ReL - 19.02.2021

 

 
foto: freepik

 

Con la pandemia y los confinamientos por el coronavirus, esta Cuaresma forzosamente será distinta, con mayor austeridad, a menudo en soledad y en no pocas ocasiones, más dificultad.

 

Desde el portal ReL nos comparten 8 consejos útiles para afrontar mejor esta Cuaresma en tiempos de pandemia.

 

1. Reza cada día: por difuntos, enfermos y necesitados

 

El obispo Frank J. Caggiano (Connecticut) señala que "ahora tenemos un tiempo extra para dedicarlo a la oración diaria", ya sea por las restricciones horarias o por cualquier tipo de confinamiento.

 

Esta oración es necesaria para pedir por el reposo eterno de los fallecidos y también para "recordar a los que están enfermos, a los que viven con miedo y a los trabajadores de la salud".

 

2. Aunque estés confinado, llama por teléfono

 

En su mensaje para la Cuaresma, el Papa Francisco ha invitado a practicar las obras de misericordia con los que sufren, pidiendo que "seamos generosos, ayudemos a quien lo necesita en nuestro entorno, busquemos por teléfono o en las redes sociales a las personas que están más solas". "Aunque estemos aislados", recuerda el Papa Francisco, "el pensamiento y el espíritu pueden llegar lejos con la creatividad del amor".  

 

3. Usa apps e Internet para organizar tu oración

 

Pese a que no se podrá sacar todo el partido a las aplicaciones convencionales de Cuaresma y Semana Santa, hay multitud de Apps que te ayudarán a organizarte y vivir mejor esta Semana Santa. Por ejemplo la app Cuaresma 2021 te permitirá seguir todas las lecturas propias del día, las oraciones de la mañana, tarde y noche o una meditación del Evangelio del día.

 

Otra opción es Exodus90. Permite planificar la Cuaresma, acceder a lecturas diarias, recordar y planificar los días de ayuno y compartir tus experiencias con otros miembros de la comunidad en la App.

 

Incluso puedes hacer una peregrinación virtual a Tierra Santa con los videos de YouTube del centro Magdala (aquí): predicaciones y lugares santos desde el país de Jesús.

 

4. Déjate transformar de verdad

 

El Director de Liturgia de la Diócesis de Orlando, Bruce Croteau se pregunta: "¿Cómo puedes aprovechar un año de experiencia vivida, de sacrificio, de enfermedad, de muerte y, una vez que se acaba, volver a la normalidad?".

 

La respuesta es aprender de lo vivido y apreciar más nuestra fe. "Pese a que la pandemia no ha concluido", explica, "debemos aprovechar la situación para vivir la transformación interior a la que todos estamos llamados durante la Cuaresma".

 

5. Reza en familia

 

El obispo de Huelva, José Vilaplana, realizó una serie de recomendaciones para vivir la Cuaresma y la Semana Santa durante la pandemia.

 

Entre ellas, recomienda "poner un pequeño altar en los hogares con el crucifijo o una imagen del Señor y de la Virgen, una Biblia y una vela” donde se pueda comenzar y terminar el día con la oración en familia.

 

De las muchas oraciones que se pueden rezar en Cuaresma y Semana Santa, el Papa Francisco recuerda la importancia del Vía Crucis, especialmente en tiempos de dolor y sufrimiento: "En la Cruz de Cristo está el sufrimiento, el pecado del hombre, también el nuestro, y Él acoge todo con los brazos abiertos, carga sobre su espalda nuestras cruces y nos dice: ¡Ánimo! No la llevás vos solo. Yo la llevo con vos y yo he vencido a la muerte y he venido a darte esperanza, a darte vida".

 

6. Elige penitencias… o abraza las que te eligen a ti

 

Para el padre Mike Schmitz, la Cuaresma en tiempos de pandemia puede ser “un momento para abrazar tanto las penitencias personales como las penitencias que nos eligen”.

 

En una serie de videos, el sacerdote afirma que durante la pandemia, especialmente durante la Cuaresma y Semana Santa, podemos encontrar desafíos y pruebas que nunca hemos enfrentado. Por ello, invita a abrazar algunas de esas penitencias que nos eligen, como “no poder asistir a misa, la preocupación por nuestra salud y la de nuestros seres queridos, e incluso combatir el virus en sí mismo”.

 

7. Planifícate la Cuaresma y la Semana Santa

 

Con motivo de la pandemia, se han impuesto algunas restricciones de culto o movilidad. Por este motivo, puede ser frecuente olvidar los momentos o lugares más comunes de celebración, incluso las horas y días de ayuno y abstinencia.

 

El laico dominico y máster en Teología Dogmática Shaun McAfee previene de la importancia de “planificar con tiempo las actividades que se realizarán en Semana Santa y Cuaresma”, para poder participar correctamente de las misas de precepto y días de ayuno y abstinencia.

 

8. Pide esperanza y ofrécela a los demás

 

El sacerdote y rector de la Universidad de Portland, Mark Poorma, explica que “el estallido de la pandemia le ha aportado una visión de la Cuaresma con una esperanza renovada en la providencia de Dios frente a tanta incertidumbre”.

 

Se debe recuperar una esperanza que consiste, según Poorma, en “un sentido renovado de dependencia del poder sanador de Dios en el mundo; en un reconocimiento renovado por el don del Espíritu Santo”.

 

Una vez recuperada esta esperanza, el Papa Francisco nos llama a transmitirla. “Para dar esperanza es suficiente con ser una persona amable, que deja a un lado sus ansiedades y urgencias para prestar atención, regalar una sonrisa, o decir una palabra que estimule”. 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2021 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme