. Tenga en cuenta la raza


Aunque todas las razas pertenecen a la misma especie, Canis familiaris, la ingeniería genética del ser humano también ha creado a cada perro para un fin específico. Cada raza está diseñada para desempeñar diferentes tareas.

 

9. Éxito pequeño y recompensa


El cerebro de un perro siempre se cansa antes que su cuerpo. Para que el aprendizaje tenga bases sólidas es mejor trabajar paso a paso, aumentando poco a poco, con sesiones cortas y suaves.

 

10. Sea constante


Esta es la clave para que el perro aprenda. Una vez haya elegido la técnica y la forma más adecuadas para educar a su mascota, lo mejor es ceñirse a esa estrategia hasta que dé resultados.

 

Para saber más del trabajo y los consejos de este experto, visite su sitio: www.cesarsway.com

LaFamilia.info
20.06.2011

 

A menudo las prisas de los viajes, hacen perder de vista la cantidad de imprevistos que pueden ocurrir en una vivienda deshabitada, para ello siga las siguientes medidas y evite que le quiten la tranquilidad en su tiempo de descanso:

 

  • - Desconecte los aparatos eléctricos que puedan sufrir daños por causas de tormentas, descargas eléctricas o cortos.
  • - Tenga en cuenta que la mayoría de alarmas y contestadores funcionan con electricidad, así que no vaya a desenchufarlos.
  • - Es recomendable dejar la nevera conectada para que los alimentos se conserven, aunque se debe procurar dejar sólo aquellos no perecederos.
  • - Cierre la llave principal del agua, de esta forma se evitan las fugas y las inundaciones ante un posible daño.
  • - Cierre las llaves que proveen de gas a las estufas, lavadoras, secadoras o calentadores de agua. Una fuga de gas en un ambiente cerrado puede ser muy peligroso.
  • - Asegúrese de no dejar ninguna luz encendida y menos cuando es por periodos largos de tiempo, además del consumo innecesario, las cuentas de luz serán bastante costosas.
  • - No olvide botar todos los residuos o basuras, la descomposición genera malos olores y produce infecciones que atentan contra la salud de la familia.
  • - Verifique que todas las puertas y ventanas queden cerradas con seguro para evitar la entrada de extraños o del agua. Si tiene alarmas, no olvide activarlas.
  • - No está de más, dejar las llaves de la casa con algún familiar o persona de confianza en caso de algún daño o imprevisto.
  • - Guarde los muebles u objetos que se pueden deteriorar por quedar a la intemperie.
  • - Cierre las cortinas y persianas o tape con telones los muebles que están expuestos al sol a través de las ventanas.
  • - Deje en perfectas condiciones higiénicas todos los inodoros o retretes, no vaya a ser que queden residuos que generarán olores desagradables y bacterias.

- Lo más recomendable es hacer una lista de chequeo con todos los puntos a revisar antes de partir, con esta medida será más fácil recordar uno a uno.