LaFamilia.info
02.01.2013

 

 

Durante el pasado año recibimos más de 750.000 visitas, hecho que nos colma de satisfacción al poder servir a tantas familias, educadores y empresas, de todas partes del mundo.

 

El 2012 fue un año de especial importancia para LaFamilia.info, pues a través de la renovación que se hizo del sitio para estar a la vanguardia del mundo web, pudimos conocer cuáles eran los artículos preferidos de los lectores, aquí los presentamos. Para verlos, haga clic en cada uno de los títulos:

 

Los más leídos

  1. Cómo vestirse de acuerdo a la edad
  2. 6 Pasos seguros para mal educar a los hijos
  3. Diez causas de la “crisis de los 40” en el matrimonio
  4. Que el trabajo no destruya la familia
  5. El factor padre-hija
  6. 4 Reglas de oro para educar a los hijos en la sexualidad
  7. Pasos para una buena confesión
  8. Mitos de la infidelidad
  9. El “sexting”, una peligrosa moda adolescente
  10. ¿Hijos merengues?

Los más votados “Likes”

  1. 6 Pasos seguros para mal educar a los hijos
  2. Educar a los hijos sin la ayuda del dios “Pantalla”
  3. ¿”Sextiando” yo?
  4. Ser amables para vivir mejor
  5. Que el trabajo no destruya la familia
  6. Enseñar a los niños el optimismo y la alegría
  7. Mitos de la infidelidad
  8. La Corona de Adviento
  9. Una falsa prueba: vivir juntos antes de casarse
HazteOir.org
17.09.2012
 

Un estudio de The Family Watch publicado en la revista IFFD Papers titulado “¿Da y recibirás? Generosidad, sacrificio y calidad conyugal” muestra que los actos de generosidad con el cónyuge son claves para mantener la estabilidad del matrimonio.

 

En el documento, los investigadores Jeffrey Dew, de la Universidad del Estado de Utah, y Bradford Wilcox, de la Universidad de Virginia, apuestan por la generosidad como “la superación de las obligaciones del matrimonio”, que, a juicio de varios teóricos, son la fidelidad, la comunicación mutua y el apoyo económico.

 

Esta generosidad, según sostienen, debe concretarse en la entrega de cosas buenas al otro, la expresión del cariño y el perdón frecuente. Así, defienden pequeñas acciones diarias, como preparar un café o tener un gesto de cariño. “Los pequeños actos conyugales positivos pueden asociarse más con la calidad conyugal que los grandes gestos de generosidad, que resultan mucho más infrecuentes”, añaden.

 

En esta línea, los investigadores alertan de que “hacer grandes sacrificios puede estar a veces asociado negativamente con la calidad conyugal”. Por ello, concluyen que “la receta para el éxito matrimonial es algo así como: Da, pero sólo hasta cierto punto, y recibirás”.

 

Para la realización de la investigación, Dew y Wilcox han manejado datos de la “Encuesta de Generosidad Matrimonial”, que fue realizada entre diciembre de 2010 y 2011 para medir la experiencia de las parejas casadas en distintos aspectos como la generosidad, el sacrificio y la calidad de su matrimonio.

Terra
17.09.2012
 

Waldorf School de Peninsula, ubicado en California, es el colegio privado al que van la mayoría de los hijos de los empleados de Google, Apple y otras empresas de vanguardia de Silicon Valley. La mencionada escuela no tiene computadoras y despierta curiosidad que los “cerebros” de estas importantes compañías de computación hayan decidido que sus pequeños se eduquen allí.

 

Según un informe del conocido diario francés Le Monde, este estilo educativo, que enseña a los alumnos de forma tradicional, responde a una nueva tendencia tech: la desconexión.

Tres cuartos de los alumnos inscritos en la Waldorf son hijos de personas que trabajan en el área de nuevas tecnologías.

 

“La gente se pregunta por qué profesionales de la Silicon Valley, entre ellos algunos de Google, que parecen deberle mucho a la industria informática, envían a sus hijos a una escuela que no usa computadoras”, comentó Lisa Babinet, profesora de matemáticas y cofundadora de la escuela primaria.

 

Pierre Laurent, uno de los padres, dijo al periódico francés que eligió esta escuela porque cuestiona la tendencia actual a equipar en informática a las clases desde una edad cada vez más temprana.

 

“La computadora no es más que una herramienta. El que sólo tiene un martillo piensa que todos los problemas son clavos. Para aprender a escribir, es importante poder efectuar grandes gestos. Las matemáticas pasan por la visualización del espacio. La pantalla perturba el aprendizaje. Disminuye las experiencias físicas y emocionales”, dijo.

 

El informe de Le Monde pronostica que cada vez habrá más gente pidiendo asistencia para desconectarse. No es un fenómeno de masas, sino más bien una tendencia minoritaria que involucra más bien a los sectores más acomodados.

LaTercera
17.09.2012
 

La Academia Nacional de Pediatría de Estados Unidos publicó una guía con recomendaciones para padres y pediatras en la que aconseja no exponer a niños de menos de 24 meses a la televisión. De hecho, Australia y Francia tienen prohibido por ley la producción de programas para esa edad.

 

Sin embargo, el psicólogo Aric Sigman, miembro de la Sociedad de Psicología Británica y quien se ha pasado su carrera tratando de detener esta sobredosis televisiva, fue más lejos y propuso una abstinencia total de cualquier tipo de pantallas hasta los tres años.

 

Un tema no menor en el país. En 2007, un estudio de Adimark reveló que el 70% de los menores de tres años ve TV antes de los tres años.

El experto, autor del libro “Remotamente controlados”, afirma que la situación se está saliendo de control, no sólo por la conducta de los niños, sino también por la irresponsabilidad de los padres, que ven en estos dispositivos una práctica niñera. El experto habla de “paternidad pasiva”. Dice que el tiempo frente a los monitores debe ser regulado como la ingesta de sal o azúcar.

 

El psicólogo hizo su recomendación en un congreso pediátrico desarrollado en Glasgow (Escocia), donde presentó un estudio que reafirma a través de escáneres cerebrales, que existen diferencias entre los cerebros de los niños que usan estas pantallas y los que no. “Alteran los circuitos de recompensa en el cerebro que pueden conducir a la adicción”, dijo en BBC.

 

Según Sigman, la evidencia de estos escáneres muestra que el uso de estas pantallas produce cambios químicos cerebrales similares a otras adicciones, particularmente en la producción de dopamina. “Es una recompensa química que hace sentir bien cuando haces algo que te gusta”, explicó en SkyNews.

“Si los niños están produciendo este químico día tras día, durante muchas semanas, esto tendrá consecuencias en el desarrollo de su cerebro”, agregó.

 

Dependencia insalubre

 

Según Sigman, además, existe un vínculo muy directo entre el sedentarismo tecnológico y el aumento de obesidad infantil, la diabetes, el déficit atencional, problemas cognitivos y la alteración del sueño de los menores. “Muchos de ellos han llegado a un uso abusivo de la tecnología y han desarrollado una dependencia insalubre en ella”, dijo.

 

El psicólogo sugiere que entre los tres y siete años, los menores no debieran usar estos dispositivos más de una hora y media, y no más de dos hasta los 18.

 

Según el experto, en algunos hogares de más recursos, incluso los menores están expuestos hasta 5 pantallas (videojuegos, televisión, computador, celular y otros como los MP4) y llamó a los padres a “recuperar el control”.

Un estudio de la U. de Washington (EEUU) de 2009, ya mostró que la televisión reduce en un 82% las conversaciones entre padres e hijos.

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2021 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme