Imprimir
Categoría: Amor y Matrimonio
Visitas: 7810
Eugenia Tamez - masalto.com
 
02.11.2009
 

 

Los hijos se han ido ya, los trajimos al mundo y los vimos nacer, crecer y madurar; ahora han tomado su camino. Estamos solos, tú y yo, como al principio. Volver a encontrarnos es una nueva aventura a pesar de que ya no estamos tan nuevos como cuando todo comenzó.

 

¿Sabremos estar a solas otra vez? ¿Qué haremos ahora si no tenemos a quien educar, corregir y atender durante el día? ¿Cómo será ahora nuestra relación? ¿Qué nos depara la vida?

 

Sin duda, muchas parejas que se han quedado con el nido vacío se han cuestionado éstas y otras preguntas. Se enfrentan con cierto temor a una nueva etapa de su matrimonio. Los cambios que además enfrentan por la edad, añaden misterio a lo que vivirán de ahora en adelante.

 

Es ahora cuando todo lo bueno que sembraron con los años en su relación de pareja empezará a dar resultados. Si el amor, la comunicación, la confianza, la fidelidad entre otros elementos, formaron las bases sólidas en las cuales su matrimonio descansa, sus temores e inquietudes pronto encontrarán respuesta.

 

¿Qué resultados vemos en los esposos que sembraron amor durante todos los años de matrimonio y ahora se encuentran solos de nuevo?

 

 

Joomla SEO by AceSEF