ReL - 16.01.2023


Foto de freestocks.org

Enrique Rojas es uno de los psiquiatras españoles más reconocidos y ha vendido más de tres millones de ejemplares de sus 20 libros publicados. En esta nueva entrevista habla sobre las claves para ser feliz, para que una pareja no se rompa y otros temas como el peligro de la pornografía.

Catedrático de Psiquiatría y Psicología Médica en el centro universitario Villanueva de Madrid, Enrique Rojas charla con Álex Navajas, en Creo TV, la cual compartimos a continuación.

Claves de la felicidad

Para explicar, precisamente, cómo vivir la vida de un modo equilibrado, Enrique Rojas acaba de presentar un libro titulado Todo lo que tienes saber sobre la vida donde se recopilan una serie de conferencias sobre distintos temas. "Son catorce lecciones sobre personalidad, amor, desamor, felicidad, educación de los hijos, pornografía... esta epidemia tan importante de la que hoy se habla poco", advierte el psiquiatra.

(Te puede interesar también: Los 10 consejos del popular psiquiatra Enrique Rojas para ser feliz)

Sobre la felicidad absoluta, Rojas confiesa que no cree que exista. "Nosotros tenemos que aspirar a una felicidad razonable, que es sacarle a la vida el mayor jugo posible. Por otra parte, hay dos modalidades de felicidad; una es la puntual, donde uno vive momentos interesantes, donde para el reloj y los saborea; y en el otro extremo está la felicidad estructural, que es la suma y el compendio de mi vida. En esta segunda hacemos balance de la vida", explica.

"Nosotros tenemos que aspirar a una felicidad razonable, que es sacarle a la vida el mayor jugo posible".

"La felicidad no depende de la realidad, sino de la óptica que uno tiene. Teresa de Calcuta, dos años antes de morir, estuvo aquí, con la reina Sofia, y le preguntaron si era feliz, y ella dijo que cómo no iba a ser feliz, si lo tenía todo. Tomás Moro cuando subía al cadalso decía: 'Yo soy como los que nada tienen y todo lo poseen'", relata.

Remedios de pareja

"Mi padre era psiquiatra, y cuando yo era pequeño mis compañeros me decían que era el médico de los locos. En aquel tiempo el psiquiatra era un médico raro. Hoy, en la sociedad actual, el psiquiatra es casi el médico de cabecera. En Estados Unidos le llaman el doctor de la familia. La sociedad ha cambiado más en 20 años que en un siglo, y el mundo se ha 'psicologizado'", explica Rojas.

En este sentido, el psiquiatra hace un diagnóstico certero de los males de esta sociedad. "Está bombardeada con muchos estímulos desde fuera, el bombardeo informativo, por ejemplo, es terrible. ¿Quién se para a pensar? Nosotros los psiquiatras tenemos cuatro grandes áreas de trabajo hoy en día: las depresiones, la ansiedad, los trastornos de la personalidad y, por último, las crisis conyugales. Cuando yo estudiaba, no recuerdo que nadie hablara de crisis de pareja. Yo escribí un libro sobre el tema y se ha vendido medio millón", cuenta.

"El amor es una palabra polisémica y en el envoltorio de esa palabra hay mucha magia. Para compartir la vida con alguien hay que estar primero bien con uno mismo, nosotros les enseñamos pautas de conducta concretas para mejorar sus relaciones. El que no tiene dificultades de pareja... o está soltero o está viudo. Yo daría tres pistas: evitar discusiones innecesarias, no sacar la lista de agravios del pasado, y darle a las cosas que suceden en pareja la importancia que realmente tienen, no convertir un problema en un drama", comenta.

(Te puede interesar también: Enrique Rojas: «Hoy hay dos grandes epidemias: el divorcio y la pornografía»)

En este punto, el psiquiatra apela al equilibrio. "¿Cómo evitar convertir un problema en un drama? Valorar las cosas con moderación, saber que el 90% de las cosas negativas que nos preocupan al final no ocurren, tener una visión larga de la jugada, y relativizar. Decía Churchill: 'En la guerra, determinación; en la derrota, resistencia; y en la victoria, magnanimidad'", explica Rojas.

La más completa

Para el psiquiatra otra pieza importante del equilibrio es la cultura. "Yo intento fomentar que la gente lea, se instruya. Hoy es complicado, porque primero hay que apagar dos cosas: el móvil y las redes sociales. La cultura es libertad, es convertir cualquier cosa que uno hace en una pirueta inteligente, es curiosidad por aprender, encontrar respuestas a los grandes temas", comenta.

"Hace poco me quedé con una frase del Talmud: 'El hombre fuerte es el que gobierna sus pasiones, el hombre rico es que el que está contento con lo que tiene, el sabio es el que aprende de todos con amor, y el honrado es el que trata a todos con dignidad'. La cultura te hace libre, evita la masificación. Hoy estamos moviéndonos con mensajes que no tienen ninguna fuerza... ahí entra el tener las ideas claras. El que no las tenga, está perdido", relata.

Rojas concluye hablando de su fe. "El cristianismo es la religión más completa. De las tres religiones importante, yo me quedo con el cristianismo. Tiene las mejores respuestas a la existencia, porque no es una religión del libro, sino una religión de una persona. Nunca nadie en la vida ha sido como Jesús de Nazaret. A Benedicto XVI le preguntaron cuál era la clave de la felicidad y dijo: 'Conocer y amar a Dios'. No se puede amar lo que no se conoce", comenta.

 *Publicado en ReL