LaFamilia.info
27.08.2009
 

Con objeto de que los niños valoren la importancia de conservar la delicadeza, la ternura y la comprensión en el trato con los demás, es vital:

  • Enseñar con el ejemplo que la delicadeza constituye el mejor modo de ganarse el aprecio, la amistad y el amor de quienes nos rodean.
  • Alentar el respeto al prójimo y, en particular, a las personas ancianas o especialmente vulnerables.
  • Inculcar la idea de que la crispación y la violencia no están justificadas en ningún caso y no contribuyen a resolver los problemas.
  • Argumentar que la ternura es una muestra de madurez, autocontrol y fortaleza, mientras que la cólera oculta una enorme inseguridad y temor.
  • Recordar que si tratamos con ternura y comprensión a quienes nos rodean, también ellos respetarán y aceptarán nuestras opiniones y comportamientos.
  • Insistir en que es mejor callar antes que pronunciar una frase insultante o un gesto irrespetuoso.
  • Inclinarse por la comprensión y la tolerancia como actitudes para garantizar la convivencia pacífica.

 

Del libro “Pequeña Guía de los Valores Humanos”, Leslie Rosen, Ediciones Robinbook, 1998.

 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2020 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme