ACI - 16.10.2020 

 

 

Carlo, un joven italiano de 15 años que falleció en 2006 de leucemia, es conocido como el “ciberapostol de la Eucaristía”. Dedicó su corta vida a promover la adoración eucarística, para lo cual construyó un sitio web en internet dedicado a recoger testimonios sobre milagros eucarísticos.

 

De hecho, es conocido por haber construido una exposición sobre los milagros eucarísticos, que ha recorrido numerosos lugares en todo el mundo.

 

“Su testimonio indica a los jóvenes de hoy que la verdadera felicidad se encuentra poniendo a Dios primero y sirviéndole en los hermanos, especialmente en los últimos. ¡Un aplauso para el nuevo joven beato millennial!”, señaló el Papa Francisco en días.

 

A continuación algunas de las frases que el Beato dejó como legado del que se puede aprender a vivir una juventud santa en el siglo XXI:

 

1. “La Virgen María es la única mujer en mi vida”.

 

2. “Cuanto más recibamos la Eucaristía, más nos haremos semejantes a Jesús, de modo que en la tierra tendremos un anticipo del Cielo”.

 

3. “Al estar ante Jesús Eucaristía nos hacemos santos”.

 

4. “Hay gente que sufre mucho más que yo”. “Ofrezco todo el sufrimiento que tendré que padecer por el Señor, por el Papa y por la Iglesia”.

 

5. “Pide ayuda continuamente a tu ángel de la guarda. Tu ángel de la guarda tiene que volverse tu mejor amigo”.

 

6. “No temas, porque con la Encarnación de Jesús, la muerte se vuelve vida y no hay necesidad de escapar: en la vida eterna nos espera algo extraordinario”.

 

7. “Jerusalén está a la vuelta de la esquina”.

 

8. “Todas las personas nacen como originales, pero muchas mueren como fotocopias”.

 

9. “Estar siempre unido a Jesús, ese es mi proyecto de vida”.

 

10. “La felicidad es mirar hacia Dios, la tristeza es mirar hacia uno mismo”.

 

11. “No yo, sino Dios”. “La santificación no es un proceso de suma, sino de resta. Menos yo para dejar espacio a Dios”.

 

12. “¡Criticar a la Iglesia significa criticarnos a nosotros mismos! La Iglesia es dispensadora de tesoros para nuestra salvación”.

 

13. “Lo único que debemos pedirle a Dios en oración es el deseo de ser santo”.

 

14. “Nuestra alma es como un globo aerostático. Si por casualidad hay un pecado mortal, el alma cae al suelo. La Confesión es como el fuego debajo del globo que permite al alma volver a elevarse. Es importante ir a confesarse con frecuencia”.

 

15. “Estoy feliz de morir, porque he vivido mi vida sin desperdiciar un minuto en las cosas que no agradan a Dios”.

 

16. “Nuestra meta debe ser lo infinito, no lo finito. Lo infinito es nuestra patria. El cielo nos ha estado esperando desde siempre”.

 

17. “La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo”.

 

18. “El Rosario es la escalera más corta para subir al Cielo”. “Después de la Santa Eucaristía, el Santo Rosario es el arma más poderosa para combatir al demonio”.

 

19. “¿Por qué a los hombres les preocupa tanto la belleza de su cuerpo y no les importa la belleza de su alma?”. “Una vida es verdaderamente hermosa sólo si llegamos a amar a Dios por encima de todo y al prójimo como a nosotros mismos”.

 

20. “La conversión no es más que mover la mirada de abajo hacia arriba, un simple movimiento de los ojos es suficiente”.

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme