Imprimir
Categoría: Embarazo
Visitas: 3214

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
15.09.2008

 

 

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer cambia de manera dramática. A medida que el vientre aumenta de volumen, comienzan las molestias físicas y el peso hace que se adopten malas posturas en actividades como caminar, sentarse y agacharse. Por esto es indispensable adoptar una rutina de ejercicios durante los nueve meses de gestación que prevengan molestias y dolores y hagan de esta etapa un momento placentero y feliz.

 

Los problemas más usuales durante el embarazo son:

 

 

La postura y las actividades diarias

 

Caminar, sentarse y levantarse, son acciones difíciles durante el embarazo por el peso del bebé y el volumen del cuerpo. Realizarlas incorrectamente aumenta la tensión en el abdomen y la espalda. Una buena postura es importante en cualquier momento, pero durante el embarazo es determinante para el bienestar de la materna.

 

Una mujer embarazada se fatiga fácilmente, y el descanso en los últimos meses del embarazo resulta esencial. A partir de las 34 semanas, y antes si es posible, intente reposar de 30 minutos a una hora, preferiblemente después de cada comida. Si le resulta difícil acostase durante el día, procure descansar en lo posible con los pies en alto.

 

La práctica de la buena postura todo el tiempo del embarazo ayudará a evitar el excesivo esfuerzo de la espalda y del estómago. He aquí unos consejos que ayudarán a evitar molestias por malas posturas:

 

 

Ejercicios para la base de la pelvis

 

Durante el embarazo, los músculos de la pelvis deben trabajar más de lo normal, ya que soportan el peso del bebé en desarrollo. Es muy importante aprender a contraer estos músculos durante el embarazo si se quiere mantener su elasticidad después del nacimiento. Estos son algunos ejercicios esenciales durante los meses de gestación:

 

Problemas de circulación

 

Durante el embarazo, el peso del feto puede presionar sobre las venas principales de las piernas, en la ingle, causando una circulación mala o lenta.

Pueden presentarse cualquiera de los síntomas siguientes:

 

Estos ejercicios aliviarán la circulación en general:

 

1. Caminar es el mejor ejercicio de todos para ayudar a prevenir los problemas de circulación. Deberías procurar hacer caminatas al aire libre.

2. Cerrar con fuerza los puños. Estirar todos los dedos con fuerza. Repetir a menudo este ejercicio para aliviar los dedos hinchados. Si los anillos le aprietan o se ponen rígidos, consultar al médico.

3. Con los talones apoyados sobre el suelo, doblar los pies hacia arriba desde el tobillo. Doblar los pies hacia abajo y repetir el ejercicio a menudo durante el día.

4. Con los talones apoyados sobre el suelo, meter  con fuerza los dedos de los pies. Estirar los dedos de los pies, y repetir.

5. Con los talones sobre el suelo, mover los pies realizando pequeños círculos. A continuación, girar los pies hacia fuera, durante varias veces.

 

Fuentes: Revista Samborondon de Guayaquil y capitannemo.com.ar

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Joomla SEO by AceSEF