LaFamilia.info - 29.09.2020

 

Foto: pixabay

 

Cuando llega el invierno y bajan las temperaturas el ambiente se vuelve húmedo, así que es habitual utilizar tendederos portátiles para secar la ropa en el interior de las viviendas. Esta práctica también se utiliza cuando hay días lluviosos o cuando la casa no tiene zonas específicas para tender la ropa.

 

Sin embargo, un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh de Glasgow en Escocia, ha descubierto los riesgos de tener la ropa mojada dentro de casa. De acuerdo con ellos, la ropa que es puesta a secar dentro del hogar libera una gran cantidad de humedad en el aire y crea la proliferación de ácaros del polvo en el ambiente.

 

La humedad es un caldo de cultivo para la aparición de hongos, moho y ácaros. Estos microorganismos proliferan cuando existe una alta humedad y un ambiente templado. Además, fomentan la humedad en el interior de las viviendas hasta en una tercera parte, cuando se tiende ropa en el interior.

 

De manera que, suponen un riesgo para la salud, en especial para las personas que padecen de: asma, rinitis, alguna infección respiratoria o alergias. Cuando las personas respiran las esporas de moho y hongos, el sistema inmunitario ayuda a deshacerse de ellas mediante la tos o el estornudo. Pero cuando se vuelve un escenario recurrente, hace que los síntomas de los afectados empeoren.

 

No obstante, los autores del estudio analizaron la calidad del aire de 100 viviendas, así como la energía que consumían para secar la ropa. En relación a ello, descubrieron que durante los meses más fríos la ropa lograba secarse en el interior del domicilio solo en el 87% de los casos.

 

Ante ello, lo más recomendable es que se evite en la medida de lo posible colgar ropa húmeda dentro de las viviendas y buscar alguna zona más ventilada de la casa, como los balcones, en caso de que no exista zona de tendederos.

 

Otra opción son las lavadoras secadoras que tienen una velocidad de centrifugado de 1400 rpm para dejar la ropa lo suficientemente seca. Además, disponen de eficiencia energética A+++ que no implicará un consumo energético mayor. También se puede hacer uso de un dispositivo antihumedad capaces de absorber la humedad, porque funcionan con cloruro de calcio.

 

Más previsiones

 

Para evitar los efectos en la salud que causa la presencia de la humedad en el hogar, debes saber que hay otras maneras en las que se manifiesta y que puedes controlarlo. Al cocinar es una de ellas, así que solo debes encender el extractor, sobre todo cuando el agua está hirviendo o cuando cocinas al vapor.

 

Durante esos días fríos mantén la temperatura adecuada, cerca de los 20º C. De esta manera ahorrarás en consumo y generarás menos humedad, porque el aire mientras más caliente se encuentre es capaz de producir más humedad, incluso más que el frío.

 

 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme