Por Natalia Posada/Editora LaFamilia.info - 24.09.2020

 

 

La tecnología nos ha facilitado la vida en muchos aspectos, ha logrado cosas maravillosas que jamás imaginábamos, y también ha permitido que causas benéficas para la sociedad se lleven a cabo. Sin embargo, también es cierto que las herramientas tecnológicas han cambiado la forma en que nos relacionamos, en qué pensamos, en qué vivimos, y también han traído numerosos peligros al mundo real. Sobre ellos habla el nuevo documental de Netflix, “El dilema de las redes sociales” y lo hace de una manera que hace pensar.

 

El documental dirigido por Jeff Orlowski, entrevista a varios exempleados que ocuparon altos cargos de las compañías tecnológicas más grandes y exitosas de la historia: Facebook, Twitter, Google, Instagram, YouTube, Pinterest, TikTok, Gmail… Todos ellos, tras haber desarrollado famosas herramientas como el “me gusta” de Facebook, la monetización o las “recomendaciones” de YouTube, se vieron inmiscuidos en un dilema ético, pues se dieron cuenta que el modelo económico de la industria era incompatible con sus ideales y valores: “Las empresas de Silicon Valley nacieron con la idea de una tecnología humanista y la hemos perdido de vista, porque se convirtió en algo entretenido en lugar de algo correcto”, declara uno de los entrevistados. En la misma línea, declara uno de los responsables de crear el célebre ícono de Facebook: “No podíamos saber que el pulgar hacia arriba, pensado como algo positivo, podía llegar a generar una compulsión adictiva”. 

 

Se dieron cuenta entonces que estas compañías eran máquinas de hacer dinero a costa del engaño y del daño a la sociedad. Muchos renunciaron enfrentándose a litigios y consecuencias. 

 

10 frases impactantes que nos han quedado en mente  

 

Después de ver el documental “El dilema de las redes sociales”, nos hemos quedado con 10 puntos que vale la pena analizar con detenimiento. Es importante aclarar que los siguientes textos son extractos textuales del documental: 

 

1. “Todo lo que hacemos en internet, se observa, se registra, y se mide”

 

Todas las acciones que realizamos en las redes son monitoreadas y registradas: cada like, cada comentario, cada video y cada imagen que vemos, incluso el tiempo que la miramos. Saben si alguien se siente solo, si es extrovertido o introvertido, cuál es su neurosis, y cuál es su personalidad. Tienen más información sobre nosotros que en toda la historia de la humanidad. Y esta información que soltamos todo el tiempo, alimenta estos sistemas y que cada vez hacen mejores predicciones para mantenernos “conectados” el mayor tiempo posible.

 

2. Las redes tienen un “avatar” de cada uno de nosotros

 

 Tristan Harris - Ex Especialista en Ética del Diseño de Google, y Co-fundador y presidente del “Center for Humane Technology

 

“Muchos tienen la percepción errónea que Facebook vende la información, pero Facebook no le interesa venderla. ¿Saben entonces qué hacen con la información? Crean modelos que predicen nuestras acciones”, así lo denuncia Tristan Harris, Ex Especialista en Ética del Diseño de Google, y Co-fundador y presidente de “Center for Humane Technology”. Tristan explica que del otro lado de la pantalla es como si tuvieran un “avatar” de nosotros. Todos los “me gusta”, todos los videos, todos los comentarios, se integran para construir un modelo más preciso y con eso pueden predecir mejor lo que la persona hará. Pueden predecir qué emociones te generará un video o una foto para así tenerte más tiempo frente a la pantalla. 

 

3. Las redes sociales han sido creadas para crear adicción: “Nos controlan más de lo que los controlamos”

 

Este punto va unido a los dos anteriores, y es algo que se reitera los 90 minutos del documental. “Buscamos hacer que nos vean el mayor tiempo posible”, “¿Cuánto tiempo podemos retenerte?, ¿Cuánta vida podemos lograr que nos entregues?” Estas frases son impactantes… 

 

4. “Creemos que hay muchos servicios que creemos que son ´gratis´, pero no, nosotros somos ´el producto´”

 

En esta industria “se comercia con humanos”. Esto ha hecho que estas compañías de internet sean las más ricas de la historia de la humanidad. 

 

5. Estas compañías tienen 3 metas

 

La primera es “aumentar el tiempo de visión, tu permanencia”. La segunda es “la meta de crecimiento”, que regreses e invites amigos y ellos a su vez inviten más amigos. Y la tercera es “la meta de publicidad”, es decir, que mientras que todo esto ocurre, paguen más dinero por la publicidad. 

 

Todas estas métricas se basan en algoritmos que analizan qué mostrarte para mejorar esos números. 

 

6. “Ponemos el engaño en el centro de todo lo que hacemos” 

 

Las redes han creado una generación global de personas basado en la manipulación. A esto le han llamado “Tecnología persuasiva”. Funciona como las máquinas tragamonedas de los casinos, te crean un hábito inconsciente para programarte a un nivel tan profundo que ni siquiera te das cuenta. 

 

Tienes el celular al lado, y sientes la tentación de mirar tus redes: “Eso no sucede por accidente, es una técnica diseñada”. Otra herramienta para esto, son las “etiquetas”, cuando recibes una notificación de que te han etiquetado, inmediatamente dejas todo para verla. Esta es una herramienta que Facebook halló para lograr que la gente navegara mucho más en la red. Pues la notificación no te muestra la foto, sino que te engancha para que te conectes y vayas a verla. 

 

Los entrevistados revelan cómo las redes tienen el poder para manipular a la opinión pública: “Uno de los problemas de Facebook es que puede ser la mejor herramienta de persuasión jamás creada”. 

 

“Un país puede manipular a otro sin tener que invadir sus fronteras”. En este sentido, la polarización, la división y el caos, son los protagonistas para crear guerras culturales. 

 

7. Las redes brindan una “popularidad falsa”

 

Valoramos nuestras vidas con base en la sensación de perfección porque recibimos recompensas a muy corto plazo (corazones, pulgares arriba, comentarios, etc…) pero en realidad es una “popularidad falsa, porque dura poco y nos deja aún más vacíos y carentes que antes”. Y además te introduce en un círculo vicioso. 

 

Los adolescentes se frustran y se deprimen porque no tienen los suficientes “me gusta”, por eso acuden a filtros para ser más “sexys”, con cuerpos y rostros perfectos. Es por eso que se atreven a decir que esta generación es más ansiosa, más depresiva. 

 

Un investigador muestra gráficos que demostrarían que, de 2010 a hoy, la tasa de suicidios entre preadolescentes y adolescentes ha escalado de manera significativa en los EE.UU.

 

8. El móvil es el “chupete digital”

 

Cuando nos sentimos solos, incómodos, inseguros o temerosos acudimos al “chupete digital”. Esto es una forma de atrofiar nuestra capacidad para lidiar con esas emociones.  

 

“Llegará un momento en que la tecnología se apropiará de las debilidades humanas”. Ese momento nos traerá adicción, está dominando a la naturaleza humana.

 

9. La información falsa triunfa en internet 

 

“Hemos creado un sistema que tiene tendencia a la información falsa, no porque lo queramos, sino porque la información falsa hace que las empresas ganen más dinero”. “Este modelo de negocio se lucra con la desinformación, ganan dinero al permitir que el mejor postor emita mensajes no regulados”. Las redes sociales aumentan los chismes y los rumores al tal grado, que “ya no sabemos qué es verdad y qué no”. Y nos las venden con tanta eficacia que las creemos. 

 

Cathy O´Neil autora de “Weapons of Math Destruction” aclara: “Google no tiene un servidor que identifique lo que es verdad”. Es decir, no sabe qué es conspiración o qué es cierto, sólo emite la información. 

 

Guillaume Chaslot: “En YouTube trabajé en las recomendaciones de YouTube, me preocupa que un algoritmo que creé, esté aumentando la polarización en la sociedad”. Esta polarización es extremadamente eficiente para dejar más tiempo a la gente en línea. Y el algoritmo cada vez es más inteligente, cada vez será más exacto y te dejará más tiempo enganchado a la pantalla. 

 

10. “No dejamos que nuestros hijos tengan redes sociales” 

 

Los entrevistados son enfáticos en esto, y aseguran que muchas personas que trabajan en la industria de la tecnología no les dan dispositivos a sus hijos: 

 

“Mis hijos no usan ninguna red social”: asegura Alex Roetter, Ex Vicepresidente Senior de Ingeniería de Twitter.  

 

Asimismo, Tim Kendall, quien trabajó como Director de Monetización en Facebook y fue presidente de Pinterest, revela:Esto nos asusta demasiado, no dejamos que nuestros pasen tiempo frente a la pantalla”. 

 

Finalmente, Jonathan Haidt psicólogo de New York University, habla de tres reglas que funcionan para las familias basadas en investigaciones:

1. Todos los dispositivos fuera de la habitación antes de dormir. Media hora antes de dormir, se apagan los dispositivos. 

2. Segunda regla: no hay redes sociales hasta la secundaria (High School). 

3. Negociar un presupuesto de tiempo con tus hijos frente a la pantalla. Si les preguntas cuánto tiempo quieres pasar frente a la pantalla, ellos responden cosas responsables. 

 

Para finalizar, Justin Rosenstein, Ex Jefe de Ingeniería en Facebook y Ex gerente de producto en Google, dice algo contundente: “Para una corporación, somos más rentables si miramos mucho una pantalla, mirando un anuncio, que si pasamos ese tiempo viviendo plenamente. Y este es el resultado. Las empresas usan inteligencia artificial poderosa para engañarnos y atraer nuestra atención a lo que quieren que miremos en lugar de cosas más consistentes con nuestra vida, metas y valores”. 

 

Como padres no podemos estar ajenos a esta realidad, no tengamos miedo de controlar, es nuestro deber, la salud mental de nuestros niños y adolescentes está en juego y las plataformas no se hacen responsables, ni tienen leyes que las regulen, por eso nos compete hacer ese control en casa. No dejes de ver el documental. 

 

 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme