LaFamilia.info - 27.04.2021

La red social May Feelings vuelve a sorprendernos por su creatividad con este video sobre el amor.

Por Mercedes de la Torre - ACI Prensa / 09.04.2021

El Papa Francisco invitó a acoger y testimoniar el Evangelio de la vida al promover y defender la vida humana en todas sus fases.

 

ReL - 08.03.2021

 

 

El médico Jesús Candel, muy conocido en las redes sociales como “Spiriman”, es un influencer a la vez popular y controvertido. 

 

Casado, con cuatro hijos, “Spiriman” recibió una noticia que impactó drásticamente su vida y la de su familia. El 4 de agosto, a punto de cumplir 44 años, le diagnosticaron un adenocarcinoma de pulmón con una metástasis en sus huesos y otros órganos. Asegura que le pronosticaron cuatro meses de vida.

 

En ese momento le rezó a la Virgen de las Nieves, patrona de Sierra Nevada y le prometió que si se curaba acudiría a darle las gracias a la montaña, a su monumento junto al Pico del Veleta, en el lugar donde según la tradición salvó a una mujer atrapada en una nevada inconcebible en agosto.

 

Con voz emocionada, tal y como recoge Cari Filii News, el médico grabó un video agradecido desde la montaña. «Hoy he cumplido mi promesa porque le dije a la Virgen de las Nieves que, si llegaba lo que hoy me han notificado y lo que me han dicho, vendría a darle las gracias y a rezar», afirma. Su video ha alcanzado más de 140.000 visionados en pocos días.

 

Una recuperación “espectacular e increíble”

 

 

El video dura casi 7 minutos. El médico explica que su recuperación “ha sido espectacular, ha sido increíble”.

 

«El tumor ha desaparecido y las metástasis de mi cuerpo, de todos los huesos, esas vértebras que tenían lesiones líticas tremendas que incluso penetraban en el canal de la médula han desaparecido», ha explicado. «Yo me encontraba bien, fuerte y desde el minuto uno mi propósito era curarme».

 

Añade que desde el primer día que le diagnosticaron el cáncer «sólo visualicé el fin al que quería llegar y quería estar aquí rodeado de mi sierra», lugar al que suele acudir de excursión con su mujer e hijos.

 

Un lugar especial con la Virgen

 

 

El lugar de la aparición de la Virgen de las Nieves es para él especial y le ha dado fuerzas, asegura. Le da «esa fuerza que todos tenemos es capaz de hacer milagros, de conseguir lo que cada uno nos proponemos».

 

Admite que ha cometido «muchos errores» en su vida, pero que «se ha agarrado a las evidencias científicas» de estos seis meses de tratamiento contra el cáncer: radioterapia, inmunoterapia, quimioterapia, terapia dirigida…”

 

«Lo duro de esta enfermedad son los efectos secundarios que tenemos, pero que son pasajeros», ha detallado, puesto que muchas personas le han visto muy debilitado en vídeos anteriores.

 

A los enfermos de cáncer les da ánimos: «El cáncer es una experiencia de vida y que se puede superar».

 

Spiriman, un hombre impulsivo y quizá demasiado expresivo, que insistía siempre en que las denuncias por injurias no lo iban a cambiar, dice ahora que siente como que ha vuelto a nacer y está agradecido por ello.

 

Sabe que el cáncer siempre es algo que puede volver y que “no hay que bajar la guardia”, pero ahora piensa vivir mejor.

 

Segunda oportunidad, para vivir desde el amor

 

Asegura que esta segunda oportunidad la va a vivir «desde el amor», desde un amor que transforma “la ira, el odio, el rencor”. «Llamadlo como queráis, llamadlo infinito, yo lo llamo Dios», ha comentado. «Lo que tenéis que hacer es vivir, vivir desde la bondad infinita y desde esa energía que tenemos dentro que es capaz de cambiarlo todo», exhorta.

 

¿Hasta dónde llegará el cambio de un hombre que desde 2016 es un fenómeno de visitas en las redes sociales?

 

En 2012 puso en marcha la Fundación Spiribol para ayudar a niños con dificultades sociales. Con su popularidad en YouTube y en redes desde 2016, sus críticos le acusaron de ganar dinero con el alboroto y el lenguaje grosero.

 

En marzo respondía en El Español que “el dinero que me entra por Youtube lo dono para la gente que lo necesita, para la Fundación Spiribol, para la Asociación Justicia por la Sanidad (…). Es difícil que creáis esto, pero me da igual”.

 

“Mi hermano trabaja en Madrid es economista y abogado (…). A mucha gente le cuesta entender que alguien es feliz siendo médico y que aunque le sigan miles y miles de personas y tenga esa capacidad de enfrentarse a los políticos y de no tener miedo. Les cuesta creer que no haya algo detrás que lo mueve. Vivo de c*j*n*s y no necesito para nada el dinero“.

 

Eso era antes de la enfermedad. Después llegó el cáncer, la curación asombrosa y una declaración de nacer de nuevo. ¿Cómo será el nuevo Spiriman?

 

*Publicado originariamente en Cari Filii News

 

Por Juan Manuel Diago - 29.03.2021

Según el documental de Netflix, El dilema de las redes sociales, podríamos hacernos una idea sumamente negativa sobre las intenciones detrás de las grandes corporaciones que diseñan y explotan comercialmente estas plataformas.

 

Por Valentina López/opusdei.org - 03.02.2021

 

 

Mi madre tiene dos amigas Morelia y Dora. Cada una vive sola en su casa. Aunque físicamente están bien, la soledad que sienten por no poder salir juega en su contra. Antes se encontraban en la cafetería o al salir de misa para conversar, pero por las restricciones, han dejado de hacerlo. Para menguar la soledad, por medio de una llamada, mi mamá comparte tiempo con ellas y las ayuda a sentirse cerca a pesar de la distancia. Ellas están muy agradecidas.

 

A raíz de esto, vimos la oportunidad de hacer un enlace entre una persona adulta mayor y una joven universitaria o profesional, que frecuente los medios de formación espiritual en el centro cultural La Cuesta, en Medellín. La idea fue conversar por teléfono sobre las diferentes experiencias de cada una en medio de la pandemia, compartir un rato agradable, acompañarse y, para los adultos, sentirse importante para alguien, a quien le pueden aportar con su sabiduría. A nuestra idea le pusimos el nombre de “Adopta un abuelo”.

 

Al finalzar el año había 23 enlaces activos entre una persona mayor y una joven, de los cuales queremos contar algunas experiencias.

 

Susana estudia entrenamiento deportivo. Quiso participar en la actividad y adoptó a Gloria Isabel que se encuentra en casa cuidando de su madre y su tía, que tienen una salud muy delicada. Nunca se han visto en persona pero, después de las llamadas que se hacen a diario a las 3 p.m. Han podido entablar una amistad que Susana asegura le ha servido mucho.

 

En noviembre del 2018, Susana hizo un curso de retiro que significó un hito importante de su existencia. Desde ese fin de semana, agradece el cambio de mirada que tiene sobre la vida. Además, con las llamadas a Gloria Inés pudo compartir la experiencia de estar cuidando a su abuelo, quien luego de varias semanas de padecimiento de un cáncer, falleció con mucha paz, rodeado de la gracia de los sacramentos y la compañía de su familia. Susi asegura que Gloria Isabel y ella son tan amigas que, como se dice coloquialmente, parecen "uña y mugre".

 

La prima de Ofelia desde Pereira, quedó muy agradecida con tan solo una llamada que le hicieron, pues escuchó a una joven llena de amabilidad.

 

Delfina se ha hecho amiga de Ana Cristina quien, a su vez, es amiga de Andrea, otra universitaria que frecuenta La Cuesta. Andrea ha invitado a Ana a participar de las clases virtuales para profundizar en la fe. Como fruto de esta amistad, ahora Delfina está encomendando el trabajo de Ana, que se vio afectado por la pandemia. Como no se han podido ver, pero ansían conocerse en persona, quedaron en tomarse un café en cuanto la pandemia lo permita. Delfina también le escribió una carta a Ana y a todas las voluntarias con su puño y letra agradeciendo por lo que hacen.

 

Luz Helena, atendió una llamada y puso en contacto a la chica voluntaria con Lucila para que la conectara en una actividad de formación. Con mucha amabilidad, dijo que no podría participar de las llamadas pero rencomendó dos amigas suyas quienes necesitan compañía. Una que vive en una residencia de adultos mayores y la otra ha pasado varios días en la clínica, acompañando a su hijo enfermo.

 

Con esta iniciativa nos hemos dado cuenta que entre las amigas hay muestras sinceras de generosidad, con la dedicación de su tiempo y que tienen deseos de ayudar y ser solidarias.

 

La solidaridad y la amistad se han visto florecer a través de unas sencillas llamadas. Se unen las “canas de la experiencia” y sabiduría de las mayores, con el ánimo y esperanza de la juventud. 23 adultas mayores, sus amigas universitarias y una vida entera para seguir compartiendo con la creatividad del amor a la que nos motiva el Papa Francisco.

 

Más nos ha impulsado a segur con esta iniciativa la decisión del Papa Francisco en la que ha instituido la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos, que se celebrará en toda la Iglesia cada año el cuarto domingo de julio, cerca de la fiesta de san Joaquín y santa Ana, los “abuelos” de Jesús.

 

 

 

LaFamilia.info - 14.04.2021

¡Nos renovamos para ustedes! ¡Estamos felices de mostrarles nuestra nueva imagen y la página web totalmente renovada! Gracias por ayudarnos a ser mejores cada día, esperamos que les gusten estos cambios. Si ves algo que debamos mejorar, no dudes en dejarnos tu comentario.

Por Roberto Esteban Duque / omnesmag.com - 23.03.2021

El Año Amoris Laetitia convocado por el Papa viene marcado por los grandes desafíos de la institución familiar en la sociedad actual.

El 19 de marzo es el día elegido por el papa Francisco para la inauguración del Año “Familia Amoris Laetitia”, con motivo del quinto aniversario de la publicación de su Exhortación Apostólica y con el objetivo de repensar el contenido de una realidad común como es la familia.

Es probable, dice el periodista David Brooks, que estemos atravesando el cambio más rápido en la estructura familiar de la historia de la humanidad. Las causas son económicas, culturales e institucionales a la vez. Valoramos demasiado la privacidad y la libertad individual. Queremos estabilidad y arraigo, pero también movilidad y libertad para adoptar el estilo de vida que elijamos. Queremos familias cercanas, pero no las limitaciones legales, culturales y sociológicas que las hicieron posibles. Se busca a tientas un nuevo paradigma familiar, pero mientras tanto reina la confusión y ambivalencia.

Los desafíos de la familia

Entre los “desafíos de las familias”, Francisco denuncia en su Encíclica la “cultura de lo provisorio”, manifestada en “la velocidad con la que las personas pasan de una relación afectiva a otra”, resultado inequívoco de una desinstitucionalización de la familia, de un mayor incremento de la autonomía, de la búsqueda de realización y satisfacción personal. Se trataría de un escenario de multiplicación de itinerarios familiares, de tránsitos, donde una persona pasa del noviazgo a la cohabitación, volver al noviazgo y casarse, tener hijos, separarse y divorciarse, vivir sólo con los hijos, volver a cohabitar con una nueva pareja y los hijos de ambos, ad infinitum.  

A la denuncia sobre la precariedad de los vínculos familiares, el Papa añadirá su malestar por las “diversas formas de una ideología genéricamente llamada gender”, que procura “imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños”.  El antecedente de semejante ideología de género lo encontramos en Emilio de Rousseau, en el que la educación de los niños se lleva a cabo “en ausencia de cualquier relación orgánica entre esposos y esposas, y entre padres e hijos”, creando para el estado del alma de los estudiantes lo que Allan Bloom en El cierre de la mente moderna denominará como la psicología de la separación, el peculiar aislamiento donde cada uno desarrolla su pequeño sistema aparte. El divorcio será el término lógico y el signo más visible de nuestra creciente separación.

Frente al empeño por abolir y penalizar la distinción entre lo masculino y lo femenino, Francisco abordará también en “Amoris Laetitia” la necesidad del padre y de la madre, en cada familia, subrayando la importancia de la diferencia: “la presencia clara y bien definida de las dos figuras, femenina y masculina, crea el ámbito más adecuado para la maduración del niño”. El Papa rechaza abiertamente el feminismo de género: “valoro el feminismo cuando no pretende la uniformidad ni la negación de la maternidad”. En realidad, la ideología de género no defiende la diversidad sino la uniformidad que elimina el rol de la madre, la maternidad comprendida como una condición anterior a la cultura, la sociedad o las ideas políticas. El feminismo de género sostiene la subversión de la identidad (“la identidad se escoge”), preconiza la libertad desligada de la verdad, elimina la distinción de los sexos, dejando de ser la masculinidad y la feminidad signos de la naturaleza para situarse en una indeterminación cultural. El discurso constructivista o el relativismo cultural y moral tiene su génesis en Comte, para quien lo social es la categoría donde todas las demás adquieren sentido y concreción: todo (acciones, relaciones, formas de relación) es legítimo si “se construye” socialmente.

El Papa previene asimismo contra la propaganda del “sexo seguro”, un estilo de vida que “transmite una actitud negativa hacia la finalidad procreativa natural de la sexualidad”.  El uso generalizado de anticonceptivos  ha traído consigo cuatro resultados que Pablo VI recogió en la encíclica Humanae Vitae: descenso de las normas morales, aumento de la infidelidad y de hijos ilegítimos, reducción de la mujer a objeto de placer y la actividad coercitiva de los gobiernos en materia reproductiva. En otros términos, lo que ha ocurrido en estos 50 últimos años son las consecuencias de la disociación entre amor, matrimonio, sexo y procreación.

Un capítulo espinoso permitirá a Francisco sugerir que ante las situaciones de cohabitación, matrimonio sólo civil o parejas de divorciados, el realismo impone “acompañar, discernir e integrar”, de modo que las personas que se encuentran en estos casos “vayan superando las deficiencias y participen en la vida de la Iglesia”. En cuanto a la posibilidad de comulgar de los divorciados casados de nuevo, Francisco insistirá, sin ofrecer ninguna nueva disciplina, en ofrecer a todos la misericordia de Dios y tratar cuidadosamente cada caso. El Papa dirá que no toda persona en una de estas circunstancias irregulares se encuentra en pecado mortal, añadiendo dos aclaraciones: en primer lugar, así como las normas no pueden abarcar todos los casos concretos, tampoco el caso concreto puede ser elevado a norma; en segundo lugar, “comprender las situaciones excepcionales nunca implica ocultar la luz del ideal más pleno ni proponer menos que lo que Jesús ofrece al ser humano”.

El matrimonio y la familia

La mutación antropológica y sociocultural que atraviesa el matrimonio y la familia dista mucho de parecerse a la verdadera naturaleza de la familia, que, en palabras de Juan Pablo II, es communio personarum, comunidad originaria de personas, comunidad para la formación de las personas; no una mera asociación de relación humana individual, sino una unidad de convivencia, una “participación en lo común”, comunicación de unas personas con otras, un verdadero entramado educativo de relaciones interpersonales. La nueva situación tiene sus consecuencias más devastadoras en los ancianos, niños y enfermos, que han perdido el apoyo que antaño proporcionaba la familia y la comunidad.

El deterioro institucional implica la desaparición de normas y valores que hasta hace poco constituían el mundo vivido (no hay que olvidar que el matrimonio religioso está desapareciendo). El insoportable descenso de la natalidad (España es el país de la UE28 con peores indicadores de natalidad) precisa no sólo una modificación de las condiciones económicas, sino sobre todo un cambio cultural y espiritual, una transformación capaz de trascender el hedonismo y la secularización para regirse por el sacrificio firmemente arraigado en lo divino. Así lo describe el estadounidense Rod Dreher, autor de The Benedict Option (La opción benedictina): “la vía para revalorizar a la familia pasa por revivir el compromiso religioso, renunciando al matrimonio como autorrealización y descubriendo el sacrificio enraizado en lo divino”.

El matrimonio y la familia comprendidos como “un verdadero camino de santificación en la vida ordinaria”, servirá a Francisco para ofrecer el mensaje final de la Exhortación como una invitación a la esperanza: “Caminemos familias, sigamos caminando. Lo que se nos promete es siempre más. No desesperemos por nuestros límites, pero tampoco renunciemos a buscar la plenitud de amor y comunión que se nos ha prometido”.

*Publicado en omnesmag.com

 

 

J. Lozano / ReL- 28.01.2021

 

foto: freepik

 

Se va a cumplir un año del inicio de una pandemia a nivel mundial, la más importante en el último siglo, y que en estos meses no sólo ha acabado con la vida de cientos de miles de personas sino que ha modificado el estilo de vida y las costumbres de las sociedades.

 

El coronavirus ha confinado países enteros, sigue haciéndolo en esta tercera ola, ha cerrado iglesias y colegios, y ha paralizado las economías nacionales provocando además de la crisis sanitaria otra social y económica.

 

Pero una pregunta que se hacen muchos es: ¿cómo ha afectado la pandemia a la fe de las personas? El Covid, ¿ha aumentado o ha disminuido la fe de la gente? Para responder a esto el Pew Research Center ha publicado una macroencuesta realizada en 14 países de economías avanzadas donde han entrevistado a más de 14.000 personas. 

 

Concretamente, este estudio sobre la influencia del Covid en la religiosidad de las personas y otros aspectos como las relaciones familiares se realizó este verano, tras la primera ola, en Estados Unidos, España, Italia, Canadá, Australia, Reino Unido, Francia, Corea del Sur, Bélgica, Holanda, Alemania, Japón, Suecia y Dinamarca.

 

Según los datos obtenidos por la encuestadora Gallup, en España la pandemia ha provocado que haya un cierto reavivamiento de la fe en la población en general, pero sobre todo en las personas ya creyentes.

 

 

Este fortalecimiento de las creencias religiosas debido al virus se ha producido sobre todo en EEUU y después en España e Italia, países con una importante tradición religiosa aunque en proceso de rápida secularización.

 

En España, un 16% de los encuestados asegura que su fe se ha vuelto más fuerte durante la pandemia, siendo así el segundo país de los encuestados. En el lado opuesto se sitúa el 5% que asegura que se ha debilitado. Como dato negativo cabe destacar que tan sólo en Corea hay un porcentaje mayor de ciudadanos que han visto disminuir su fe en este tiempo. Por su parte, el 78%  de los españoles afirma no haber cambiado durante estos meses.

 

Este porcentaje de personas que han avivado su fe sólo es superado por Estados Unidos, donde el 28% afirma tener unas creencias religiosas más fuertes, frente a un 4% que asegura que son ahora más débiles. Tras España aparecen en la lista Italia y Canadá.

 

Haciendo una media de estos 14 países industrializados, la fe habría aumentado en un 10% de la población, disminuido en un 3% y se habría mantenido inalterable en el 85% de los ciudadanos, es decir, en la inmensa mayoría.

 

La pandemia también ha influido en las personas que en la encuesta han asegurado que la religión es “muy importante” en sus vidas. En este caso España encabeza la lista. Un 49% de estas personas cuya religión “es muy importante” confiesa que su fe se ha hecho más fuerte durante esta etapa Covid, frente a un 6% que asegura que ha disminuido.

 

Estados Unidos, Italia y Canadá aparecen en los siguientes puestos, aunque en estos tres casos el porcentaje de personas con su fe más debilitada es menor al de España.

 

Un caso llamativo es el de Corea del Sur, donde un 14% de este segmento de la población “creyente” asegura que su fe se ha debilitado. Es el país que sufre una mayor caída, seguida de Francia (8%) y Reino Unido (7%).

 

Otro dato a destacar está en el aumento de la fe en quienes se definen como personas para las que la religión no es importante en sus vidas. Entre ellos, la fe ha aumentado en el 6% de los españoles y coreanos que se definieron así y en el 11% de los estadounidenses.

 

Influencia del Covid en las creencias de las personas para las que la religión es muy importante en sus vidas. Gráfico elaborado por Christianity Today con los datos del Pew Research Center

 

La riqueza y la educación también juegan un papel: en algunos países, las personas con ingresos más bajos y menos educación tienen más probabilidades que otras de decir que la pandemia ha reforzado su fe religiosa.

 

Las personas con ingresos más bajos son más propensas a decir que el coronavirus aumentó su fe. Cuando se trata de ingresos, las brechas más grandes aparecen en EEUU y España, donde las personas con ingresos medios nacionales o por debajo de ellos están 12 puntos por encima de la media en que su fe religiosa se ha fortalecido. También hay diferencias significativas por grupo de ingresos en Canadá, Italia, Reino Unido, Países Bajos, Francia, Corea del Sur y Japón.

 

Las personas con menos estudios son igualmente significativamente más propensas que aquellas con educación secundaria o superior a decir que su fe religiosa personal se ha profundizado en cinco de los países encuestados: España (aquellos con menos educación tienen 11 puntos más probabilidades de contestar esto), Italia (8 puntos), EEUU (7 puntos), Francia (5 puntos) y Japón (3 puntos).

 

El estudio de Pew Research Center no encontró diferencias significativas entre hombres y mujeres en general, pero “dos casos excepcionales” fueron los de Italia y Corea del Sur. En Italia, el 20 por ciento de las mujeres dice que su fe se ha fortalecido frente a solo el 10 por ciento de los hombres. En Corea del Sur, el 13 por ciento de las mujeres dice que su fe se ha fortalecido frente a solo el 8 por ciento de los hombres.

 

La religión es solo uno de los muchos aspectos de la vida que se han visto afectados por la pandemia. Las relaciones familiares también se han visto afectadas por bloqueos, turbulencias económicas y las consecuencias de enfermarse. Muchos en los países que se vieron muy afectados por las primeras oleadas de infecciones y muertes en la primavera dicen que sus relaciones familiares se han fortalecido. 

 

*Publicado en ReL