LaFamilia.info
19.10.2009

Las alitas de pollo son ideales para los niños pues además de que son altamente nutritivas por su proteína, se las pueden comer solos usando sus manitas.

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo troceadas
  • Salsa de soja
  • Miel

Preparación:

El día anterior se prepara una salsa con miel, salsa de soja y un poco de agua. Calentamos previamente la miel en el microondas hasta que esté líquida y luego mezclamos con la soja y el agua. Embadurnamos las alitas con esta mezcla y las dejamos reposar en la nevera.

Al día siguiente, ponemos las alitas al horno con un poco de aceite, y cocinamos aproximadamente 45 minutos a 175-200ºC dependiendo del horno.

Fuente: pequerecetas.com

Revista Eroski - 07.05.2021

foto: freepik

Todas las vacunas son eficaces para protegernos de la covid-19. Sin embargo, estar vacunados no nos exime de contraer la enfermedad y, en consecuencia, de transmitirla a otras personas.

LaFamilia.info - 04.12.2020

foto: unplash.com

Al hablar de batidos de proteína nos hace imaginar rápidamente a deportistas que buscan ganar masa muscular. ¿A qué se debe? Porque a grandes rasgos esa es una de sus funciones.

LaFamilia.info
19.10.2009

Las tortillas son una cena muy socorrida para los niños a partir del primer año de edad. Otra de sus ventajas es que se pueden hacer de múltiples formas. Ésta de plátanos es muy original y además deleita con su delicioso sabor.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1 naranja
  • Medio plátano
  • 1 cucharadita de leche
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Exprima el zumo de naranja y mézclelo con el azúcar. Póngalo a hervir y añada el medio plátano cortado en trocitos. Deje hervir hasta que el plátano esté tierno y el zumo casi haya desaparecido.

Bata el huevo con la leche y la sal y cuaje la tortilla a la plancha sobre una sartén antiadherente. Cuando empiece a cuajar añada el plátano y termine de hacer la tortilla.

Fuente: pequerecetas.com

Revista Consumer - 26.04.2021


foto: freepik

Sentarse a la mesa con serenidad y tomarse un tiempo para comer aporta indudables beneficios para el proceso digestivo. Los alimentos se disfrutan más y el mecanismo de saciedad funciona mejor.

LaFamilia.info - 27.10.2020

 foto: pixabay

Aunque el confinamiento se levantó en la mayoría de los países, lo cierto es que muchos padres prefieren mantener a sus hijos resguardados en casa, antes el riesgo de ser contagiados de COVID-19.

 
LaFamilia.info 
 
 
 
Todo el que tiene niños en casa sabe que las verduras y los niños no se llevan bien. Es nuestra labor de padres, conseguir que esta relación funcione, ya que las verduras deberían ser parte fundamental de la dieta de nuestros hijos.

 

Pero, ¿cómo hacer ver a los niños que las verduras son unas “amigas” estupendas y además divertidas? Reconozcamos que el modo tradicional de presentar las verduras no es del agrado de los niños, incluso ni de nosotros mismos. Con un poco de imaginación y unas nociones básicas de cocina, se pueden preparar de forma rápida platos de verduras y hortalizas con originales y divertidas presentaciones que encantarán a los niños. Cuesta poco y estamos haciendo mucho por la educación alimentaria de nuestros hijos:

 

Presente los platos de forma divertida, con ingredientes que aporten colorido. Use la imaginación y utilice diferentes verduras para dibujar caras, paisajes, animales… Aproveche para contarle un cuento y se lo irá comiendo sin darse cuenta de que son verduras.

 

Predicar con el ejemplo. ¿Cómo va a conseguir que sus hijos coman de todo si no lo ven en su propia casa?. Los padres son los principales modelos de sus hijos, así que muéstrese positivo frente a todos los alimentos.


Deje que los niños participen en la elaboración de los platos. Pueden preparar juntos ensaladas llenas de color o pizzas caseras donde se pueden añadir variedad de hortalizas. Se lo pasarán en grande y disfrutarán comiéndoselas.


Añada verduras cortadas o en puré a los platos de carne, pescado, pasta o arroz. Por ejemplo: espaguetis con champiñones y jamón, arroz con verduras, flan de espinacas. También puede preparar unas deliciosas albóndigas o hamburguesas caseras mezclando la verdura rallada con la carne picada.


¿Por qué no probar también con los postres de hortalizas? Por ejemplo el bizcocho de zanahoria, o bocaditos de calabaza.

 

 

¡Hay mil formas de preparar recetas de verduras que le sorprenderían! Aquí hay algunas:


Flanes de verduras: Los flanes que combinan carne, pescado o huevos son una original manera de conseguir que los niños prueben diferentes sabores. Ejemplos: Flan de calabaza, de puerros y palitos de cangrejo…


Brochetas vegetales: Existen infinidad de pinchos que combinan con vegetales. Esta es una receta que a los niños les encantará y en la que además pueden participar ayudando. Podemos hacerlas a la plancha, a la brasa, en el horno, apanadas… Ejemplos: Brochetas de pollo, ternera, pavo, cerdo o pescado combinados con champiñones, berenjenas, tomates cherry, mazorquitas de maíz…


Pizzas caseras con vegetales: Esta es una opción muy nutritiva y su contenido calórico depende sobre todo del tipo de ingredientes que utilicemos. Si incluimos jamón, queso, y diversas hortalizas o verduras como tomate, calabacín, pimentón, champiñones, etc. conseguiremos un plato muy saludable.


Lasañas y canelones: Son platos muy aceptados por los niños. Se pueden mezclar con la carne o pescado picados y los niños irán acostumbrándose al sabor de las verduras sin darse cuenta. Sugerencias: lasaña de carne y pesto, canelones de espinacas y bechamel o de pescado y calabacín…

 

Fuente: pequerecetas.com

Por José Manuel Moreno/Aceprensa - 04.01.2021

foto: jcomp

Todo el mundo sabe que pasar mucho tiempo sentado y no practicar ejercicio físico es perjudicial; pero no todo el mundo actúa en consecuencia.

 

LaFamilia.info - 23.06.2020

 

 

Dormir bien no siempre es fácil cuando estás solo, pero a menudo es mucho más complicado si duermes en pareja. Las parejas deben elegir un buen colchón, que ofrezca noches de descanso y confort para los dos. Porque cuando somos dos en la misma cama, podemos sentir los movimientos del otro durante la noche, arriesgándonos a despertar y a no poder dormirnos de nuevo. 

 

Saber cómo elegir colchón ya es difícil cuando estás solo, por lo que elegir un colchón para dos personas, con diferentes gustos y necesidades, es todo un desafío. Afortunadamente, existen soluciones simples y económicas. No es necesario poner en riesgo nuestra vida amorosa durmiendo en habitaciones separadas ni comprando dos colchones individuales. Entonces, ¿qué colchón elegir para dormir en pareja? Aquí están nuestras respuestas.

 

¿Cómo dormir bien en pareja?

 

La independencia de lechos: la clave para pasar noches tranquilas en pareja

 

Es imposible sentirse descansado después de noches durmiendo mal. Tanto nuestros movimientos al dormir como los de nuestra pareja, que se extienden por todo el colchón, nos despiertan e impiden volver a conciliar el sueño. Aquí es donde entra en juego la independencia de lechos, la solución para dormir tranquilo en pareja. Pero, ¿qué es exactamente la independencia de lechos? 

 

Un colchón con una buena independencia de lechos es aquel que permite que cada persona se ajuste a su área de descanso. Así, si uno de nosotros se mueve mucho durante la noche, esos movimientos no afectarán el sueño del otro. En un colchón más clásico o en uno en mal estado, la independencia de lechos es casi inexistente; las dos personas durmientes extienden, sin querer, sus movimientos al otro. En estas condiciones, es difícil descansar. 

 

Por todo ello, este se ha convertido en un factor particularmente importante en los últimos años a la hora de elegir un colchón. ¿Sabías que una persona se gira, de media, 40 veces en una sola noche? Quizás esto te haga pensar en la importancia de este aspecto a la hora de renovar tu cama.

 

La independencia de lechos se forja, principalmente, en el interior del colchón. En este sentido, ha de prestarse atención a su composición. Por ejemplo, aquellos fabricados con muelles ensacados son una excelente opción. Este sistema proporciona un soporte eficaz que ofrece la ansiada independencia a cada uno de los lados de la cama.

 

La espuma viscoelástica, que ha revolucionado el mundo de los colchones en las últimas décadas, también es un importante material en la búsqueda de la independencia de lechos. Un colchón equipado con una capa viscoelástica se adaptará a la forma de tu cuerpo y te ofrecerá un soporte perfecto, respetando la alineación de tu columna vertebral. Los colchones viscoelásticos también eliminan los puntos de presión y, por lo tanto, las sensaciones de dolor o cansancio al despertar. Esta tecnología permite una relajación óptima de los músculos y promueve un sueño de calidad. Además, estos colchones son excelentes para dormir en pareja, puesto que también favorecen la independencia de lechos. 

 

El colchón perfecto para dormir en pareja

 

 

El colchón viscoelastico Hypnia Bienestar Superior, por ejemplo, combina ambas tecnologías: muelles y viscoelástica. Contiene una capa de espuma viscoelástica de última generación que sirve de revestimiento para cientos de muelles ensacados. Este colchón también cuenta con una funda de bambú. El bambú tiene propiedades absorbentes que permiten que circule el aire y protegen tanto del calor como de la humedad. El colchón Bienestar Superior separa a la perfección las zonas de descanso de las dos personas. Está diseñado para minimizar la sensación de movimiento y ofrecer una comodidad sin igual. Cuenta con 7 zonas de confort (cabeza, hombros, espalda, lumbares, glúteos, muslos y piernas) y mantiene la columna alineada. Además, alivia el dolor de espalda y cuello, eliminando los puntos de presión. 

 

En cuanto a la independencia de lechos, este colchón permite a la pareja dormir plácidamente y sin molestarse. Cada persona podrá moverse sin molestar a su compañero: la espuma viscoelástica absorbe el peso de cada cuerpo, mientras que los muelles redistribuyen la presión y el movimiento.

 

¿Cuestión de tamaño?

 

El tamaño del colchón también se tiene en cuenta cuando queremos elegir el más adecuado para una pareja. Lógicamente, cuanto más grande sea, más cómodo resultará, porque podrás moverte más sin molestar a tu pareja. Aunque la medida estándar de las camas dobles en España ronda los 135 cm, actualmente el mercado ofrece muchos más tamaños.  Si tu habitación lo permite, puedes apuntar alto y elegir una cama king size, de 180 x 200 cm. Si tienes limitaciones de espacio, puedes optar por otras medidas grandes, como por ejemplo 140 × 200 cm o, mejor aún, 160 × 200 cm. Disfrutarás de un auténtico descanso de calidad.

 

Dormir bien es esencial para todos, y elegir el colchón adecuado es esencial para un sueño reparador, ya sea en pareja o solo. Sin embargo, para las parejas, entran en juego factores más específicos, como la independencia de lechos: la solución ideal para disfrutar de largas noches de descanso aprovechando todas las ventajas de dormir juntos, sin sufrir sus consecuencias. Si es lo que tú también estás buscando, opta por un colchón de calidad, especialmente diseñado para parejas y que garantice la independencia de lechos.