Imprimir
Categoría: Blog Luisa Fernanda Marín
Visitas: 5360

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Luisa Fernanda Marin - Blogs LaFamilia.info
21.07.2014

 

 

 

Tengo 35 años, de los cuales 6, me he dedicado a la maternidad. Hoy tengo 3 hijos: Samuel de 6 años, Isabella de 3 años y Sabina de 15 meses. Nunca pensé que estar en casa todo el tiempo me iba a realizar como persona. En mis épocas de universidad siempre soñaba con ser una periodista internacional y viajar por todo el mundo como reportera. Yo, ¿mamá en casa? ¡Jamas!, decía.

 

Con los años, Dios me ha mostrado que es en mi hogar, al menos por ahora, como puedo desplegar lo mejor de mí y que han sido precisamente mis hijos quienes me han ayudado a madurar. Mientras más los conozco, más me conozco. Son ellos quienes me han forjado mi carácter y me han sacado de mi comodidad cuando la vida me cuesta.

 

20142107blogluisa

Hay días donde quiero salir corriendo de mi casa y decir: ¡No puedo más! Prefiero el trabajo de una oficina que el estar limpiando pañales, haciendo comidas, escuchar berrinches y demandas. Este rol no es para toda madre, y bueno hay muchas que quisieran compartir más con sus hijos pero las condiciones económicas no se lo permiten.

 

En estos 6 años de estar en casa, he aprendido como en todo trabajo que "la práctica hace al maestro", la experiencia de mis dos primeros hijos me ha dado una mayor confianza y alegría de educar a mi tercera hija. Descubrir que aunque la rutina es algo que les da seguridad a los hijos, el amor y el compartir con ellos día a día es lo que les llena de plenitud su alma. Ellos no piden padres perfectos, piden simplemente mamás y papás que estén ahí para ellos.

 

Hoy fue uno de esos días donde las demandas de mis hijos eran mayores a mis capacidades, a tal punto que con franqueza le dije a mi hijo mayor: si estás aburrido busca que hacer, no puedo yo resolverte el problema. Hay veces hay que dejar que los hijos busquen por sí mismos lo que desean, pues es en estos momentos cuando ellos comienzan a descubrir su propio ser, su propias pasiones. Quiero educar a mis hijos en independencia, en darles herramientas para la vida, que cuando yo no esté, ellos puedan valerse por sus propios medios y darse cuenta de lo que quieren, hacia dónde van y para qué son buenos. Esto obviamente toma tiempo, ahora trabajo mucho para que se vistan solos, se laven los dientes, aprendan a servir una mesa, cosas simples que se aprenden en casa. Sin duda, los colegios cumplen un gran rol de apoyo para nosotros los padres, pero es en la casa donde se forjan principalmente los valores y las virtudes. Donde se aprende a compartir, amar y servir y es ahí donde mi rol como madre cobra sentido. Soy yo, junto con mi esposo los responsables de este futuro o futura persona, ciudadano, empleado, mamá, papá, etc. Como decía San Juan Pablo II "Es en la familia donde se fragua y define el destino de la humanidad".

 

Percibo un gran afán de muchos padres por darles de todo a sus hijos no solo cosas materiales sino llenarles el día con todo tipo de actividades, y sin mentirles mis hijos disfrutan más cuando juego con ellos en el piso o cuando les leo un cuento en cama, que la actividad extra que tu estabas pensando. Es importante estar en sintonía con nuestros hijos, pues cuando conocemos a nuestros hijos sabemos de fondo lo que necesitan. Las madres tenemos un sexto sentido que no se puede comparar con ninguna sicóloga y si bien, hay veces será necesario buscar ayudas externas, no hay que subestimar la sabiduría que cada mamá tiene de conocer a su propio hijo. Somos precisamente nosotras las madres, las que tenemos la gran misión y responsabilidad de forjar el alma de nuestros hijos y dejar huella de lo que serán en un futuro.

 

***

 

luisablogLuisa Fernanda Marín

Comunicadora Social y Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia. Ha trabajado en el portal Colegios virtuales y como Coordinadora del proyecto Código de Acceso del periódico El Tiempo y la Fundación Antonio Restrepo Barco. En el 2006 emigró a Nueva Zelanda donde terminó un diplomado y un posgrado en el área de Gestión Humana en la Universidad de Canterbury. Actualmente es madre de tres hijos y ciudadana Neozelandesa. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Ver más artículos de este autor

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Joomla SEO by AceSEF