Por LaFamilia.info - 31.01.2020

 

 Foto: rawpixel

 

Conectarse con la naturaleza es una de las mejores formas de liberar el estrés y las tensiones de la vida diaria, mejorar la salud y ponerle freno a un estilo de vida agitado como el que tenemos hoy en día. Una forma asequible y barata para hacer eso es organizar unas vacaciones familiares en un camping, que de seguro será una estupenda opción para disfrutar con los que más quieres una experiencia de descanso y diversión, para grandes y chicos.

 

El camping es una experiencia que estimula todos los sentidos y que combate la rutina, ¡como ninguna otra! Si todavía lo dudas, aquí te presentamos seis razones por las que deberías elegir esta opción para tus próximas vacaciones familiares:

 

1. Te conectarás como nunca con tus hijos

 

Si queremos un espacio para reconectarnos como familia en un entorno natural, distinto y alejados del bullicio de la ciudad, ¡es ir a un camping!

 

El solo hecho de compartir con tus hijos en una dinámica diferente del día a día, en la que no estarás afanándolos para ir al colegio, o para hacer las tareas, o sus encargos de la casa, te harán vivir una conexión especial con ellos. Estos son los momentos que alimentan el alma y las relaciones.

 

2. Es un “detox digital”

 

Para nadie es un secreto que la era tecnológica cada vez nos aparta más de los entornos naturales, de los juegos al aire libre, de la interacción cara a cara… en otras palabras, las nuevas tecnologías nos apartan del mundo real.

 

Por eso, cuando elegimos pasar unos días en un camping estamos promoviendo que nuestros hijos se aparten un poco de sus redes sociales y de sus videojuegos para unirnos más como familia y disfrutar de las cosas simples y bellas que nos regala la naturaleza: poder respirar el aire puro en medio de los árboles, recrearse en una buena caminata, observar una puesta al sol, o jugar en la arena.

 

3. El contacto con la naturaleza renueva los sentidos y la sensibilidad

 

Nuestros hijos ya no crecen en el campo sino en las grandes ciudades, entre los afanes, el tráfico, los dispositivos electrónicos, la contaminación del aire... Para contrarrestar todo esto, el contacto con la naturaleza es una vía de escape perfecta.

 

Sabemos que el estrés es uno de los mayores enemigos que tenemos hoy en día, para ello debemos hacer actividades que liberen tensiones y una de las mejores es disfrutar experiencias en la naturaleza.

 

Además, es una gran oportunidad para estimular la creatividad en los niños y adolescentes.

 

4. Vivirán una experiencia diferente

 

Las vacaciones en camping pueden ser de muy diferente manera, y es bueno que cada familia encuentre la experiencia que se adapta a su estilo. Existen sitios especializados como esta información turística de España en la que encontrarás múltiples ofertas de bungalows, chalets y zonas comunes de camping con todas las comodidades, ya sea en la playa o en la montaña.

 

Muchos de ellos cuentan parque acuático, instalaciones deportivas, actividades para niños, excursiones ecoturísticas; todo para que la familia completa pueda disfrutar de unos merecidos días de descanso y diversión.

 

5. Intercambio multicultural

 

En este tipo de campings hay familias de todo el mundo que llegan a pasar unos días espléndidos con las mismas expectativas tuyas, que eligen destinos distintos, y es ahí cuando pequeños y grandes tendrán la oportunidad de compartir con otros, y se podrá aprender de las diferentes culturas, y tal vez cuajarán amistades de otras partes diferentes a su lugar de residencia.

 

6. ¡Fuera sedentarismo! Bienvenido el ejercicio

 

Las pantallas nos han vuelto más sedentarios, esto es una realidad. Y las implicaciones que esto tiene son bastante delicadas; vemos niños con sobrepeso por la falta de ejercicio, pues pasan horas y horas frente a su móvil navegando en sus redes sociales, frente a su consola de videojuegos, o en el compu viendo sus series preferidas. Todo esto ha desplazado el deporte y las actividades físicas, básicas para el sano desarrollo de los chicos.

 

Así que en un camping olvídate de la televisión y los móviles porque aquí las actividades físicas, ¡son las que mandan la parada! Tanto si eliges un camping de montaña, como de playa, hay un sinfín de actividades para realizar: pesca, caminatas, paseos en bicicleta, deportes acuáticos, excursiones, etc.

 

En definitiva, ir de camping reúne muchos beneficios para todos los miembros de la casa, tanto para los mayores como para los más pequeños.

 

 

 

LaFamilia.info - 30.11.2019

 

Foto: Freepik 

 

¿Eres de los que tiene la costumbre de viajar en familia en estas fechas? Ya sea que vayas de vacaciones con tus hijos o simplemente visitar a los parientes más lejanos, es una gran oportunidad para compartir tiempo valioso con los que más queremos. 

 

Para sacarle el máximo provecho, debemos asegurarnos de tener todo a la mano. Por ello hoy, te traemos una lista con las 5 cosas indispensables que debes empacar para estas fechas. 

 

Primero, empaca ropa adecuada para la estación del destino. Si es clima frío, recuerda la ropa y abrigos de invierno. Las bajas temperaturas suelen estar a la orden del día en estas fiestas, así que asegúrate de tener suficientes mudas de esta ropa. Unas mantas gruesas también son necesarias, especialmente para que los más pequeños no sufran por el frío. 

 

Desde sweaters hasta abrigos, no olvides tampoco guantes, bufandas y algunas botas que puedan ayudar a que tu familia esté más abrigada. Telas como la lana y el algodón son muy efectivas para esto. 

 

Del mismo modo, también te recomiendo que empaques algunas almohadas y cojines especiales en alguna de estas telas, de manera que puedan viajar todos cómodos. 

 

Lleva contigo medicinas y un pequeño botiquín. Esto es sumamente importante, ya que al bajar la temperatura y existir cambios en cuanto a la humedad del ambiente, tu familia puede resfriarse o tener alguna alergía. 

 

Una buena forma de prevenir esto llevando medicamentos básicos para el resfriado común y los antialérgicos en casa. Un jarabe para la tos tampoco debe faltar. Igualmente, lleva contigo un pequeño botiquín de primeros auxilios por si alguno sufre algún accidente.

 

Otra de las cosas que debes llevar en tu maleta son los documentos que usarán durante el viaje. Esto es sumamente importante y todos deben estar en regla, incluyendo la documentación de toda tu familia de forma ordenada. 

 

Por lo tanto, al momento de hacer la maleta, destina un compartimiento que esté a la mano donde puedas ubicar todos los pasaportes, seguros, dinero y cualquier otra documentación que vayas a utilizar. Asegúrate de que este compartimiento tenga un seguro, idealmente del tipo TSA Lock, para que sólo tú puedas ingresar.

 

Ahora bien, si tu familia viajará a un país diferente en estas navidades o a una zona que esté un poco remota, entonces lo ideal será que te lleves algunos accesorios esenciales como adaptadores de corriente, cargadores de celular y batería para los portátiles como los móviles. 

 

Incluso, si tienes la posibilidad de llevar contigo un pequeño wifi virtual, no estaría demás, ya que en esta época son frecuentes que ocurran tormentas y las comunicaciones puedan quedarse intermitentes. Asegúrate de tener los números de emergencias a la mano.

 

Finalmente, empaca lo demás que desees llevarte, teniendo extremo cuidado con los artículos electrónicos. Si vas a llevarte consolas, cámaras fotográficas u ordenadores, lo ideal es que estos estén dentro de un estuche especial donde la humedad no los alcance ni pueda dañarlos. 

 

Si tus hijos quieren llevarse algún juguete en particular, verifica que las baterías estén fuera y ubícalas en otro compartimiento. Destina una sección de la maleta para que estén a salvo junto con otros juguetes. 

 

Es importante que, antes de empacar todo, identifiques la maleta que llevarán durante el viaje. Afortunadamente, hay modelos y marcas de maletas, como Piquadro, que tienen tamaños familiares con gran capacidad y diferentes compartimientos, así que todos pueden usar una misma maleta.

 

Lo ideal es que tu familia se lleve lo necesario para pasar las fiestas a donde quiera que vayan de la mejor manera posible. Así que si vas a viajar en estas fechas, asegúrate de tener todo a la mano contigo.

 

 

Por LaFamilia.info 

 

20161107descansoFoto: Freepik 

 

Cuando viajas con niños, debes ultimar hasta el más mínimo detalle. Por eso, para que ese anhelado viaje familiar resulte tan maravilloso como lo has soñado y sin ninguna clase de contratiempos, te recomendamos seguir estos consejos:

 

1. Reglamentación para menores de edad

 

Cada país tiene una reglamentación para salir del territorio nacional con menores de edad y más cuando uno de los padres no viaja con los pequeños, por eso, para evitar sobresaltos de último momento, es importante investigar los requisitos necesarios para salir del país con niños.

 

2. Comunícate con la compañía aérea

 

Al momento de hacer la compra de los boletos aéreos es necesario informar a la aerolínea que vas con un bebé, pues la compañía aérea lo debe registrar como un pasajero así no ocupe un asiento (como es el caso de los menores de dos años), y esto debe hacerse con anticipación.

 

3. Para aliviar la presión de los oídos

 

Para evitar que al bebé le duelan los oídos por el cambio de presión atmosférica que ocurre durante el despegue y aterrizaje del avión, lo más recomendado es darle biberón o permitirle el chupo o chupete, de este modo la succión ayuda a evitar esta molestia. A los más grandecitos se les puede dar algo de comer o beber.

 

4. El equipaje de mano

 

No olvides tener a la mano algunas cosas necesarias de los niños, por ejemplo: medicinas, algo de comer, toallitas o pañuelos húmedos, una cobija o frazada pequeña y un cambio de ropa por si ocurre algún problema con el equipaje o si los niños se llegan a ensuciar. Pero trata de llevar lo menos posible en el equipaje de mano, pues así estarás con más libertad para estar al tanto de los niños.

 

5. Las comidas

 

Recuerda que los controles de seguridad del aeropuerto pueden retener cierto tipo de alimentos, debido a que algunos países prohíben el transporte de productos alimenticios no industrializados; como es el caso de Estados Unidos, el cual no permite la entrada de la mayoría de las verduras, frutas, semillas y productos de origen animal. “Antes de viajar, verifica si tu país de destino permite el transporte de los productos alimenticios que planeas llevar. Esa información puede ser encontrada en el sitio web oficial del gobierno del país de destino”, informan desde el sitio de viajes eDestinos.com.

 

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los biberones, leche materna o jugos en biberones, comida envasada para bebés o niños pequeños, sí están permitidos.​

 

6. Para evitar mareos y vómitos

 

No todos los niños se marean, pero es algo común entre los más pequeños. Puedes consultar con tu pediatra para darle un medicamento y así evitar el malestar que puede causar el viaje en avión o en auto.

 

7. Coche o carriola de bebé

 

Los coches o carriolas de bebé están exentos de cargos de equipaje, siempre y cuando vueles con el infante, sin embargo, es aconsejable verificar las medidas y el peso permitido por la aerolínea antes de viajar. Los más prácticos son los coche tipo ‘paraguas’ o los que son totalmente plegables. En cualquiera de los dos casos, debes llevarlo hasta la puerta de embarque, donde debes registrarlo.

 

8. Por último, ¡no te estreses!

 

Los viajes familiares son simplemente inolvidables, son experiencias que unen la familia, la oxigenan al salirse de la rutina, les brindan descanso y les permiten tomar nuevos aires para retomar la vida diaria. Por eso, no permitas que nada arruine este momento, trata de relajarte un poco, así los niños se ensucien, no coman como siempre lo hacen, se duerman un poco más tarde, etc. Si bien hay que seguir educando, se puede bajar un poco la guardia en las vacaciones para disfrutar en grande! 

 

Colaboración Aleteia.org - 22.06.2018

 

Foto: Freepik 

 

Se acercan las vacaciones, y con ellas llega un quiebre necesario en la rutina de las familias. Hay mucho más tiempo para descansar, para realizar planes en familia y para aburrirse. Sin embargo, si no se planifica y se establecen ciertas reglas, las vacaciones se convierten en un período en el que tanto los hijos como los padres podemos enloquecer.

 

A continuación compartimos unos tips para poder tener una temporada de vacaciones productiva en la que se logre el descanso y también el crecimiento personal y familiar:

 

1. El descanso es un cambio de actividad

 

Muchas veces confundimos el descanso con no hacer nada, y sobre todo nuestros hijos adolescentes pueden tratar de pasar todas las vacaciones durmiendo hasta el mediodía, o pasar todo el día pegados a las tablets o teléfonos celulares. Es importante recordarles que el descanso no significa no hacer nada, sino buscar otras actividades más relajadas que las que regularmente hacemos y cambiar de aire.

 

2. Las vacaciones son un tiempo ideal para disfrutar el uno a uno 

 

El día a día de la rutina familiar a veces no nos permite pasar el tiempo necesario individualmente con cada uno de los miembros de la familia. Es importante que en este periodo podamos agendar tiempo a solas con cada uno de nuestros hijos: así sea jugando una partida de ajedrez con uno, o viendo los videos favoritos de otro. Recordemos que muchos expertos afirman que, con tan solo 10 minutos diarios de dedicación exclusiva con cada uno de nuestros hijos, se llena el tanque emocional y aumenta su sentido de seguridad y pertenencia.

 

3. Las vacaciones pueden ser también un tiempo de entrenamiento

 

No hablo de entrenamiento físico o militar, sino del más importante: entrenamiento para la vida. Podríamos organizar en casa unas clases de cocina básica, o enseñar a nuestro hijo pequeño cómo se carga bien el lavavajillas. También podríamos ponernos más creativos y aprender nosotros cómo cortar el cabello a máquina, o cómo cambiar una llanta. Las vacaciones son un tiempo ideal para adquirir nuevas habilidades y aptitudes y que mejor lugar para hacerlo que en el hogar.

 

4. La lectura es una buena manera de mantenerse al día en lo académico

 

Sabemos que es un merecido tiempo de descanso de los deberes y de la escuela, pero fomentar hábitos de lectura durante las vacaciones puede mantener el cerebro despierto y puede ayudar a nuestros hijos a aumentar su vocabulario, a mejorar la comprensión y a ampliar sus conversaciones. Podemos leer en familia, o establecer un tiempo de lectura para todos en la casa. Definitivamente es una buena manera de despegarnos de las pantallas y de que cada uno pueda ahondar más en temas de su interés.

 

5. No importan los planes, lo que importa es la actitud

 

Muchas veces nuestros hijos, por compararse con los amigos o compañeros, centran las vacaciones de verano en algún viaje o paseo, y la verdad es que puede pasar que por motivos económicos o laborales no tengamos la posibilidad de realizar algún viaje o paseo largo. Debemos recordarles entonces que no hace falta viajar para pasarla bien en familia, y podemos usar nuestra creatividad para realizar planes en familia que les permitan conocer y explorar cosas nuevas. Podemos organizar un festival de cine en casa, visitar museos o sitios turísticos de nuestra propia ciudad o hasta realizar picnics al aire libre. Al final todo depende de los gustos de los intereses de nuestra familia, y que podamos inyectar alegría y entusiasmo en cualquiera de nuestras actividades.

 

*Por María Verónica Degwitz, publicado bajo la alianza Aleteia.org y LaFamilia.info

 

 

Por LaFamilia.info 

 

 

Si hay algo que añoramos de la infancia es el tiempo de vacaciones. Eran momentos únicos que vivíamos en familia y disfrutábamos de las pequeñas cosas; no necesitábamos de juegos sofisticados ni de un hotel cinco estrellas para pasarla bien.


Sería maravilloso que nuestros hijos cuando crezcan, tengan el mismo sentimiento de añoro de las vacaciones, por eso es importante que les enseñemos a disfrutar de las “pequeñas” grandes cosas que componen la vida y por un momento olvidemos la tecnología y demás avances del “mundo moderno” para disfrutar lo bello y lo simple. ¡Así que manos a la obra!, demuéstrale a tus hijos que la vida está más allá de un “like”, un nuevo “amigo” en facebook, y de un videojuego. Estas son algunas actividades que debes vivir con tus hijos en estas vacaciones:


1. Emprende una expedición botánica


Los niños son observadores por excelencia pero hay que fomentarles esa capacidad de asombro, por eso emprende una expedición botánica a través de algo tan simple como una caminata en el campo o en el jardín botánico de la ciudad, ¡jamás lo olvidarán!

 

vacaciones12015

 

 

2. Rescata los juegos de mesa


Lo mejor de los juegos de mesa es que hay algunos para todas las edades y son la mejor opción cuando el clima no permite salir de casa. Seguramente tienes varios de estos juegos guardados, así que atrévete a rescatarlos y pasa un maravilloso rato en familia.

 

vacaciones22015

 

 

3. Una tienda de campaña bajo las estrellas


Los niños adoran hacer tiendas, carpas o pequeños campamentos, si tienes la posibilidad de hacerlo en el campo o al aire libre mucho mejor, pero tampoco limites la imaginación, en casa también lo puedes hacer y los niños lo amarán.

 

vacaciones32015

 

 

4. Déjalos crear


Usando elementos que tenemos en casa podemos crear cosas asombrosas; hay miles de ideas, aquí te damos algunas: Manualidades para las vacaciones

 

vacaciones82015

 


5. Juega en la arena


Si vas a la playa disfruta con tus pequeños en la arena, coleccionen caracoles de todos los tamaños y hagan un grandioso castillo e inventen historias de príncipes y princesas.

 

vacaciones52015 

 

 

6. Prepara una rica receta familiar


Las abuelas tienen recetas que han pasado de generación en generación, aprovecha una de ellas para enseñarla a tus hijos y divertirse en grande.

 

vacaciones72015

 

 

7. ¡Y que no falte un picnic!


Disfrutar de la naturaleza no tiene precio, así que prepara junto a los pequeños unos deliciosos sándwich y vete al parque con ellos. Pueden llevar la bici, los patines o lo que cada quien quiera para pasar una tarde al aire libre. Este siempre será un plan muy divertido.

 

vacaciones62015

 

 

Estos son los momentos que alimentan el alma y las relaciones, además son una forma de educar jugando. Hay muchas más ideas, estas son sólo algunas que te propone LaFamilia.info para que vivas unas vacaciones diferentes y queden para siempre en la memoria de tus hijos!

 

 

Más de este tema >

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme