Imprimir
Categoría: Crecimiento Personal
Visitas: 6480
LaFamilia.info
23.03.2009
 

La verdadera felicidad no es una cuestión circunstancial, es una cuestión de cómo la persona entiende y afronta la vida. Benjamin Franklin decía: "La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días."

Algunas reflexiones sobre la felicidad:

 

  1. Felices los que son capaces de reírse de sí mismos. Nunca acabarán de divertirse.
  2. Felices los que saben distinguir una montaña de un grano de arena. Se ahorrarán muchos disgustos.
  3. Felices los que saben callar y escuchar. Aprenderán cosas nuevas cada día.
  4. Felices los que son suficientemente inteligentes como para no tomárselo muy en serio. Los que están con ellos les apreciarán de verdad.
  5. Felices los que son capaces de descansar y dormir sin dar explicaciones. Conseguirán la sabiduría de no depender de lo que pensarán los demás.
  6. Felices los que están atentos a las llamadas de los demás sin sentirse indispensables.
  7. Felices los que saben tratar seriamente las cosas pequeñas y serenamente las cosas serias. Llegarán lejos en la vida.
  8. Felices los que saben admirar una sonrisa y olvidar un mal momento. Su camino estará lleno de sol.
  9. Felices los que son capaces de interpretar siempre una buena actitud del otro, aunque las apariencias engañen. Pasarán alguna vez por ingenuos, pero la paz y el cariño exigen ese precio.
  10. Felices los que piensan antes de actuar y piden ayuda a Dios antes de pensar. Evitarán un montón de tonterías.

 

¿En qué consiste la felicidad humana?

  1. En las buenas amistades.
  2. En la ayuda al prójimo.
  3. En las buenas intenciones.
  4. En las cartas a los amigos.
  5. En las palabras agradables.
  6. En los pequeños obsequios.
  7. En los pequeños favores.
  8. En los servicios desinteresados.
  9. En el buen trato social.
  10. En la tranquilidad de conciencia.
  11. En el trabajo que amamos.
  12. En las confidencias mutuas.
  13. En el alegre cumplimiento del deber.
  14. En la sabiduría del hacer frente a la visa sonriendo.
  15. En las legítimas ambiciones y afanes.
  16. En las buenas obras que se hacen sin calcular la recompensa.

 

Para ser feliz hay que tener…

 

Fuente: Buzón Católico