Imprimir
Categoría: Hogar y Familia
Visitas: 620
estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

LaFamilia.info - 09.12.2019

 

 

 

El salón es una de las estancias principales de cualquier hogar. En él nos relajamos y pasamos gran parte de nuestro tiempo de ocio y descanso. Con un pequeño cambio en su decoración, conseguir que se convierta en un lugar bonito y acogedor es sencillo y muy gratificante. 

 

Una estancia multiusos 

 

El salón es la estancia de la casa que más se utiliza y en la que más actividades realizamos. En esta recibimos a las visitas y nos reunimos toda la familia para pasar tiempo juntos y compartir momentos de ocio. También es el lugar en el que nos relajamos cuando estamos solos y queremos leer o disfrutar del tiempo libre del que disponemos.  

 

A todos nos gusta tener una casa bonita que refleje nuestra personalidad y nuestros gustos. No obstante, no siempre somos capaces de lograrlo. Pero debemos saber que decorar el salón es más sencillo de lo que creemos. Poner en práctica algunas ideas para decorar un salón como renovar los textiles, decorar las paredes o realizar algún pequeño cambio en el mobiliario nos brindará un espacio único digno de cualquier revista o blog de decoración. 

 

El color, elemento clave

 

El color es un factor muy importante a la hora de decorar cualquier estancia de la casa. Si queremos pintar las paredes de nuestro salón, es vital que tengamos en cuenta la gama cromática a utilizar. A la hora de elegir cómo pintar el salón, optar por colores que nos proporcionen una base neutra y serena es la mejor opción.

 

Pintar las paredes de blanco o grises neutros nos darán un lienzo sobre el que poder poner muebles y elementos decorativos sin tener que preocuparnos si casarán con el color de las paredes o no. 

 

Si preferimos los colores intensos, pintar una de las paredes de la estancia de un tono intenso (como el gris antracita) que la diferencie del resto de paredes blancas) proporcionará un efecto visual muy interesante además de darle un toque atrevido. 

 

Antes de pintar toda la habitación, haremos una pequeña prueba en una de sus paredes para verificar que el color que deseamos aplicar es el correcto. 

 

Las ventanas,  fuente de luz natural

 

Las ventanas son una parte imprescindible de nuestro hogar. A través de ellas obtenemos la iluminación natural que llena de vida cada recoveco. Vestirlas con cortinas o estores les dará un toque especial y completará la decoración del salón.

 

Los estores y cortinas en tonos neutros son una elección acertada pero si los preferimos estampados o con color, deberemos tener en cuenta el resto de complementos decorativos del salón (cojines, alfombras,...) para evitar combinaciones que no queden bien.

 

Hoy en día, existen cortinas y estores (opacas o translúcidas) en todas las medidas y composiciones. Materiales naturales como el lino les dan un toque muy cálido y elegante durante todo el año. 

 

Rincones especiales, aprovechar cada centímetro

 

¿Qué tal diseñar un rincón de lectura en el salón? ¿O una zona de trabajo o estudio en ese ángulo que hasta ahora permanece vacío y sin personalidad? Crear un lugar especial que, además, sea funcional dentro del salón nos hará disfrutar de todas sus posibilidades.

 

Una cómoda butaca con una lámpara de pie y una pequeña alfombra o un escritorio con una silla de diseño atrevido transformarán esa zona, hasta ahora inutilizada, en la preferida de la casa. 

 

Butacas y sofás, un lienzo en blanco

 

Además de cómodos, los sofás y las butacas que amueblan nuestro salón son una base muy interesante con la que podemos trabajar para cambiar la decoración. Combinar cojines en diferentes medidas y tejidos y utilizar mantas y plaids, además de servirnos para darnos confort los ratos de relax y de descanso, darán una nueva vida y un acento de color que enriquecerá todo el conjunto.

 

Utilizar cojines con estampados y colores que resalten la tapicería del sofá o plaids es una manera sencilla y muy económica de decorar nuestro salón. 

 

Paredes y muros, una galería de arte en casa

 

Las paredes nos pueden ayudar a cambiar la imagen del salón drásticamente. Como hemos visto, pintar una pared de un color intenso y dejar el resto en blanco, puede ser una buena idea para darle personalidad a esta estancia. 

 

Además, utilizar elementos decorativos que capten la atención del ojo humano es un recurso muy interesante si queremos que nuestro salón no deje indiferente a nadie. Crear nuestra propia galería de arte con lienzos y marcos de diferentes tamaños es una buena idea.

 

Si incluímos en el conjunto un espejo, un tapiz de estilo bohemio, una máscara de madera tribal o, incluso, un plato de fibra vegetal o madera, lograremos una pared llena de personalidad y encanto. La clave: que el conjunto posea simetría. 

 

Suelos, vestirlos con mimo

 

En épocas de frío, las alfombras son el gran aliado de nuestros suelos. Además de protegerlos, aportan calidez  durante los días más fríos del año. Alfombras con estampados étnicos, de fibras naturales, de estilo nórdico, tipo kilim, … son tan sólo algunas de las opciones más actuales que podemos utilizar para nuestro salón.

Poner alfombras en la zona de sofás o bajo una mesa y, para los más atrevidos, decorar con alfombras superpuestas en varios tamaños, es una modo muy chic de decorar nuestros suelos. 

 

Lámparas y focos, la estrategia de una buena iluminación

 

Crear puntos de luz en lugares estratégicos de nuestro salón como sobre una mesa, una librería o una zona de lectura es importante a nivel decorativo y  funcional. Elegir las lámparas y otros elementos de luz de nuestro salón en sintonía con el estilo que deseamos darle, reforzará su carácter estético.  Lámparas de estilo industrial, de fibras naturales, estilo shabby chic,… las opciones son variadas y más que interesantes. 

 

Decorar con elementos naturales, la nueva tendencia

 

En los últimos años hemos visto como la composición y la decoración floral se ha convertido en un must para quienes disfrutan decorando espacios. Un jarrón con flores frescas, una planta de interiores que de un acento de verde o unas ramas de eucaliptus o almendro dentro de una damajuana, traerán la naturaleza a nuestro hogar. 

 

El atrevimiento, pieza imprescindible 

 

Mezclar, probar, equivocarse, volver a probar y, finalmente, acertar. Cuando nos decidimos a cambiar y renovar la imagen de una estancia, no siempre logramos ese estilo que queremos a la primera. Atreverse e intentarlo es el primer paso para lograr que nuestro salón adquiera esa personalidad única que queremos para él. Combinar tendencias, tejidos, colores, texturas,… Todo vale si el resultado final es el que nosotros queremos. 

 

Nórdico, vintage, industrial, shabby, country… El estilo que buscamos para nuestro salón nos espera.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Joomla SEO by AceSEF