estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

Pildorasdefe.net - 05.11.2019

 

Foto: Freepik 

 

Posiblemente vayas a pasar más de 50.000 horas de tu vida trabajando. Nuestro trabajo debería ser más que simplemente marcar una tarjeta y recibir un cheque; debería ser una fuente de satisfacción, crecimiento, construcción de relaciones y de hacer uso constantemente de los dones que Dios te ha dado de manera que te traiga alegría y que haga del mundo un mejor lugar.

 

Puede que pienses que obtener ese nivel de satisfacción en tu trabajo es un sueño olvidado o una meta imposible que sólo algunos afortunados ganadores de la lotería vocacional podrán experimentar. ¿Y si te dijera que tu trabajo puede y debería ser así de satisfactorio y excitante? Posiblemente pienses que estoy tratando de venderte algo, pero en realidad no es así. 

 

Todo lo que te estoy pidiendo es que pienses acerca de tu trabajo en una forma diferente y si te sientes animado al leer esto, estés dispuesto a tomar acción para crear una carrera más satisfactoria. Aún si no estás en la posición financiera para inmediatamente dejar tu trabajo, puedes empezar activamente a planificar tu ida. Puedes empezar a convertirte en un emprendedor o incluso puedes crear un pequeño de negocio paralelo a tu trabajo y moldearlo y forjarlo hasta que se pueda convertir en una fuente de ingreso de tiempo completo para ti.

 

Todo comienza con acción. Tienes más control aquí del que tú reconoces. Si alguno o más de estos 7 escenarios se dan en tu trabajo actual, puede que sea tiempo de dejarlo y comenzar algo nuevo...

 

1. Tu trabajo te mantiene distante de tu familia

 

Tu trabajo hace que te ausentes de tu familia o siempre estés estresado alrededor de ella. Si estás muy ocupado para disfrutar tiempo de calidad con tu familia, entonces necesitas reevaluar tus prioridades.

 

En cualquier trabajo, habrá temporadas donde tendrás que laborar arduamente. Habrá tiempos en los que estés estresado y en los que pases más tiempo en la oficina de lo usual, pero si esta "temporada" se convierte en un estilo de vida lleno de estrés o bien ausente de casa, entonces algo necesita cambiar rápidamente. Especialmente cuando estés criando niños pequeños, debes estar presente tanto como sea posible.

 

Trabaja duro para proveer para ellos, pero recuerda que ellos pueden vivir con menos de casi cualquier cosa si significa tener más de ti.

 

2. Tu trabajo compromete tus valores

 

Si la cultura en tu lugar de trabajo te presiona a tomar atajos, decir mentiras o comprometer tu integridad de cualquier manera, debes alejarte de ahí tan rápido como sea posible. Estás en un ambiente tóxico, y si te quedas, eventualmente te verás impactado en una manera peligrosa. Mantente firme en tus valores incluso cuando esto te cueste.

 

Tu integridad es más importante cuando es menos conveniente. Encuentra un lugar para trabajar donde puedas ser tú mismo y mantenerte fiel a tu integridad. Si no puedes encontrar un lugar así, comienza tú un nuevo lugar de trabajo donde puedas.

 

3. Tu trabajo no premia tus esfuerzos

 

Estás en una compañía donde las promociones y aumentos de salario no están basados en mérito, sino en conexiones familiares o políticas. No hagas las cosas para obtener reconocimiento o alabanzas. Haz las cosas simplemente porque son lo correcto.

 

 

Si tu compañía subestima o incluso ignora los méritos de la gente y otorga promociones basado en relaciones familiares o políticas, en lugar de seguir este juego, busca un lugar más saludable para trabajar.

 

4. En tu trabajo no te tratan con respeto

 

 

Si estás en un ambiente donde eres subvalorado o irrespetado, aléjate tan rápido como puedas. Mientras estés allí, no te bajes al nivel del irrespeto de los que te rodean. Por el contrario, distínguete siendo una persona íntegra y respetuosa incluso cuando no recibas lo mismo a cambio.

 

Tu empleador puede que tenga el poder para recortarte el salario, pero nadie tiene el poder para despojarte de tu dignidad y auto-respeto a menos que tú se los permitas.

 

5. Tu pareja piensa que deberías dejar tu trabajo y hacer algo nuevo

 

Tu matrimonio es más importante que tu carrera (Y debería durar más que tu carrera). Tu pareja te conoce mejor que nadie y esto mejor consejero. Si ella/él  está seriamente preocupado acerca del actual camino que tu carrera está tomando, escucha su consejo. Tomen estas decisiones juntos. Esto los unirá como pareja y te recordará que tienes a un compañero en esto.

 

6. Miedo a dejar tu trabajo

 

El miedo es lo único que te impide dejar tu trabajo o comenzar algo nuevo. La fe no es un sentimiento. Esa decisión de confiar en Dios incluso cuando el camino que vemos adelante parece incierto. 

 

Si el miedo es la única razón por la que no estás haciendo algo, entonces es un pecado no hacerlo. Toma acción. No hay suficiente espacio en tu vida para ambos, el miedo y la fe, así que deshazte del miedo apostando por la fe.

 

7. Sigues inventando excusas para no dejar tu trabajo

 

Has estado leyendo esta lista y sabes que todo es verdad en tu situación, pero continúas inventando excusas para no dejar tu trabajo. Mira, lo entiendo. Da miedo y es difícil alejarse de la seguridad y la predictibilidad de un trabajo, pero si todas estas cosas están sucediendo en tu trabajo, entonces estás pagando más caro por quedarte que lo que te costaría irte.

 

Como consejero paso tiempo alrededor de la gente que se acerca al fin de sus vidas, y una de las cosas por las que más comúnmente se arrepienten es el haber permitido que un trabajo insatisfactorio les robara tanta felicidad y tiempo de sus vidas y de sus familias y nunca haber tenido el coraje de actuar al respecto.

 

No permitas que te pase lo mismo. La vida es corta. ¡Toma acción! 

 

 

*Adaptación y traducción por María Mercedes Vanegas de Pildorasdefe.net del artículo publicado en: Dave Willis´s Blog, autor: Dave Willis

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme