Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
27.08.2008

Cuando los adultos hacemos memoria del pasado, recordamos actividades en familia que se repitieron año tras año y que nos brindaron gran felicidad. Tal es el caso de la reunión dominical de toda la familia; la armada del árbol de navidad y el pesebre, el almuerzo de pascua... Todo esto representa las tradiciones familiares,  aquellos pequeños tesoros de cada familia que se repiten de generación en generación.

Las familias sólidas y fuertes acuden a las tradiciones porque ellas proporcionan un sentido de continuidad, entendimiento y acercamiento entre las distintas generaciones (abuelos, padres, tíos, primos hermanos etc).

Las tradiciones son importantes para la familia, no necesariamente por lo que dicen o hacen, sino por los resultados que producen, brindando un sentimiento de cercanía que crece con las experiencias compartidas.

 

Los niños, mayores beneficiados

En los niños, las tradiciones familiares son especialmente importantes porque en ellas los chicos buscan un lugar que les permita pertenecer a la familia y a la sociedad. Esos pequeños actos que repetimos año tras año, tienen mucha más trascendencia en el desarrollo del niño, ya que con estos rituales le transmitimos la cultura, los valores y las normas de la familia.

Gracias a nuestras tradiciones familiares, los niños crean una sensación de seguridad, de formar parte de algo que viene del pasado y que va más allá de lo que pasa en su casa. Esa referencia es una herramienta para que nuestros pequeños desarrollen su propia identidad como persona dentro de un grupo social, en un principio el de su familia y más tarde el de la sociedad en general.

 

Tradiciones más comunes

Lo ideal es que con el nacimiento de una nueva familia, se desarrollen nuevas tradiciones, adoptando los rituales heredados de cada una de las partes y creando los suyos propios.

Incluimos unas serie de actividades que se podrían convertir en tradiciones. Piense si usted las puede adoptar para alegrar futuras reuniones familiares.

 

Actividades musicales: Asistir en familia a una temporada de conciertos anualmente o a la retreta dominical; participar en el coro de la iglesia.

 

Actividades naturales: Planear un viaje para comprar o cortar un árbol de navidad; salir de noche para ver las estrellas; llevarle comida a los pájaros u otros animales silvestres; acampar.

 

Actividades de servicio: Ayudar con campañas sociales de recaudación de fondos en ocasiones especiales. Involucrar a toda la familia en una obra de caridad; realizar cada año en familia una fiesta navideña para las personas menos favorecidas que viven o trabajan a su alrededor.

 

Actividades sociales: Aprovechar fechas especiales como la navidad, la pascua el día de la madre o el padre, para hacer actividades especiales en familia, donde estén involucrados grandes y chicos. Tal es el caso de la novena navideña, el almuerzo de pascua, la armada del pesebre en familia etc.

 

Actividades físicas: Jugar juntos con la familia, patinar, caminar, cazar, esquiar o bailar son actividades que tanto adultos como jóvenes disfrutarán.

Las tradiciones familiares, deben ser momentos que a todos los miembros de la familia nos proporcionen felicidad. Por lo tanto no deben ser estáticas e inamovibles, tienen que poder evolucionar con la familia. Según la edad y los cambios familiares, se deben ir distribuyendo los roles de cada miembro familiar para que todos sean partícipes.

 

Fuentes: urbanext.uiuc.edu, somospadres.com

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme