Imprimir
Categoría: Educar en la Fe
Visitas: 333

 

P.J. Ginés/ReL - 10.09.2020

 

 Foto de Caleb Johns en Unsplash: la fe es una chispa que debe saltar de padres a hijos, pero hoy no lo hace sin intencionalidad ni insistencia de los padres

 

Christian Smith es uno de los sociólogos de la religión más influyentes y divulgadores de Estados Unidos. Fue profesor de sociología 12 años en la Universidad de North Carolina en Chapel Hill, y desde 2006 lo es en la universidad católica de Notre Dame, Indiana.

 

Él insiste en que los padres religiosos, si quieren transmitir la fe a sus hijos, necesitan tenerlo como prioridad declarada. Además, han de hablar específica y personalmente de religión con los chicos entre semana, no sólo el domingo.

 

En una entrevista en CruxNow.com en enero de 2020, Christian Smith determinaba las cosas que funcionan y las que no, según su investigación sociológica, a la hora de transmitir la fe en nuestros días.

 

 

Las 5 cosas que no funcionan para pasar la fe a los hijos

 

1. Padres demasiado pasivos

 

No se esfuerzan, o se esfuerzan poco en transmitir la fe, no actúan sobre el niño en este tema. Así no se pasa la fe.

 

2. Padres demasiado autoritarios

 

"Deben ser padres proactivos, pero no abrumadores", señala el sociólogo.

 

3. Limitarse a 'dar ejemplo', pero sin hablar de la fe en casa

 

"No funciona modelar la fe y práctica religiosa de los niños sin que los padres les hablen con frecuencia de por qué el padre cree y practica; los niños necesitan oir hablar del tema a los padres, no sólo vivirlo", insiste el sociólogo.

 

4. La hipocresía y doble vida

 

Evidentemente, no es eficaz para transmitir la fe decir al niño que ir a misa el domingo o ayunar es muy importante si luego ve que los mismos padres no van a misa o no ayunan. La doble vida es pésimo ejemplo.

 

5. Dejárselo a la escuela o la parroquia

 

La escuela y la parroquia, en realidad, por sí solas no tienen casi eficacia a la hora de transmitir la fe a los niños. Tampoco funcionan apenas, sin los padres, los campamentos, retiros, jornadas... Los niños han de ver que los padres son los que dan ejemplo y lideran el proceso.

 

 

Las 3 cosas que sí funcionan para que los padres transmitan su fe

 

1. Hay que querer realmente transmitir la fe: ha de ser prioritario

 

"Tiene que ser una prioridad en sus vidas [de los padres], tienen que hacer que su vida sea el modelo que desearían que su hijo abrace", advierte el sociólogo.

 

2. Deben hablar con sus hijos de fe, durante la semana

 

"Es absolutamente esencial que los padres hablen con sus hijos de religión, no sólo una vez a la semana, sino regularmente, durante la semana. Hablar o no hablar con los hijos de asuntos religiosos entre semana es uno de los mecanismos más poderosos para la transmisión religiosa a los niños. Cuando los padres nunca, o rara vez, hablan de la religión en términos personales, eso da un fuerte mensaje a sus hijos de que en realidad no es algo importante".

 

3. Es eficaz mostrar a la vez cariño y firme autoridad

 

No funcionan bien los padres no implicados, ni los demasiado autoritarios, ni los demasiado permisivos. Los que transmiten bien la fe (y otros valores) son los que expresan cariño y conexión con los chavales, a la vez que piden altos estándares y son exigentes con los chicos. Dejan espacio a los chicos para que vayan trabajando su propia visión y valores.

 

*Publicado originalmente en ReL

 

Más de este tema > ¿La Primera Comunión de tu hijo ha sido aplazada? 3 ideas para preparar a los niños en este tiempo