Imprimir
Categoría: Embarazo
Visitas: 3856

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
22.02.2005

 

 

Cuando las circunstancias obligan a los padres a delegar el cuidado del bebé, hay que saber elegir a quién confiarle esta gran responsabilidad. La pregunta es: ¿Se busca una institución o se deja al niño bajo el cuidado de un familiar o una empleada? Aunque la casa es el lugar que más le conviene a un bebé y los padre son sus mejores niñeros, este “lujo” parece estar reservado a muy pocos bebés hoy en día. Aquellas madres que trabajan, por lo general no pasan más de los tres primeros meses con lo niños. Esta situación crea una gran tensión en los padres y los deja en una encrucijada: ¿Cómo elegir a la persona que pasará la mayor parte del tiempo con el bebé?

 

He aquí las alternativas más comunes, sus ventajas y desventajas:

 

Familia, amigo o vecino: Es una opción económica y en principio confiable, especialmente si el niño permanece en su propia casa. Sin embargo debido a la familiaridad con estas personas, usted debe dejar muy en claro (ojalá por escrito) todos los cuidados que debe recibir el bebé y un horario con su rutina. Desde el trabajo verifique con frecuencia cómo van las cosas.

 

Empleada del servicio doméstico: Si además de limpiar, cocinar y desempeñar otros oficios, debe cuidar al bebé, esta no es una buena idea. Un niño antes de los 2 años requiere atención y afecto permanentemente. Pero si usted no tiene más alternativa, conviene que le dé una capacitación profesional a su empleada para que aprenda ejercicios de estimulación sobre las etapas de crecimiento y aprendizaje del niño etc. Además déle instrucciones para que se ocupe más del niño y menos de los asuntos domésticos. Recuerde que éstos últimos son postergables, pero el crecimiento del bebé no puede detenerse.

 

Enfermera especializada en bebés: Aunque se contrata para que esté con el bebé todo el tiempo, sus estudios y conocimientos no garantizan que ella le dé al niño todo el amor y afecto que éste necesita. Así que tómese todo el tiempo necesario para conocer su calidad humana y afectiva antes de contratarla.

 

Guarderías con sala cuna: Si sabe elegirla, la guardería le proporciona a usted la seguridad de que el bebé tendrá una buena atención. Algunas empresas, concientes de la importancia de que la madre esté cerca al bebé, ofrecen este servicio en sus propias instalaciones, permitiendo que la madre pase algunas horas con el bebé en sus descansos laborales.

 

Como es de esperarse, las guarderías se deben elegir solo si existe una necesidad real de sacar al bebé de su hogar, pues como dijimos anteriormente, este es el mejor lugar para él. La guardería no puede ser un lugar donde los padres delegan sus funciones y responsabilidades por comodidad pues esto puede ir en contra del niño en vez de proporcionarle bienestar.

 

Pautas para elegir una niñera:

 

- Recuerde que ante todo, un bebé necesita el tiempo de los padres tanto en calidad como en cantidad. Así que si por razones de fuerza mayor necesita delegar el cuidado del bebé a otra persona, tanto papá como mamá deben recuperar el tiempo perdido en los ratos que están en casa. La función de padres es intransferible y la crianza del niño es especialmente de papá y mamá.

 

Es importante que a cada hijo se le dedique un tiempo exclusivo, especialmente durante los primeros 24 meses de vida.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)