ABC.es - 12.06.2020

 

Foto: freepik

 

«La unión hace la fuerza». Y frente al coronavirus, también. Según una investigación del Instituto de Estudios de las Familia de EE.UU. (IFS), las consecuencias económicas de la pandemia se afrontan mejor en equipo, y también las emocionales.

 

La investigación llevada a cabo por el organismo, asegura que «los hombres y mujeres casados han demostrado ser mucho más resistentes que sus pares solteros» desde el punto de vista económico. Pero estar en pareja no solo ofrece esa ventaja. Desde la perspectiva social y emocional, el matrimonio está protegiendo a muchos ciudadanos de otros sentimientos que se han convertido también en enemigo durante la pandemia: la soledad. «Descubrimos, por ejemplo, que los solteros tenían casi el doble de probabilidades que los adultos casados de decir que se sentían solos todos los días o casi todos los días«, recuerdan los investigadores.

 

El matrimonio ofrece a las parejas no solo seguridad social y emocional, sino también «estabilidad financiera» durante los buenos y malos momentos. Contar con dos fuentes de ingresos es una ventaja así como disponer de una red familiar de apoyo (los abuelos, por ejemplo).

 

«Los hombres, las mujeres y las familias casadas tienen menos probabilidades de experimentar hambre, depender menos de la asistencia pública y estar mejor preparados para cubrir gastos inesperados durante esta pandemia en comparación con adultos solteros y familias encabezadas por padres solteros», apuntan. Además, la pérdida del empleo se ha dado más en los solteros que en los casados. De hecho, ante gastos inesperados o situaciones de emergencia, el 25% de los solteros reconoció que «no podría afrontarlo ahora». Esta misma opción fue elegida por solo el 13% de los casados.

 

«La pandemia de coronavirus ha afectado a todos, pero parece que los estadounidenses casados, tanto con y sin hijos, están resistiendo condiciones económicas turbulentas con más éxito que sus pares solteros. En particular, encontramos que las familias monoparentales tienen casi el doble de probabilidades de tener problemas hasta para comer y no pueden cubrir los gastos de emergencia, en comparación con las familias encabezadas por padres casados», subraya el estudio, que concluye que «el matrimonio está ayudando a los estadounidenses a evitar el hambre, tener que pedir ayudas y huir de la miseria financiera».

 

*Publicado originalmente en ABC.es

 

Más de este tema:
- El amor en tiempos del coronavirus
Ideas para humanizar el teletrabajo
¿Cuánto tiempo más podré aguantar con los niños en casa?
- Finanzas en tiempos de Covid: Cómo afrontar una crisis económica en familia

 

 

 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme