estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

Por LaFamilia.info - 29.09.2019

 

Foto: Freepik

 

Aunque en la adolescencia los hijos ya deben atender sus propias responsabilidades y asumir con autonomía y compromiso sus deberes escolares, los padres no podemos desentendernos aún del tema académico; en esta edad es muy importante que los hijos cuenten con nuestro apoyo y acompañamiento.

 

A continuación, te damos 5 tips para apoyar a tus hijos adolescentes en los asuntos escolares:

 

1. Ofrécele la ayuda de un profesor particular

 

Muchas veces los chicos necesitan preparar un examen importante, realizar una tarea puntual, aprender un idioma extranjero, reforzar algunos temas que nosotros como padres no tenemos el conocimiento o no contamos con el tiempo (es una realidad que las exigencias actuales y las largas jornadas laborales, impide que los padres dispongan del tiempo necesario para ayudar a los hijos en sus tareas escolares). Por eso, para cualquiera de estos casos descritos, es recomendable buscar la ayuda de un profesor particular, así podrá trabajar con nuestro hijo de forma personalizada y le brindará todos los elementos para la necesidad específica.

 

Debemos tener en cuenta que los temas a tratar por parte del profesor particular sean complementarios a los que se desarrollan en el colegio, así evitaremos confusiones.

 

2. Identifica si tu hijo estudia de manera adecuada en casa

 

Buena parte del rendimiento escolar de los chicos depende del trabajo que realizan en casa. Así que los padres debemos desempeñar un papel de acompañamiento y guía, pues está claro que no debemos realizar las tareas ni los trabajos por ellos, ya en la adolescencia debemos dejarles que adquieran autonomía y responsabilidad. Lo que sí debemos hacer es supervisar e identificar si nuestro hijo tiene buenos hábitos de estudio, es muy común encontrar adolescentes que no saben estudiar.

 

Por ejemplo, asegúrate que tu hijo estudie con varios días de antelación para el examen y no la víspera; que estudie en un lugar apropiado y no acostado en la cama; que tenga buena iluminación; que no estudie con hambre, ¡pues así nadie se concentra!; y por supuesto que no tenga distractores a su alrededor: música, pantallas, buya, etc.

 

3. Enséñale a manejar el tiempo efectivamente

 

Algunos chicos cometen errores a la hora de usar bien el tiempo y distribuirlo entre los diferentes quehaceres, pues no tienen los criterios para organizar el trabajo, además suelen distraerse fácilmente con los móviles, la tele o los videojuegos. En este punto es aconsejable sentarse con ellos y elaborar un horario en el que se encuentren los tiempos de estudio, tiempos de descanso, de alimentación, de ocio... Así será más fácil para ellos organizarse y les servirá de guía, de “mapa” de trabajo.

 

4. Motívalo para que aprenda y comprenda

 

Enséñale a estudiar para comprender y no para memorizar. Por ejemplo, aprenderse las lecciones de memoria sin entender realmente lo que está diciendo. El verdadero estudio demanda mucho más esfuerzo; es decir, ser capaz de explicar los conceptos sin tener la instrucción a la mano, comprender lo que se lee, ser capaz de aplicar la teoría en un ejemplo práctico, usar otros ejemplos del mismo concepto, hacer asociaciones, saber aplicar lo aprendido en otras áreas, etc. Así que tenemos una importante misión: debemos motivar a los hijos para que desarrollen una actitud que vaya encaminada a la búsqueda del saber y no sólo para obtener una buena nota.

 

5. Oriéntalo en las tareas

 

Orientar no es decirles qué deben hacer ni cómo, sino proporcionar a nuestro hijo adolescente una información acerca del tipo trabajo y de los recursos que necesita, de modo que él mismo deduzca el tipo de proceder y marque su propio estilo de trabajo.

 

Como hemos repetido en varias oportunidades, debemos lograr que los chicos asuman la parte académica como una responsabilidad que les compete a ellos, y no deben depender de la guía del adulto para hacer o no sus tareas.

 

Por tanto, una buena forma de guiarles y ayudarles a establecer claridad y orden en sus estudios es hacerles preguntas tales como: ¿Qué tareas o trabajos tienes para esta semana o para hoy? ¿Cuándo vas a hacerlos? ¿Cómo vas a hacerlos? ¿Necesitas alguna ayuda extra? ¿Necesitas que le consultamos a alguien más? Así les estamos dando la pauta pero son ellos los que se encargarán del procedimiento.

 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme